30 mar. 2011

El teléfono móvil


 Parecía que en Corea del Norte, el uso del teléfono móvil estaba absolutamente prohibido pero con la grata sorpresa, el número de los usuarios de este aparato se ha disparado en los últimos años. Casi 200.000 personas hablan a diario con los teléfonos móviles. En Corea del Norte, estos aparatos son denominados como "teléfonos de mano". En las principales ciudades del país, existen varias tiendas especializadas en aparatos de telecomunicaciones y los jóvenes de 20 a 30 años son los que más se sienten curiosidad a esta "maquinita" que cabe en la palma de la mano. 

 ¿Esto significa que en Corea del Norte se está abriendo al mundo exterior y es posible intentar contactar con gente de otros países? La respuesta es un no. Cada conversación, cada palabra, cada susurro está controlado férreamente uno a uno por el régimen central. Si en una conversación se oyen temas incómodos, aquella persona es inmediatamente detenida por alta traición hacia el régimen y enviado a prisión. Sólo se pueden oír frases como: "Hola, ¿como estás?", "Hoy he levantado de la cama pensando en nuestro gran líder", "¡Que buen día hace hoy!, "Te veo en la plaza para la ofrenda floral diaria", etc. 

 El acceso al teléfono móvil no es asequible para todos. La inscripción a estos aparatos ronda alrededor de 800 dólares americanos y cada mes hay que pagar una cuota de 100 dólares. El teléfono móvil no se da en el acto sino hay que esperar la aprobación del régimen. Para que sea aprobada hay que saber el conocimiento básico de estos aparatos y no tener antecedentes penales. Estos "teléfonos de mano" son accesibles principalmente a la gente con poder adquisitivo altísimo o comerciantes influyentes dentro del país. Aunque se haya introducido por fin la telefonía móvil, la vida monótona norcoreana sigue igual. Parece ser que el cambio va a un ritmo cada vez más lento. 

29 mar. 2011

Los camiones y los habitantes de Musan


 Cada día, decenas de grandes camiones de color rojo llevan toneladas de minerales desde Corea del Norte a China. Todo este proceso sucede en la pequeña ciudad de Musan, situado en la provincia de Hamkyung-Norte (en el norte de país junto a China y Rusia). Estos minerales son destinados a la ciudad china de Yanbian y luego son repartidos por todo el territorio norte de China. Casi el 70% de los minerales extraídos de esta pequeña ciudad están en manos de las empresas chinas gracias a unos acuerdos económicos entre ambos países.

 Detrás de todo este proceso están los veinte mil mineros aproximados que cada día extraen cantidades de minerales de distinto tipo; desde hierro, cobre hasta carbón. Todos provienen de la pequeña ciudad de Musan. Como se ha mencionado antes, los mineros pueden ser desde niños hasta mayores de sesenta años. Los niños se encargan en hacer pedazos las piedras extraídas. Mientras tanto, los mayores entran en las peligrosas minas para intentar extraer todo tipo de minerales sin saber que puede pasar ese día. Por trabajar por un determinado tiempo, los mineros reciben un salario de 10.000 wons a 30.000 wons. El salario depende del esfuerzo del trabajo.

 Nota: La mayoría de los niños mineros son hijos de presos "peligrosos". En Corea del Norte, si una persona es condenada por un delito, toda la familia tiene la obligación de hacer trabajos forzosos. 

28 mar. 2011

La "modernización" de la minas


 La construcción de las minas de oro y de las minas de carbón son los grandes objetivos del régimen. Creen que con estas minas puede generar un gran negocio para Corea del Norte. El régimen lo que hace es mandar responsables para que descubran la mayor cantidad de minas posible y que reforme las minas antiguas y cerradas. Esta búsqueda se extiende por todo el territorio. Cada vez el cielo norcoreano se está contaminando con la masiva explotación de minas.  

 Según el régimen, la modernización, la reforma y el descubrimiento de estas minas serían el punto clave para la recuperación económica y así, salir de la crisis que azota ya bastante tiempo. Se está repartiendo amablemente alimentos a todos los hombres y mujeres que desean trabajar en estas minas. Cada madrugada, se forman largas colas para trabajar y todo esto, para recibir un pequeño salario y comida. Para muchos, recibir un billete en la mano es su mayor satisfacción. 

