27 feb. 2011

Vagones abandonados


 Parecía que el servicio y las infraestructuras de los trenes habían mejorado con los años, pero la realidad era muy distinta. Los vagones de los trenes presentan indicios de desgaste para poner en marcha su normal funcionalidad. Junto a este asunto se suma al de los edificios de las estaciones que están demasiado destartalados para atender adecuadamente a los clientes, que poco a poco van reduciendo. Los raíles son de acero sólo en algunas estaciones más modernas (en la capital y en otras ciudades principales). En la mayoría de las zonas, los raíles están hechos de madera. 

 La velocidad de los trenes es insuficiente para satisfacer la demanda de los clientes. Para llegar a una distancia aproximada de 300 kilómetros suelen tardar de ocho a diez horas. En algunas estaciones es posible ver vagones, propio de los años cincuenta abandonados sin posibilidad de reutilización. Miles de niños juegan en estos vagones vacíos después de terminar las clases en las escuelas. Juegan al fútbol o al escondite. Intentar recuperar por ellos mismos una escondida satisfacción y dejando a un lado la dura infancia que atraviesa. 

 Los clientes más utilizados de estos vagones suelen ser comerciantes que cargan cantidades de mercancías en destino a otras ciudades. Pero con el tiempo, el precio de las entradas del tren ha subido y son muchos quienes optan por otro medio de transporte mucho más hacedero. La gente común suele utilizar el tren en casos excepcionales ya que una entrada de tren cuesta alrededor de 1200-1500 wons (casi medio sueldo de un trabajador normal). Muchos recuerdan aquellos tiempos cuando casi la mayoría subía a los trenes con unos precios asequibles para ver a su familia. 

 Nota: Existen trenes que van más allá del territorio norcoreano pero es disponible sólo para una pequeña minoría. Se necesitan permisos especiales del régimen para salir del país. 

25 feb. 2011

Carne vacuna


 Hubo un caso en Corea del Norte que por consumir la carne vacuna, considerado como un bien nacional, fue ejecutado con miles de personas como testigos directos. La vaca es considerada casi un animal doméstico y multifuncional ya que con ella se puede utilizar en la agricultura, en la mercancía, en el uso de las pieles, y por supuesto, en el consumo de la carne. Un habitante norcoreano no tiene derecho a tener una vaca propia y en caso de hacerlo, sería detenido y ejecutado de forma inmediata por desobedecer las órdenes del régimen. Es el propio régimen quien se encarga de controlar las vacas. 

 El mantenimiento de este animal es costoso. Pero si alguien se ofrece a cuidar de estas vacas con su propio medio económico, el régimen da un permiso especial de control de las vacas. Son muy pocos quienes disponen de este permiso ya que en Corea del Norte no existen habitantes con un gran poder adquisitivo. 

 La carne de vaca es un bien preciado en Corea del Norte y tiene un precio muy elevado. Son muchos que no han probado en todo el curso de sus vidas un trozo de carne vacuno. Mientras tanto, los líderes políticos en Corea del Norte, los dominadores absolutos de este país comen cada día en familia kilos de esta carne. Y se alegran. Exclaman: "¡Que buena está carne!¡Mañana también quiero probar! Eso pasa en la pequeña minoría. Al mismo tiempo, la mayoría de las madres lloran por no poder dar a sus hijos la leche de manera suficiente. 

 Nota: Además de la carne vacuna, otros tipos de carne también tienen un precio elevado y es absolutamente inaccesible para la mayoría de la población. 

23 feb. 2011

Ropas usadas


 Los vendedores golpean suavemente las puertas de las casas y preguntan si tienen ropa usada. Si las tienen lo meten en un saco grande y golpean la siguiente casa a por más ropa. Son vendedores de edad mediana que se dedican a recoger ropa usada yendo casa por casa. Aceptan cualquier tipo de ropa: vestidos, pantalones, camisas, corbatas, camisetas, calcetines, zapatos, etc. Una vez recogidas, son revisados con atención uno a uno. No suelen tirar excepto si son muy inaprovechables para venderlos en el mercado posteriormente. Una vez analizados, dividen por tipo de ropa, lo llevan y venden directamente al mercado. 

