31 dic. 2013

Según Habermas


 Leí hoy en un artículo en coreano sobre la función y la capacidad que debería de tomar Corea del Sur en caso de que la reunificación fuera un acontecimiento repentino. De un día para otro. Y la mejor forma de debatir este asunto fue un diálogo informal entre el periódico y el reconocido sociólogo alemán Jürgen Habermas. Según él, la unión entre las dos Coreas abrirá un paso importante a nivel socioeconómico en la zona de Asia-Pacífico durante varias décadas. Pero también da un consejo claro. A pesar de que pueda haber voces que no parecen estar de acuerdo por el temor que pueda ocasionar la desestabilización económica a corto plazo hay que tratar de convencerles si se trata de una idea que llevan esperando desde hace décadas. 

 Y otro consejo que da el sociólogo es que Corea debería aprender de Alemania si quieren estabilización en la zona. Es muy probable que haya confusión e inquietud entre los habitantes y países vecinos (especialmente con China y Japón) que con más de sesenta años, la brecha de la diferencia cultural ha sido demasiado amplia. Dependiendo de la buena gestión del gobierno surcoreano esas desigualdades pueden reducirse. El posterior diálogo es muy importante para entender a los que hace poco fueron sus enemigos y sería, quizá, pueda ser el único camino hacia la comprensión y el perdón. 

 Nota: Las estadísticas no nos dan buenas noticias respecto a la pregunta de que si es necesario la reunificación de Corea. Un poco más de la mitad de los encuestados opinan que no. Que la unión repentina podría llevar consecuencias no muy beneficiosas en la economía del país. 

28 dic. 2013

Sin materiales


 Sus manos empezaban a estar ocupadas durante los primeros días de invierno. El kimjang (el proceso de elaboración de kimchi) era visible en cada vecindario de las ciudades y pueblos de Corea del Norte y Corea del Sur. En su mayoría, mujeres y niños, intercambiaban conversaciones cotidianas mientras que sus manos manchadas de salsa de pimiento rojo rellenaban cada parte de la col chino o nabos. En Pyongyang, parecen felices las amas de casas comprando verduras en los mercados del barrio. Pero no en otras ciudades norcoreanas. Aunque en Rason, la venta de col chino es ferviente la falta de materiales adicionales dificulta la buena preparación del kimchi.

 En los hogares coreanos más allá de la capital del país, los ingredientes que disponen son nabos de dudosa procedencia y algo de sal. Amasan pero ya piensan que el resultado era el mismo: un kimchi demasiado salado que su propio paladar podría rechazarla inmediatamente. Los miembros de la familia preguntan si hoy tampoco tan podido conseguir la salsa de pimiento rojo. Se llevan una decepción pero no es culpa de la madre que ha hecho todo lo posible para intentar adquirirlo. Parece que las sonrisas que se comparten durante el kimjang tendrán que reservarlo hasta que lleguen tiempos mejores. Quizá el siguiente año o el próximo.

 Nota: El kimjang fue declarado por la UNESCO como uno de los Patrimonios Inmateriales de la Humanidad presentada por Corea valorando el compromiso de la calidad del alimento representativo con un alto valor nutritivo y el fomento de la comunidad entre las personas.   

22 dic. 2013

La supervivencia asegurada


 Cuando la hambruna azotó todo el territorio norcoreano, las familias necesitaban escapar de la muerte que cada vez se acercaba más hacia ellos. El reparto de alimentos no se distribuyó de un día para otro y los habitantes tenían que aprender de forma autodidacta el funcionamiento básico del mercado. Comenzaron a vender en una esquina, frutos apresurados de sus habilidades como tortillas de maíz o caldos hechos con arroz y plantas medicinales. Algunos incluso sacaron cosas de su casa y empezaron a comercializarlas sin poder definir adecuadamente un precio a cada uno de ello. 

 Los militares tampoco reaccionaron ante la expansión de estos mercadillos. Algunos incluso colaboraron para intentar ganar la confianza de las señoras para tener al final de día una sopa caliente. Un suceso significativo en Corea del Norte ocurrió que incluso el régimen tuvo que dar el visto bueno a esta actividad para evitar una catástrofe humanitaria en el país. Pero por consiguiente, llegaron la pelea entre los comerciantes novatos para ocupar los mejores sitios del mercado y los sobornos para los que se ocupaban de la vigilancia. 

 El mercado sigue siendo muy activo en Corea del Norte. Es posible encontrar cualquier tipo de productos. Aunque hay límites. Está totalmente prohibido vender cosas hecho en Corea del Sur y Estados Unidos. Eso supondría la detención inmediata y encarcelación en los campos de concentración. Solamente cosas importadas de China. Aunque la particular "apertura" del mercado cambió a partir de los años noventa el estilo de vida entre los ciudadanos norcoreanos ligeramente, eso no significó la disminución de la hambruna. El reparto diario de arroz descendió hasta unos 250 gramos por persona durante la era de Kim Jong-Il. Y vio como un segundo capítulo de la hambruna empezaba a asomar en la siguiente década. 