 Aunque estén satisfechos con la obtención del trabajo, no saben que las jornadas laborales diarios serán duras e interminables. Que también, con la creciente oferta de empleo, sus hijos/as también serán obligados a trabajar casi diez horas diarias. No saben que sus hijos/as pronto tendrán problemas de respiración por la inhalación excesiva del polvo de carbón y de otros agentes tóxicos. Las víctimas de esta "modernización" planteada por el régimen son personas candorosos, ciegos de un futuro laboral "prospero" y longevo, y presos encarcelados por intentar gritar la libertad. 

26 mar. 2011

La venta de alcohol


 La venta de alcohol por cuenta propia es ilegal en Corea del Norte. Pero el control del régimen no es tan excesivo y la venta individualizada está siendo realizada en más absoluto secreto. Para fabricar una bebida alcohólica, muchos van a la provincia de Pyong-an Sur para conseguir el agua, conocido por su implacable calidad y pureza. Con estas aguas se fabrican bebidas alcohólicas con sabor a bellota. Las bellotas se recogen en verano, cuando llega a su madurez. Cada 300 kg de bellota, se utiliza para la elaboración de bellota, unos 240 kg al sacar las cáscaras. Después se pone una sustancia llamada "ampoule" y se deja reposar durante diez días, se hierve hasta que salga la bebida ya elaborada. 

 Son los hombres quienes disfrutan de las bebidas de alcohol. Vienen en grupos para comprar la mayor cantidad posible de botellas. En la provincia de Hamkyung-Norte, se elabora bebidas alcohólicas con maíz. Cada diez kilogramos de maíz se puede llegar a producir alrededor de 13 a 14 litros de bebida. Para vender las bebidas, los fabricantes se levantan a las 3 o 4 de la madrugada para evitar el control "férreo". Esta venta es expandida por todo el territorio norcoreano y en algunos casos se vende también en las ciudades chinas cercanas a la frontera. 

 Tanto los surcoreanos como norcoreanos, la bebida preferida es el soju. Se beben entre amigos o compañeros de trabajo. Bebidas alcohólicas conocidas como el whisky, vodka, tequila o ginebra están sólo al alcance de los altos cargos y de la clase elitista de Corea del Norte. Son grandes amantes y consumidores compulsivos de estas bebidas, especialmente la "dinastía" Kim, que suele importar a menudo, bebidas de precios utópicos solamente para su disfrute personal. 

 Nota: Soju es una bebida que se consume mucho en ambas Coreas y se elabora principalmente con arroz. El color de esta bebida es clara y transparente y su graduación alcohólica es de aproximadamente 20 grados. 

24 mar. 2011

Aguas dulces


 En las tiendas norcoreanas se pueden ver distintos sabores de refrescos: desde el sabor mandarina o arándanos hasta sabor de pera asiática. En Corea del Sur y en otros países asiáticos llamamos a estas bebidas, refresco, jugo o zumo. En Corea del Norte, estas bebidas son denominadas como "aguas dulces". Para ellos, la palabra refresco viene de la zona occidental y utilizarlo está muy mal visto. 

 Para elaborar esta bebida, es imprescindible utilizar cebada. Con cada kilo de cebada, se puede llegar a producir unas cien botellas de aguas dulces. Estas bebidas se envasan en botellas de vidrio porque con cada botella se puede llegar a cobrar 15 wons. Muchas personas sin recursos dedican infinitas horas a recoger estas botellas con el fin de tener algún ingreso. Los fabricantes compran en grandes cantidades (100 o 200 botellas). Después del envase, estas bebidas son vendidas a 30 wons, un precio bastante asequible para toda la población norcoreana y una forma más económica para combatir el calor del verano. 

 Hay un dicho coreano que dice que "el comercio del agua nunca va a la ruina". Este negocio siempre ha generado beneficios a pesar de la crisis alimentaria en Corea del Norte. Para ser vendedor/a de estas bebidas, se tiene que someter a un análisis de sangre. Si no se detecta algún problema, el o la solicitante recibe un certificado que autoriza la venta de estas bebidas. Son muchos quienes desean tener este certificado  y la demanda de análisis de sangre se ha duplicado durante estos últimos años. 

