5 jun. 2011

Los desplazados (Parte 3: Posible destino)


 El número de los desplazados norcoreanos que no querían caer en el pozo de la muerte más cruel y para que sus identidades no sean olvidadas aumentó grandemente durante los años 1997 y 1998. En varios estudios que se hizo sobre "la situación de los refugiados norcoreanos y sus derechos", analizado en más de 2.400 de los pueblos alrededor de la frontera entre China y Corea del Norte, se dio la estimación de los números de los desplazados entre 200 mil y 300 mil personas. 

 Casi el 75% de los refugiados son mujeres. Ellas tienen más riesgo de caer en la red de la prostitución y de la venta de órganos de manera ilegal, mientras los hombres tienen más riesgo de ser víctima de la discriminación laboral sólo por tener la nacionalidad North Korea y de la violencia gratuita. Una vez llegados a China los norcoreanos, que no disponen de documentación requerida y obligatoria para residir legalmente en China, son amenazados constantemente por las autoridades chinas o por las habitantes chinos de ser devueltos a Corea del Norte. 

 Así que muchos se refugian en una de aquellas inmensas montañas chinas y evitan bajar a las ciudades o a los pueblos para que no sean descubiertos y devueltos a Corea del Norte ya que su devolución sería la inminente tortura (o "reeducación inflexible") y ejecución por parte de las autoridades norcoreanas por "traición a su propia nación". Esto no sólo afecta a la víctima sino también a sus familiares más indirectos. Actualmente, en los campos de concentración, miles de familias de aspectos candorosos trabajan con sus cuerpos frágiles viendo cada momento el cielo cubierto de nubes tóxicas. 
Publicar un comentario