19 dic. 2013

¿Transformación a la vista?


 Las críticas no paran hacia él. Aquel hombre llamado Jang Song-Taek es desaparecido por la maniobra del actual líder norcoreano Kim Jong Eun. Ante la atrocidad repentina, los otros militares que ocupan en la élite política no dejan de alabar al joven mandatario para conservar sus vidas. Y los habitantes están divididos en la opinión cautelosa. Pero casi la inmensa mayoría no para de mostrar su enfado ante la nueva operación de Kim. La cuestión es China, que si en las redes sociales como Weibo ya están parodiando su política, el gobierno poco a poco se aleja del régimen norcoreano haciendo olvidar su pasado relación de hermandad ideológica. 

 Aunque se ve difícil una revolución por parte de los débiles ciudadanos o una repentina sedición de los militares, la desestabilización del régimen es más que visible con estos sucesos pasados a pesar de que Kim declara que la unión del país (o de sus seguidores) es intachable. El nerviosismo sigue en las principales instituciones administrativas en Pyongyang y parece sentir aquella extraña sensación de que algo va a explotar. Con lo ocurrido, la gente pregunta si habrá una transformación a la vista. La respuesta puede ser que si o directamente un no. Todo eso se pensó cuando Kim Jong-Il ocupó el cargo en 1994 pero el cambio no ocurrió y el hermetismo continuó.

 Se escucha que Jang fue fusilado y abandonado por Kim Jong Eun porque éste pensaba en realizar pruebas nucleares como elemento fundamental para amenazar, por enésima vez, a la comunidad internacional. Pero el ya desaparecido se opuso a su propuesta y sugirió ligeramente establecer un mercado abierto con el fin de atraer inversiones extranjeras. Sumamente molesto, le acusó de ser mujeriego y poco respetuoso con el socialismo y le quitó la etiqueta de número dos del régimen norcoreano y en días posteriores le ejecutó. La situación actual en Corea del Norte está embrollado pero aparentando tranquilidad. Mientras tanto, el Ministerio de Defensa surcoreano prevé un ataque sorpresa militar del norte a principios del próximo año...

15 dic. 2013

La necesidad de descubrir


 Ya es la hora. A cientos o quizá miles de familias norcoreanas les tocará dar paso a la oscuridad en sus hogares para disfrutar de su afición peligrosa. Las mantas son unas herramientas fundamentales para evitar la vigilancia abusiva de los funcionarios nocturnos del régimen y preparar la programación favorita. Es un momento donde empiezan a descubrir una sociedad distinta a la suya y echarse unas risas viendo a sus actores o presentadores preferidos. Se sorprenden ante la simpatía y la naturalidad de los "vecinos" del sur. Adultos y niños. Todos juntos. Si alguien toca sus puertas inesperadamente, la manta empieza a actuar como un escondite de libros y discos de origen surcoreano que había importando ilegalmente desde China.

 Casi todos los habitantes que disponen de una televisión en casa, sean de blanco y negro o de color, recibieron dicha máquina por los pasados cumpleaños de los líderes ya desaparecidos. Hace algunas semanas, se dio la noticia de un grupo de personas que fueron ejecutados solamente por tener en sus casas, DVDs que contenían series de éxito surcoreanas y canciones actuales de grupos jóvenes que empiezan a influenciar sus ritmos en otros continentes. Fueron acusados de desobedecer las leyes de Corea del Norte y "contaminar" las ideologías capitalistas. Y ya al día siguiente fueron fusilados teniendo al público que les observaba que quizá eran sus clientes y que en días posteriores cogerán la manta y empezarán a ver el siguiente capítulo de su serie favorita.

 Nota: Para el régimen norcoreano, es considerado como un peligro la cultura surcoreana reciente pero vertiginosamente floreciente que dio la orden de encarcelar de forma inmediata a todos aquellos que tengan algún tipo de objetos provenientes de Corea del Sur. 

12 dic. 2013

El incesante desconocimiento

Imagen tomada por la agencia Reuters

 La incertidumbre no para estos días en la Asamblea Suprema de Pueblo. El hasta ahora todopoderoso Jang Song-Taek se ha convertido en un hombre "débil" de un día para otro y las personas acusadas de traicionar a la patria que lo único que hicieron fue obedecer a las leyes del país, fueron ejecutados sin juicio alguno o desaparecido obligando a estar, como destino final, en los campos de concentración. El recorrido de la sangre es virulento en la élite política del país y todos los miembros del Partido de los Trabajadores miran de reojo a sus camaradas para intentar sobrevivir de la rivalidad cuando un nuevo líder se sienta en lo más alto del poder. 