23 mar. 2011

Galletas heladas


 Los helados son denominados como galletas heladas o "kakao" en Corea del Norte. No son precisamente helados como conocemos. Para la elaboración de estas galletas heladas se ha de mezclar harina, leche, azúcar, colorante y aromas de distintos sabores: banana, chocolate, pera o manzana. Después de la mezcla se tiene que poner en un refrigerador específico que en Corea del Norte es denominado como "máquina de hacer galletas heladas". 

 Para hacer estas galletas heladas, muchos fabricantes llevan la máquina a zonas donde generan cantidades suficientes de electricidad ya que la energía está cada vez se genera menos en los hogares y en las tiendas norcoreanas. Cada cinco kilos de harina se puede elaborar unos 900 "kakaos". Estos "kakaos" se ponen en una caja grande con una capacidad de 300 unidades. Cada "kakao" se vende a 100 wons. Muchas personas, especialmente niños, forman largas filas ansiosas para tomar un "kakao". 

 Las personas que no pueden permitirse aguantan el calor veraniego con agua fría. Como es difícil encontrar en las casas norcoreanas un frigorífico, dejan el agua en una zona con sombra y al rato después lo beben. Algunos niños que desean probar estos "kakaos" incluso lo roban y disfrutan por un momento el dulce sabor de las galletas heladas e intentan olvidar el duro calor. 

22 mar. 2011

Las costureras


 En distintos sitios del país, había pequeñas tiendas donde las costureras arreglaban todo tipo de vestidos. Cada tienda se formaba alrededor de 7 u 8 mujeres. También en esos sitios enseñaban a las futuras costureras. Las máquinas de coser formaban parte de sus vidas y mientras trabajaban dicharacheaban de temas como la familia, las últimas tendencias de los vestidos y la educación de sus hijos. Las risas eran presentes en aquellos pequeños momentos. 

 Con la crisis económica y alimentaria que azotó a todo Corea del Norte, miles de costureras fueron obligadas a cerrar sus negocios y volver a sus casas con la máquina de coser. Muy poca gente iba a sus tiendas a pedir que arregle el pantalón de su familia porque es muy grande para él o que le cosa un moño verde en la chaqueta de su hijo mayor. Aún así, sigue habiendo pequeñas demandas por las bodas o por los aniversarios por parte de la gente rica norcoreana. También vienen algunas veces demandas de hanboks (vestido tradicional coreano). 

 El precio de arreglar un traje masculino ronda alrededor de 900 wons. Antes era fácil tener demandas cada tres días pero ahora esa cifra ha disminuido considerablemente. Era fácil obtener sólo con arreglar los trajes unos 9.000 wons, una cantidad más que suficiente para la gente común de Corea del Norte. Ahora con la poca demanda, las costureras buscan trabajos rotatorios como limpiar la casa de la gente rica o cuidar a los niños en sus tiempos parciales. Antes comían arroz de grano todos los días, ahora comen arroz de maíz. 

 Nota: Además de la crisis económica y alimentaria, la parte de sus ganancias que se entregaba al régimen rondaba los 600 wons. A partir de 2002, esa entrega ha subido el doble (1.200 wons), una cifra bastante alta para la gente común. 

20 mar. 2011

Aquellos buenos calzados


 La ciudad de Sinuiju (situado en la provincia de Pyong-an Norte, ciudad fronteriza con China) destaca principalmente por sus fábricas de calzados. Estas fábricas están situadas en los distritos industriales de la ciudad y los trabajadores son capaces de producir más de diez millones de calzados al año. El 75% de los calzados se exportan a China. Estos calzados se destacaban por su buena calidad y diseño y no tenían que codiciar a los calzados fabricados en Pyongyang. Las mujeres viajaban hasta Sinuiju sólo para ir a comprar aquellos reconocidísimos zapatos. Muchos habitantes de esta ciudad dependían de la fábrica y venta de los calzados. 

 La fabricación de estos calzados se ha mejorado bastante con la introducción de la tecnología adecuada. Pero a partir del año 2005, con la reducción de las materias primas de alta calidad, la utilización de estos calzados se ha reducido un 30%. Por no obtener cauchos naturales, la calidad de estos calzados se ha rebajado drásticamente. Por ejemplo, al llevar una zapatilla en un caluroso día de verano, las suelas se fundían con gran facilidad. Muchos habitantes de Sinuiju temen perder aquel reconocimiento que logró con mucho esfuerzo y temen perder su trabajo de toda la vida. 