 También hay vendedores que arreglan las imperfecciones de la ropa usada cosiendo pequeños agujeros o poniendo botones. Pero antes los lavan en agua fría para que la ropa tenga mayor aguante y precisión posible. Tratan de satisfacer las necesidades de los clientes ofreciendo el mejor servicio posible convirtiendo las ropas usadas en ropas casi nuevas y aseadas. El precio de estas ropas es, lógicamente, mucho más bajas que las ropas nuevas expuestas en las tiendas pero los costos son adaptados depende de la situación económica de cada urbe.  

 Estas ropas se suelen vender en grandes ciudades como Pyongyang, Pyongseung o Hamhung. Las personas dedicadas a este trabajo suelen tener grandes ingresos con las ventas. También se adaptan a las necesidades de los demandantes. Por ejemplo, si una señorita quiere una camiseta de color amarillo, al siguiente día, lo tiene disponible. Si un señor quiere un vestido de tamaño mediano y de color añil, en pocos días ya lo tiene en sus manos. Cada día, los clientes se dirigen a estos vendedores ya que ofrecen un servicio excelente y exquisito con un buen precio. 

 Nota: La cifra de los vendedores de ropas usadas han aumentado de manera considerable en los últimos años. Creen que puede ser la mejor vía para salir de la pobreza extrema. 

22 feb. 2011

Los ricos pobres


 Hace muy poco, en Corea del Norte se inventaron unos dichos que empezaban con "Es el año que..." y esos dichos se hablaban en todas las clases sociales pero sin que sepa el régimen. En el dialecto norcoreano, una persona rica o una persona que tenga una posición social aceptable se le nombra como Jiju. Las población norcoreana vio como la gente Jiju se convertía en uno de ellos y que la mayoría de este gente tenían que ir a los montes cercanas para recoger hierbas nutritivas para su familia. Han visto a las personas ricas convertidas en pobres y mendigando por las calles de las ciudades. 

 Por ejemplo, en 2004, el dicho era: "Es el año que las mujeres de la gente Jiju van a las montañas". Y en 2005 se decían: "Es el año que los millonarios mendigan por las calles". Y efectivamente, esos dichos decían la realidad terminante de Corea del Norte. Miles de personas de poder adquisitivo aceptable tenían que ir pidiendo comida a sus vecinos o a sus familiares. La población norcoreana se sorprendió de estos sucesos ya que nunca pensaron que las vidas de esta gente cambiarían tan drásticamente. Los ricos pobres siguen aumentando en Corea del Norte. 

 A partir del 2005, la situación económica en Corea del Norte ha empeorado. La moneda norcoreana, al no ser utilizado en ningún país del mundo (ni en la amistosa China), tenía un valor sumamente baja y esa fue el origen del descenso del poder adquisitivo de miles de personas ricas. Estos ricos se dedican actualmente a aprender a ser vendedores y formar parte del mercado de sus ciudades. Ahora se dedican a ganarse el pan de cada día y por fin disciernen aquella palabra que desconocía antes: ahorrar. 

19 feb. 2011

Niños pálidos, sonrisas eternas


 Los lloros de los niños son escuchados y las lágrimas de las niñas son vistos cada vez más en cada rincón de las guarderías de todo Corea del Norte. Cada día, cientos de miles de niños lloran porque el hambre se ha convertido en habituación incesante. Sus caras son cada vez más pálidas y evidencian miradas perdidas. Los madres de estos niños están preocupadas ya que en sus pechos no salen leche, sino sangre. Los padres intentan animarles con una gran sonrisa pero es ineficaz. Los niños lloran. Sólo quieren alimentarse. 

 En las guarderías norcoreanas, se les dan cada día cuatro raciones de comida. Cada ración tiene que contener, por obligación, 100 gramos para que un/a niño/a tenga suficiente energía. Pero a la hora de la verdad, sólo contiene una cuarta parte de la ración recomendada por falta de alimentos y por falta de ayuda por parte del régimen. Algunas veces son los padres quienes les traen directamente la comida para que los niños no estén hambrientos. En las guarderías, disponen de leche en algunas ocasiones pero los niños que han ingerido estas leches presentan síntomas de diarrea y vómitos ya que carecen sistemas de refrigeración para guardar los lácteos o simplemente son de baja calidad, la mayoría proveniente de China. 