 El diario Rodong, un periódico que no muchos pueden acceder, sigue alabando a Kim Jong Eun y su maniobra de eliminar a aquellos que presuntamente han violado la dignidad de la patria socialista. Un gran parte del pueblo siguen sin saber de estas noticias. Habían oído de Jang Song-Taek pero desconoce sobre su condición actual. Ellos siguen preocupados en como obtener alimentos diariamente mientras que son ignorados por el régimen norcoreano. Posiblemente ellos no sabrán nunca de las noticias que en los medios de comunicación de otros países se están contando hasta que se escapen por voluntad propia. El desconocimiento absoluto reina en Corea del Norte. Por la imposición de aquellos que quieren evitar que se sepan verdades entre los habitantes. Ya que al fondo, creo que malhechores temen como podrían reaccionar el pueblo ante esta situación. 

9 dic. 2013

Son vigilados


 A pesar de que hayan llegado salvos a Corea del Sur, para ellos el primer obstáculo que tienen que superar es la adaptación en una sociedad totalmente distinta a la suya. Pero, de repente, tienen que afrontar una clarividencia extraña. Han oído que a los refugiados norcoreanos les vigilan detrás de la frontera, los férreos del régimen. No saben como pero parece que lo sienten. Las organizaciones que ayudan a los que vienen de Corea del Norte atravesando China, percatan de las amenazas consistentes de la élite política utilizando a los familiares de los refugiados que siguen residiendo en el país. Entonces, los que llegan no les queda otra opción de utilizar nombres ficticios para proteger, de lejos, a su familia o esperar que llegue lo más rápido posible la reunificación. 

 Para algunos, en casos extremos, la presión les puede y acaban volviendo clandestinamente a Corea del Norte para estar junto a la familia. Por ejemplo, hubo el caso de un hombre de unos cincuenta años, enfermo terminal de cáncer, que pensó en volver al territorio de Kim Jong-Eun para cumplir la última promesa de ver a sus hermanos y padres antes de morir ya que era pesimista en el tema de la reunificación acelerada. Sin saber el trato posterior que probablemente recibirá por el régimen norcoreano. De forma unánime, cuenta que su encarcelación en los campos de concentración, desgraciadamente, está garantizada y que eso agravaría su condición física. 

4 dic. 2013

La esperanza


 Anteriormente os había contado que la Comisión de Derechos Humanos de las Naciones Unidas comenzó definitivamente la investigación sobre la grave violación de derechos humanos en Corea del Norte. La colaboración de los refugiados norcoreanos ha sido fundamental para iniciar el proceso. El experimentado australiano en la materia de Derecho Internacional Público Michael Kirby lidera actualmente la averiguación jurídica lo que desató el enfado inmediato del régimen norcoreano tachando de falacia la evolución que se está realizando.

 Aún debemos esperar durante años hasta que la Comisión diga que sí existe una violación grave de los derechos básicos pero el camino está yendo por buen camino. Siempre decimos que la esperanza es lo único que se pierde. Puede ser que esta sea una gran oportunidad para frenar la muerte, la tortura física y emocional injusta de cientos de miles de personas que siguen encarcelados en los campos de concentración. En el vídeo se puede ver la crueldad existente dentro de aquellos sitios secretos, donde la maldad tiene mayor poder usando como títeres a soldados obligados a ejercer los peores atentados contra la humanidad.

 En las imágenes, se pueden apreciar la acción inmediata del Parlamente británico para denunciar esta situación. A parte de Reino Unido, Estados Unidos y Canadá también habían suplicado para la comunidad internacional comience a mirar el otro lado de Corea del Norte a parte de los repetitivos desfiles que demuestra la unidad de una nación cada vez más deteriorada. La esperanza. Puede ser una palabra muy acostumbrada para nosotros pero existen personas que siguen buscándola ya que eso supondría la salvación de sus vidas en tierras forasteras. 

2 dic. 2013

La acción necesaria de China


 Seguramente en la agenda del Congreso Anual del Partido Comunista no estaba incluido debatir la agónica situación que está pasando los desertores norcoreanos en el país. No existen datos exactos del número de personas que vienen de Corea del Norte pero las estimaciones dicen que podrían rondar los 250.000 a 300.000. La mayoría están concentrados en el noreste de China, otros encarcelados con el fin de ser deportados por la autoridad china a su país y los demás yéndose a países terceros vecinos para estar en Corea del Sur, Europa o Estados Unidos. Para China, lo más importante es tratar de reducir el descontento social que ha generado recientemente e igualar la brecha económica y en cierto modo, raciales que hay entre diversas clases y etnias. 

 Hasta el pasado siglo, era inevitable el rompimiento de relaciones de hermandad ideológica entre los dos países. Pero dicho nexo empieza a tambalearse cuando los ensayos nucleares promovidos por el régimen norcoreano fueron visibles en todo el mundo. Las ayudas chinas, económicas especialmente, poco a poco van reduciendo y esto ha obligado a Corea del Norte a negociar para no romper dicha relación ya que eso supone el último recurso de supervivencia. Sería un día histórico cuando anuncien que China fracture por completo sus relaciones con el régimen norcoreano. Y que anuncie que la deportación de los desertores no se producirá a partir de ese momento. Kim Jong-Eun temblaría ante esa posible reacción del país rojo. Porque eso supondría la caída de su nación y que muy posiblemente tendrán que huir con su familia consintiendo el control del mando de su territorio a Corea del Sur.