 Los trabajadores que continúan trabajando reciben el salario dos veces al mes. Pero con el creciente desempleo, muchos están buscando otras alternativas. Algunos son convertidos en vendedores y cruzan la frontera para intentar vender zapatos de mala calidad y otros venden escobas de madera, trineos o boles de plástico. Muchos desean que las fábricas importe otra vez buenas materias primas y que genere puestos de trabajo. Muchos no dudan en volver a producir aquellos elegantes calzados. 

 Nota: En la ciudad de Sinuiju, existen más de 20 fábricas dedicadas en el sector de calzados. 

19 mar. 2011

Empleo en las costas


 Cada mañana, miles de jóvenes y adultos son llamados en las costas cercanas con la frontera rusa para formar parte de los miembros de aquellos barcos suntuosos. Algunos cierran los ojos y murmuran:
 - Ojala que me toque a mí, ojala que me toque a mí...
 Muchos son habitantes cercanos de estas costas pero algunos vienen desde zonas lejanas con la esperanza de encontrar un empleo y salir del hambre. No sólo son personas comunes sino también están mezclados soldados que además de cumplir con el servicio militar obligatorio quieren trabajar en esto. Cada día se ven miles de cabezas asomando por los barcos. 

 En aquellas costas, hay aproximadamente 150 barcos de aspecto gigante e imponente. Muchos de los aspirantes no tienen experiencia alguna en el mundo de la pesca. Incluso están personas adultas de más de 65 años porque algunos de ellos tienen una amplia experiencia en conducir barcos medianos o pequeños, pero son fácilmente discriminados por su condición física y por su edad. Los capitanes de barcos prefieren jóvenes de experiencia media con un gran físico porque se trata de muchas horas de trabajo. 

 En caso de ser seleccionado y para seguir manteniendo el trabajo, uno jamás debe de injuriar al capitán que pertenece. Además, en caso de mucha demanda por parte de los vendedores, un pescador nunca se debe dormir y debe trabajar sin descanso sin saber que uno está exhausto. Al incumplirlo, son despedidos inmediatamente. En este pequeño mundo, existe una gran rivalidad entre compañeros ya que unos conocen técnicas de pescar mejor los calamares pero la mayoría, no. Esta rivalidad genera inquietud y egoísmo entre los trabajadores e incluso genera alguna que otra pelea. 

 Nota: La imagen indica las zonas donde se concentran estos barcos. Son ciudades que están situados junto a la frontera con Rusia y parte de China. 

17 mar. 2011

El psiquiátrico


 En Corea del Norte, los psiquiátricos están situados en cada barrio, en cada ciudad y en cada provincia. Las funciones de estos psiquiátricos son vigilar a los pacientes para que no se escapen porque ha habido muchos casos que no aguantaban la presión de estos sitios. Los psiquiátricos provinciales se encargan principalmente en hacer las revisiones psiquiátricas de cada paciente y en caso de mejoría, lo llevan al psiquiátrico local. Estos psiquiátricos se abogan más en el control que en el tratamiento. 

 No existe un tratamiento medicinal especial para los pacientes. Sólo se les ofrece un vaso de agua con medicamentos treinta minutos antes de dormir. En los casos de medicamentos suele ser muy específicos con cada paciente ya que algunos fueron dependientes agresivos a estos remedios. Para disminuir la adicción, los médicos utilizan la acupuntura pero el resultado no es lo esperado. El porcentaje de pacientes adictos a estos medicamentos sobrepasa el 30%. 

 Algunos medicamentos también son acompañados de plantas medicinales porque son muchos los pacientes que vienen con serios problemas en el corazón, en los pulmones, en los riñones y en el hígado. Algunos pacientes graves no distinguen lo comestible y lo no comestible y acaban tragando arena o tierra. Los pacientes que necesitan cuidados intensivos acaban en el psiquiátrico central. 

 En los mediados de los años 90, cuando Corea del Norte sufrió la hambruna más terrible aumentó en gran escala los números de pacientes fallecidos por el hambre. En estos tiempos, aumentó considerablemente la muerte por el hambre de las mujeres con problemas mentales, muchas de ellas embarazadas. Además de carecer de alimentos, también carecían de medicamentos necesarios para los pacientes. Eso hizo que la enfermedad de los pacientes se agravara más. Actualmente, se reparte unos 500 gramos de alimentos al día para cada paciente en vez de 600 gramos como se había acordado. 