 Estos niños lloran, escriben, dibujan, corren, caminan, abrazan, juegan, leen, hablan, gritan, y por supuesto, sonríen. Aunque el hambre pueda quitar a estos niños el mayor tesoro; la infancia, estos niños sonríen. Cada día, estos niños ven a sus amigos y sonríen, ven a sus padres y sonríen, ven a sus vecinos y sonríen, ven a las nubes blancas y sonríen, ven a los árboles y sonríen, ven a los animales y sonríen. Las sonrisas de estos niños son eternas, algo que el régimen norcoreano está planteando en desmoronarlo. 

18 feb. 2011

La pocilga


 En las casas donde se destilan bebidas de alcohol o elaboran tofus (queso de soja), existen pocilgas porque los residuos que salen con la producción de ambos productos son destinados para la alimentación de los cerdos. Si los residuos no son suficientemente producidos, se utilizan también harina de maíz para que el cerdo no muestre señales de desnutrición. Estas pocilgas existen principalmente en las áreas rurales expandidas por todo el país. 

 Antes los cerdos eran el principal objetivo de los ladrones nocturnos y eso hizo que construyeran pocilgas más seguras y duraderas. Las pocilgas están situadas justo al lado de las casas de los dueños para así, evitar el robo de estos animales. También se utilizan espinos de metal desprendido por todo el techo como medida de protección. Es curioso ver a unos simples cerdos comer mucho mejor que a los seres humanos. Los cerdos son tratados casi como "reyes" cuando a pocos metros del pueblo deambula un niño hambriento a punto de morir. 

 Hay veces que se venden estos cerdos en el mercado local por una gran cantidad de dinero pero también se intercambian por una gran cantidad de alimentos. Por ejemplo, cada 1 kilogramo de cerdo equivale a 5 kilogramo de maíz. Es decir, si un cerdo pesa 70 kilogramos, el vendedor recibiría unos 350 kilogramos de maíz. Para recibir una gran cantidad de dinero o alimentos, la calidad de estos cerdos tiene que ser saludable. Un cerdo de mala calidad puede ser que el precio de este animal baje por la mitad o incluso menos. 

 Nota: La carne del cerdo sólo se puede comer en las casas con un gran poder adquisitivo debido a su elevado precio. Es bastante llamativo a que los cerdos trato especial por sus dueños.

16 feb. 2011

El autobús


 El servicio del autobús, es más bien, escaso. Hay muy pocos autobuses para tantas personas en las ciudades principales de Corea del Norte. Es frecuente ver a todos los autobuses llenos de personas y mercancías que tienen que parar varias veces para evitar problemas técnicos. Por ejemplo, en vez de llevar a 80 personas la cual es la capacidad máxima en un autobús, llevan a 120 personas. Son muchos quienes se desmayan por falta de aireación o simplemente aguantan la respiración en diminutos soplos. Millones de personas aún siguen yendo en pie o en bicicleta para desplazar al trabajo ya que el servicio de autobús es relativamente nuevo para la mayoría de la población. 

 El control de los servicios del autobús no está en manos del régimen. Este servicio nace gracias a la cooperación de una empresa china especializado en servicios de transporte junto con una empresa local de transporte respaldada por el régimen. Pero la mayor parte de los beneficios obtenidos se queda en manos de los dirigentes. Los autobuses son, en su mayoría, carros utilizados en los países occidentales durante los años 70. El régimen no ha sabido modernizar el sistema de transporte y la demanda de este medio ha disminuido. 

 Los usuarios más activos de este medio de transporte suelen ser comerciantes ya que llevan cantidades de mercancías y llevan al mercado para su posterior venta. Además, existen autobuses de larga distancia pero los servicios son tan ineficaces que es obligatorio hacer varios transbordos para llegar a un destino determinado. Para los norcoreanos, el medio de transporte más utilizado sigue siendo el tren ya que tiene más historia que el autobús y la gente está más acostumbrada a ello, aunque estos dos medios están muy deteriorados desde la calidad de las maquinarias hasta los servicios efectuados.  

