20 jun. 2011

Los desplazados (Parte 11: La incomunicación)


 Parece mentira pero en algunos países tan cercanos territorialmente pueden tener una diferencia cultural de forma abismal. La falta de comunicación por el obstáculo del idioma es constante para los desplazados norcoreanos recién llegados. Cuando pisan el territorio chino, además de mirar de manera consecutiva aquellos enormes rascacielos puestos desde no hace mucho, uno no puede realizar actividades cotidianas como comprar comida en una tienda o hablar por el teléfono. Nunca habían aprendido el chino y sólo algunos han sabido decir: ¡ni hao!

 Sólo los vendedores que tienen permisos especiales para viajar a China y a vender mercancías, por razones obvias, han podido hablar el idioma fluidamente. Pero para los desplazados, además de la preocupación de como arrancar sus vidas a partir de la llegada al territorio chino, tiene otras preocupaciones como aprender el idioma o adaptarse al estilo de vida chino. Sólo una minoría se queda en China y consiguen formar parte de la sociedad china, pero la gran mayoría recorren miles de kilómetros para buscar refugio en otros países como Japón o Corea del Sur, por sus estilos de vida es mucho más similar que la suya. 

 Nota: Por parte de China, se debería adoptar medidas sociales para la integración de los desplazados norcoreanos pero aquel deber, por ahora, parece no ser posible. 
Publicar un comentario