 Estos pacientes se quedan marginados totalmente de la sociedad sin saber quienes son sus padres o sus hermanos. Muy rara vez reciben visitas de algún conocido. El régimen norcoreano es especialmente cruel con estos pacientes ya que para ellos son considerados como unos inútiles en la sociedad. Ellos aguantan en el más absoluto silencio sin poder decir a la gente sus deseos. Sólo quieren que alguien les oiga pero son ignorados. 

 Nota 1: Los alimentos que reciben los pacientes consisten en harina de trigo y polvo de maíz. En caso de carecer de estos productos, buscan algún pasto comestible por las montañas cercanas. 
 Nota 2: En Corea del Norte existen más de 4.000 hospitales psiquiátricos y más de 72.000 trabajadores sanitarios en este entorno. 

15 mar. 2011

Bombona de gas


 Las casas con recursos económicos suficientes reciben cuatro bombonas de gas al año. Pero la cuestión es que una bombona, con su uso razonable, puede durar aproximadamente un mes. Es la razón por la cual la gente rica de Corea del Norte paga más dinero para intentar tener más gas en sus hogares. Algunos hasta disponen de un almacén que guardan sólo bombonas de gas. Una bombona de gas es un bien inaccesible para muchos norcoreanos y siguen dependiendo del uso del carbón o de la madera. 

 Las ciudades fronterizas con China como Hyeryong u Onsong importan gas directamente de aquel país. Pagan una cantidad de dinero a los aduaneros de aquellas ciudades y recargan las bombonas del gas. Los trabajadores chinos reciben aproximadamente cincuenta yuanes por cada recarga. Esta recarga de gas tampoco es accesible para la mayoría de la población norcoreana porque tiene un costo demasiado elevado. 

 El gas es un bien muy necesario en la época del frío, especialmente la norcoreana donde la temperatura media suele rondar los veinte bajo cero durante todo el invierno. La población, además de no disponer de la vestimenta adecuada para combatir el frío, se ve obligada a buscar distintos medios para no morir de congelación. Muchos sobreviven comprando carbón o recogiendo leña usada en las calles pero otros no corren tanta suerte y acaban convertidos en un frío cadáver. 

 Nota: El régimen no precisa de ninguna ayuda para la población más necesitada para combatir el frío. 

14 mar. 2011

La batería del coche


 Las baterías del coche son utilizadas mayormente en las casas con gran poder adquisitivo como fuente de energía y se usa de forma "independiente" para no depender siempre del petróleo. Las grandes casas disponen siempre de varias baterías del coche en caso de extrema necesidad ya que es frecuente la salida de la luz en las ciudades principales por falta de energía. Con esta batería se puede perfectamente encender la luz, ver la televisión o el vídeo. Con su uso normal, la batería puede durar aproximadamente una semana. 

 Estas baterías son importados por los vendedores chinos por no existir en los mercados locales y por que no son utilizados por la mayoría de la población. Son muchos que desconocen la existencia de la batería de coche. Esto tiene que ver que muchos no disponen de un turismo ya que la propiedad privada, especialmente coches, está totalmente prohibida en Corea del Norte. 

 En Corea del Norte existen dos mundos totalmente diferentes. Por un lado, un mundo donde la opulencia se abunda en las grandes casas. Disponen de todo tipo de bienes para ser feliz y satisfacer sus caprichos. Son personas que no están contentos hasta que no consiguen lo que quieren. Y por otro lado, un mundo donde la pobreza extrema reside en sus hogares. Para ellos, comer dos veces al día sería un deseo. Cada día millones de norcoreanos intentan conseguir sus necesidades más básicas. 

 Nota: La compra de las baterías de coche se produce en el más absoluto secreto. Sólo la gente rica norcoreana sabe cómo comprarlo. 

12 mar. 2011

El petróleo y la madera


 El petróleo, el oro negro, es un bien muy apreciado en Corea del Norte y su despilfarro es un hecho común en hogares más pudientes. Toda la energía que produce el petróleo son introducidos en casas de las personas con altos ingresos: militares honoríficos, los "amigos cercanos" del régimen, diplomáticos representantes del país y el propio régimen. En sus casas no le falta luz. Incluso el capricho corre en sus venas y gastan una gran suma de energía que uno no puede imaginar. Decenas de electrodomésticos y aparatos electrónicos se enciende casi todo el día en sus casas. 