14 feb. 2011

Las señoras de la basura


 En los pequeños rincones de las ciudades, unas señoras de rostros extenuados buscan desesperadamente un trozo de pan, un trozo de vaso de cristal roto, unos cuadernos empapados por la lluvia tardía de ayer, un sucio bol de cerámica o unos zapatos de piel totalmente deteriorado. Cualquier objeto vale a las señoras de la basura para venderlo a escondidas o intercambiarlas entre ellas o simplemente cualquier comida caída en el suelo mezclado de arena vale para ingerirlo más tarde. 

 Estas señoras, cuyas edades rondan entre los 40 a 60 años, se levantan temprano y empiezan a rastrear todos los rincones de las calles, sean principales o secundarias. Algunas, con suerte, obtienen algunas monedas pero no es suficiente para comprar medio kilo de maíz. Con esas monedas sólo consiguen comer un plato de fideo caliente en un restaurante callejero. Otras, la gran mayoría, no suelen conseguir nada a cambio. Sus recogidas no tienen ningún valor en el mercado local ya que todo lo recogido está desbaratado. El aprecio a las cosas nuevas y bien agraciados es lo más demandado entre la gente. 

 Por ingerir estas basuras, son muchos quienes contraen una enfermedad estomacal. Sus estómagos están completamente revueltos y dañados hasta que algunas quedan inválidas o quedan al borde de la muerte. Pero su pausa significaría la ruina y las señoras siguen cada día con su labor. Recogen cada día cosas que les parecen provechosos. Muchos son quienes desprecian a estas señoras y las llaman inútiles. Estas señoras, entonces, gritan:
 - ¿Tu te crees que estoy haciendo esto porque me gusta? ¡Estoy haciendo esto para que mi otro hijo no siga el mismo camino que el de primero, que seguramente estará en un lugar mucho más hermoso que esto!

11 feb. 2011

La sequía


 La constante sequía es uno de los problemas más graves que existe en Corea del Norte. Cada año, aquellos territorios verdes se han secado poco a poco y se ha convertido en tierras de colores "desagradables" a la vista de los humanos que se dedican a este sector. La sequía se ha visto afectada principalmente por la zona norte del territorio norcoreano. Hace tiempo que las plantas no crecían y la producción anual del maíz se ha reducido considerablemente. Además a la calidad del maíz producida en esas zonas se le ha clasificado con la etiqueta "no adecuada" y tienen un tamaño mucho más pequeño que un maíz convencional. 

 China también se ha visto afectado por la sequía pero el problema se ha visto solucionado con rapidez gracias a la rápida acción del gobierno chino. Les han proporcionado grandes cantidades de agua y abono de buena calidad y eso hizo que la producción del maíz en las zonas chinas se incrementara de forma vertiginosa. Mientras que los campesinos chinos disfrutan de sus frutos, los campesinos norcoreanos observan con la mirada perdida sus territorios toquetean de vez en cuando con la ya convertida arena. Sólo crecen pastos marrones de aspecto denigrante entre las grietas del suelo. 

 ¿Qué hará el régimen para solucionar este problema? Ignorar ha sido su mejor arma. Ellos siguen propagando "la maldad extrema del imperialismo" y hacen "oídos sordos" a las peticiones de las necesidades más básicas en el campo de la agricultura. 

 Nota: La sequía cada vez se va expandiendo más en Corea del Norte. Las grietas se muestran cada vez más en los suelos. 

10 feb. 2011

Animales domésticos


 Como animales domésticos en Corea del Norte destacan los perros, los gatos, las gallinas y los cerdos. Algunos habitantes sobreviven cada día con los ingresos de la venta de los huevos o directamente vendiendo pequeños polluelos en los mercados. Los perros son utilizados como "vigilantes" para evitar el robo por las noches y los cerdos son criados para dar de regalo al régimen central y al ejército. Con el tiempo, la domesticación de los animales se ha puesto más engorrosa ya que el mantenimiento de estos animales, especialmente cerdos y gallinas, supone un esfuerzo físico y económico gigantesco. Son muchos quienes abandonan el trabajo y se dedican a hacer otro tipo de comercio. 