 Por otro lado, está la madera. Gracias a este material, millones norcoreanos aguantan el duro frío invernal e intentan producir energía de algún modo. La utilización frecuente de la madera ha formado parte de la vida cotidiana norcoreana. Muchos son desconocedores de la energía producida por el petróleo. Los residentes en los apartamentos utilizan una pequeña estufa y utilizan la madera para intentar calentar la casa. Cuando no disponen de más maderas, utilizan hojas de árboles o el papel higiénico. 

 En Corea del Norte, existe una gran desigualdad del uso de energía. Mientras pocas personas derrochan exageradamente, muchos corren al día para conseguir un trozo de energía en sus hogares. Si ustedes preguntan: ¿El régimen está preocupado de la vida de la gente común? ¿Proporciona este régimen un suministro de energía para sus habitantes? La respuesta para ambas preguntas es un no. 

 Nota: Es preocupante los datos de mortalidad adulta e infantil por falta de suministro de energía. En los últimos años, esa cifra se ha disparado. 

10 mar. 2011

Prohibido ser haragán


 Si vives en Corea del Norte estás absolutamente prohibido ser un haragán. Los habitantes siempre tienen que estar haciendo algún tipo de actividad y hacerse el perezoso está incluso duramente penado por la ley. El régimen cree con total seguridad que en su país no existen gandules y afirman que los países que promueven el imperialismo son los más imprecisos. Creen que sus habitantes trabajan y esfuerzan cada día para crear un gran país socialista y que son muchos los que agradecen esta enseñanza. En las ciudades o en los pueblos pequeños existen controladores que vigilan el movimiento de toda la población. Los haraganes descubiertos son enviados directamente a un campo de reeducación y son aplicados a trabajos de extrema dureza.

 El problema surge cuando el desempleo en Corea del Norte está aumentando de manera vertiginosa y el régimen es incapaz de controlar ese dato. No existen oficialmente los datos exactos de la tasa de desempleo en el país por no ser facilitados por el régimen. O hay posibilidad de que las estadísticas estén estimadas y manipuladas. Muchos son los que quedan en sus casas sin poder hacer nada y al final, son injustamente acusados como haraganes. Son muchos que intentan expresar e incluso reclamar el deseo que tener un trabajo pero dichos actos están totalmente prohibidos en Corea del Norte.

 Pero el ingenio de los habitantes norcoreanos es magnifica. Los desempleados, para no ser enviados a esos temidos campos hacen como que trabajan. Saben con el transcurso del tiempo quienes son aquellos controladores y cuando estos pasan delante de ellos simulan un trabajo. Hacen como que está llevando las mercancías o simplemente mueven con ritmo ambas manos. Cuando se han ido, siguen buscando un trabajo.

 Nota: No existen datos oficiales de desempleo en el país pero hay una ligera probabilidad que superen más de 40 o 50 por ciento de la población. 

9 mar. 2011

Correr con el carbón


 La mina de carbón situada en la provincia de Hamkyung-Norte fue inaugurada incluso antes de la ocupación japonesa en la península coreana a principios del siglo XX. Esta mina no tiene planos estructurados como otras y los mineros entran en cualquiera zona para extraer carbón. Eso hace que muchos arriesguen sus vidas antes de entrar. En cualquier momento, una piedra de gran tamaño se puede caer sobre sus cabezas o caer en una emboscada y no ver la luz para siempre. Son muchos que corren de un lado a otro con treinta kilos de carbón a sus espaldas. Ahí denominan a estas personas como "corredores del carbón". 

 Cada día, miles de cabezas caminan hacia un determinado territorio. Son caras carbonizadas por el trabajo de ayer y son manos demasiadas agrietadas por interminables horas de trabajos. Ellos no intentan hablar ya que la energía que conservan en sus cuerpos es escasa y la vigilancia es constante. Se entremezclan niños de apariencias de diez o doce años hasta ancianos de setenta años. Todos trabajan en lo mismo. Los más fuertes o que tenga esa apariencia entran en lo más profundo de la mina mientras que los más débiles intentan hacer pedazos con el martillo. Una y otra vez. Mismo ritmo. El mismo movimiento. 

 Nota 1: No existen datos concretos si las mujeres trabajan en las minas de carbón. Hay una cierta probabilidad pero no lo sabemos con exactitud. 
 Nota 2: En los siguientes días, haré hincapié en la vida de los mineros y de su entorno. 

7 mar. 2011

El permiso de viaje


 Sin un permiso de viaje, un norcoreano no puede viajar. Pero esto no significa salir del país sino subir a un medio de transporte. Si coges un tren y vas a una ciudad situado a 200 kilómetros, es imprescindible tener un permiso de viaje. Algunos cogen la vía más rápida para poder viajar: sobornar a los encargados de estos permisos con una "pequeña" cantidad de dinero o un regalo de valor. Esa "pequeña" cantidad de dinero supone todo el salario mensual de un trabajador normal. Los vendedores son los que dan el soborno por ser los viajeros frecuentes. 

 Para pedir formalmente un permiso de viaje se tiene que rellenar una solicitud con dos semanas de antelación. Un viajero tiene que llegar a tres fases obligatorias (que cuestionan desde las relaciones personales hasta preguntas relacionadas con el ámbito laboral) para que pueda tener el permiso tres días antes de viajar. Una vez viajado y llegado a su destino también es sometido a múltiples preguntas por los responsables. Según ellos, es cuestión de "seguridad". 

 Hay personas que cogen medios de transporte sin el permiso. Si no te han descubierto, ha sido un día de suerte pero si no lo ha sido la multa suele ser de 500 wons. Pero el problema no acaba ahí, es probable que te lleven a una sala de conversación y que te torturen verbalmente hasta que estés agotado mentalmente. Es la razón por la cual la gente no arriesga y recurre a la obtención del permiso de viaje.

 Nota: Los mejores materiales para sobornar suelen ser cajetillas de tabaco, varias botellas de alcohol o varios kilos de arroz. Aunque lo que más piden ahora es dinero en efectivo.

6 mar. 2011

Gracias, pero no quiero tu arroz


 El movimiento "Toneladas de arroz para Corea del Norte" es una acción frecuente en Corea del Sur que empezó hace ya un cuarto de siglo. Miles de personas se coordinaban para enviar decenas de miles de toneladas a Corea del Norte para intentar paliar el hambre. Año tras año esta afable acción era constante en ambas sociedades: unos enviaban arroz a otros y todo el mundo estaba contento. Estas acciones solían salir en los principales medios de comunicación de todo el mundo y alababan la acción humanitaria de Corea del Sur. 

 El problema surge que cuando toca repartir esas cantidades inmensas de arroz entre todos los habitantes norcoreanos con niveles severas de extenuación sigue en aumento en el territorio. Miles de niños sufrían desnutrición crónica y las madres no podían dar el pecho a sus hijos. Los padres no tenían fuerzas suficientes para seguir trabajando por no ingerir suficiente raciones de comida. Poco a poco, la gente común norcoreana está rechazando la ayuda surcoreana de alimentos porque los mayores beneficiarios de esta ayuda son los altos mandatarios y el propio régimen. La gente más necesitada se queda en el descuido. 

 Hubo un caso de un señor que robó un kilo de arroz para dar de comer a sus hijos, pero fue descubierto por los militares y recibió una fuerte paliza hasta que estuvo inconsciente durante meses. Ahora mismo, este señor se gana la vida como zapatero. No aguanta la ira que lleva dentro:
- Somos los más perjudicados de esto. No hemos visto nada de arroz en nuestras casas. Ellos se lo llevan todo. Todo. Mientras nosotros moriremos de hambre muy pronto. 
 El zapatero cree y espera que este régimen no dure por mucho tiempo. Cree que algún día su familia comerá tres platos al día y espera que sus hijos puedan comer cada día su postre favorito: la torta de arroz.

5 mar. 2011

La red


 Las redes de pesca son, sin duda, el material obligatorio para todos los pescadores norcoreanos. Sin este elemento, muchos pescadores serían incapaces de coger pescados y calamares al estar anclados en lo tradicional. Estas redes son muy difíciles de conseguir dentro del territorio norcoreano y se suelen importar de China porque suelen ser mucho más baratos y son de mejor calidad. Algunos pescadores presumen de tener redes "Hecho en China" a sus vecinos y a su entorno más cercano, quienes se asombran con el material y toquetean. También dicen entre ellos que la persona que tenga las redes hechos de China cogerá más pescados por su aguante. 