 Ya no era como antes cuando los huevos estaban a precios mínimos en los mercados y que toda la población tenía acceso a ello. En la actualidad, comer un huevo al día o a la semana inclusive se ha convertido en un lujo para la mayoría de los habitantes con las consecuentes crisis económicas, y los precios han subido vertiginosamente. Algunos, con todo el dinero ahorrado, han empezado a vender huevos comprando una gran cantidad de gallinas (100 unidades). Pero el negocio no va bien. Cada día hay menos gente y aquellos huevos acaban podridos. Los animales domésticos desaparecen poco a poco en Corea del Norte. 

 Nota: Los perros son sacrificados para su posterior consumo en caso de extrema necesidad con el aumento de hambre en la mayor parte de Corea del Norte. 

9 feb. 2011

Aquellos deliciosos platos


 La gastronomía norcoreana se destaca principalmente por su alto valor nutritivo y posee un sabor exquisito y placentero para el paladar. Cuando uno prueba un plato norcoreano, la mezcla de los sabores es inmejorable. Nuestros antepasados fueron los afortunados de probar estos platos que con el tiempo parece estar desapareciendo. Un plato con fideos de arroz con una mezcla de salsa roja picante y verduras se ha ido apartando poco a poco de la sociedad norcoreana. Ahora los habitantes sólo pueden probar polvos de maíz e hierbas comestibles que crecen por las montañas. 

 El régimen prepara estos platos exquisitos en casos extraordinarios cuando los diplomáticos asiáticos, americanos o europeos vienen de visita oficial y extraordinaria al país. El plato mezclado de fideos y verduras se ha convertido con el tiempo en un lujo inalcanzable cuando antes los habitantes podían ingerirlo a diario. Ellos han caminado, soñado, corrido, reído, estudiado, jugado con estas comidas. Pero los paladares norcoreanos ya no saben distinguir la mezcla de los sabores primarios. Ya no saben que sabor tiene una bola de caramelo o un pescado. Los norcoreanos deploran aquellos años donde se preparaban grandes y variadas cantidades de comidas deliciosas. Temen perder para siempre aquellos sabores. 

 La buena alimentación es la mejor vía para lograr una buena salud, reforzar el sistema inmunitario y así conseguir lo que más buscamos: la felicidad. Un norcoreano se levanta por la mañana y cada día come la misma ración de comida. Una y otra vez. Algunos piden probar como último deseo aquellos maravillosos platos antes de ir a "otro mundo". Pero esas comidas rellenados en boles gigantes apenas existen en las calles del territorio norcoreano. Y seguramente los jóvenes no sabrán la existencia de la grandeza de la gastronomía norcoreana. 

8 feb. 2011

El detergente


 El detergente es considerado como un producto de lujo en Corea del Norte. Sólo las grandes casas de las residentes con gran poder adquisitivo tienen la "extravagancia" de utilizar el detergente ya que disponen de máquinas lavadoras. Existen un grupo de vendedores que asoman a estas casas para intentar vender pequeñas cantidades de detergente, sean líquidas o en polvo. Estos detergentes, en su mayoría, son de origen chino. En Corea del Norte, existen pocas empresas que producen detergentes al no ser un producto asequible para toda la población.

 Cada bolsa de detergente genera un peso aproximado de 400 gramos. Su precio original suele rondar los 200 wons, siendo 170 wons del detergente y 30 wons de la bolsa de plástico que contiene el producto. Los vendedores perciben por cada detergente en polvo, unos 500 wons y así, obtienen beneficios bastante sugestivos. Eso da un poco de alivio para estos vendedores que consiguen el detergente, mayormente, por el mercado negro. 

 ¿Entonces como lavarán la ropa la mayoría de la población norcoreana? Al no haber visto una máquina de lavar, no saben que forma tiene, sus compuestos, y por supuesto, no sabe como se utiliza. Las mujeres, en grupos, se van a un río cercano para lavar la ropa, como pasó en Europa y en la mayor parte de Asia en los años de la posguerra. Como el jabón es incluso un producto excesivamente caro, frotan las manchas hasta que se desaparezcan o compran un jabón para diez personas y toman turno. Al menos, estos pequeños momentos de reunión en el río es cuando estas mujeres hablan de la familia y de los vecinos, y esos momentos les hacen suficientemente provechoso para sus oídos.  