 Algunos pescadores o vendedores que no tienen dinero para comprar estas redes las elaboran con sus propios medios. Para elaborar un red de gran amplitud suelen estar despiertos durante cinco días aproximadamente y cosen sin descansar y en algunos casos, incluso sin comer. El material utilizado para la elaboración propia de la red es el vinilo. Una vez ya elaborado las redes, los ponen en el mercado de la ciudad. Por una red elaborada se puede llegar a ganar hasta 800 wons. Pero no siempre reciben dinero. En algunos casos, también reciben una cierta cantidad de pescados (intercambio de productos) y los pescadores suelen re-venderlo o dar una parte recibida a la familia. 

 Nota: 800 wons equivale a un sueldo aproximado de 10 días de un trabajador normal. Pero esta cantidad de precio no está siempre persistida. 

3 mar. 2011

Los buceadores


 Los buceadores norcoreanos suelen ser jóvenes de 17 a 25 años por tener mejor condición física que los mayores. Entre estos buceadores también hay niños callejeros que intentan atrapar algún pescado (también los llamados niños de la flor). Cada día se dirigen a la playa más cercana y tratan de coger caracoles del mar, ascidias y pepinos del mar. Estos jóvenes no utilizan ropas o lentes especializadas para el buceo ni botes de oxígenos a su espalda. Bucean con el torso desnudo y confiando plenamente en sus sagacidades. 

 Estos chicos son capaces de sumergir hasta cuarenta metros de profundidad y coger una estrella del mar. Pero todo esto tiene su riesgo ya que no se trata de un trabajo accesible para todos. Sólo jóvenes con amplia experiencia se atreven a hacer estos tipos de buceo. La restante mayoría tiene facilidad de contraer hipotermia cuando sobrepasan la barrera de los veinticinco metros de profundidad. Algunos tuvieron que desprender quirúrgicamente de los dedos de sus pies o de sus manos para no seguir con el dolor. 

 Poco a poco, estos jóvenes son obligados a ir más allá de las playas al no existir más caracoles marinos, ascidias o pepinos del mar en zonas cercanas. Muchos arriesgan sus vidas y se atreven a nadar en zonas más peligrosas. Hubo casos donde algunos de estos jóvenes han desaparecido por intentar cazar estas especies más allá de los mares cercanos y sus cuerpos no han aparecido. Todavía no hay noticia alguna. Sus familiares siguen esperando y los asomos hacia el mar es incesante. Ver un punto negro en movimiento les daría una inmensa felicidad.

2 mar. 2011

El cigarrillo


 Son muchos, especialmente varones, quienes consumen a diario paquetes de cigarrillos. Las marcas americanas como Dunhill, Philip Morris, Seven o Malboro son los cigarrillos más solicitados por la población norcoreana por su calidad (pero el precio es elevado) aunque productos chinos o nacionales como Goyan-i (gato en coreano) o Kul-beol (abeja en coreano) también son vendidos a grandes cantidades (accesibles para la gente común). Estos cigarrillos, sean nacionales o extranjeros, son introducidos gracias a los vendedores que cada día cruzan la frontera y traen en sacos cigarrillos de todo tipo. Como no es posible importar directamente tabacos extranjeros, especialmente americanos, son muchos que tapan la etiqueta con papeles blancos para que la aduana no sospeche nada.

 Estos cigarrillos son vendidos, algunas veces a escondidas, en el mercado de todas las ciudades de Corea del Norte. Los coreanos, independientes de que sean del sur o del norte, son los habituales (a veces excesivos) consumidores del tabaco. Algunos incluso llegan a fumar varios paquetes al día; uno por la mañana, otro por el mediodía, otro por la tarde y el último por la noche. Ellos desconocen los efectos nocivos del tabaco en las que se destaca el cáncer de pulmón. Son muchos que fuman para intentar olvidar la situación actual y estar al menos un poquito en minutos de prosperidad. Para algunos, el momento del cigarrillo es el único momento del descanso. Absorbes el humo y miras el cielo. Luego expiras. Olvidas el hambre y matas el cansancio. Repetidamente.