7 feb. 2011

Aceite de rana


 Dicen que el aceite de rana es un milagro de la naturaleza. Según los chinos, este aceite ayuda a luchar contra el envejecimiento de forma muy eficaz y tiene efectos energéticos al ingerirlo. Este aceite se vende a un buen precio, a veces exagerado, en la mayor parte de China especialmente por sus valores "sobrenaturales". Aprovechando estas noticias, poco a poco en Corea del Norte, hay una exportación silenciosa de este aceite al país vecino ya que se puede beneficiar de una gran cantidad de dinero y así dejar de preocupar de la pobreza. En Corea del Norte, está prohibido cazar estos anfibios pero no es fácil controlar a una población desesperada por conseguir beneficios económicos. 

 Para obtener 1kg de aceite de rana se necesita aproximadamente 500 ranas. Estas ranas están situadas principalmente en el norte del país. Los habitantes de aquellas zonas cazan disimuladamente para que los soldados o las fuerzas de seguridad del régimen no les descubran ya que la caza ilegal de ranas puede ser condenado a prisión de hasta dos años. Obtener el aceite es una tarea difícil ya que está situado en la parte del estómago del anfibio y se tarda muchas horas en tener resultados deseables. El aceite se arranca con agua caliente con el método de fusión. También hay que saber distinguir correctamente los huevos y el aceite de la rana. 

 Algunas personas compran o cogen directamente de las montañas. El precio de cada rana suele rondar los 300-350 wons. Comprar 500 ranas supone gastar más de 150.000 wons, toda una fortuna en Corea del Norte. Pero algunos llegan a gastar esa cantidad ya que apuestan de sus "autoconfianzas" de generar beneficios fugaces. Después de elaborar un 1kg de aceite, se vende en China cruzando la frontera de forma ilegal. Uno puede llegar a obtener beneficios de hasta 300%. La rana y su aceite han convertido en el "oro verde" y en la salvación de cientos o miles de familias. Las personas que cazan las ranas aumentan poco a poco, pero lo hacen con la más absoluta discreción.

6 feb. 2011

El destino de los nuevos doctores


 El joven Ryu está muy ilusionado. Acabó este año la carrera de Medicina y piensa que pronto empezará a ejercer su profesión. Siempre le había gustado estar cerca de la gente, con los niños, con los adultos y preguntarle donde le dolía más, repetir aquella mítica frase de los médicos: "¿A donde le duele usted?". Siempre quería escuchar los clamores físicos de la gente e intentar ser el mejor médico posible para cada uno de sus pacientes. Sus padres están muy emocionados ya que su hijo mayor va a ejercer uno de los oficios más agraciados que existe.  

 Al siguiente día, el joven Ryu se va al hospital donde empezará a trabajar. Pero en el hospital, no hay pacientes. El joven Ryu se pregunta: 
- ¿Que pasa aquí? No veo pacientes. ¿Es hoy un día festivo? ¿Me habré equivocado de día? 
 En el hospital sólo se ve doctores y algunos enfermeros de edad avanzada. El joven Ryu, algo confuso, acerca a uno de esos doctores y le pregunta: 
- Hola, doctor. Me llamo Ryu. He venido a trabajar aquí a partir de hoy. Una pregunta, ¿porque el hospital está vacío? No veo a muchos pacientes. 
- Hay pacientes, pero pocas. Algunos ya no quieren venir a los hospitales o quieren que les atienda médicos con bastante experiencia. Creo que no quieren a los doctores en prácticas como vosotros. Además no tenemos camas y herramientas suficientes para atender a los pacientes. Por eso, vuelven...
 El joven Ryu acaba desmoralizado. Sin experiencia, sin herramientas...Ryu acaba decepcionado.  

 El joven Ryu irá al hospital todos los días pero se preguntará: ¿que hago? Está algo desesperado y tiene algo de miedo. Miles de nuevos doctores en Corea del Norte tienen el destino anodino, muchos podrían acabar sin rumbo. Mientras tanto, miles de nuevos enfermeros/as ayudan a sus familiares a vender comida en los mercados. Venden galletas o fideos con una sonrisa en la boca pero con lágrimas entremezcladas lleno de frustración y rabia. 

 Nota: La situación de los nuevos doctores/as y enfermeros/as es desesperante. El número de los pacientes sigue reduciendo y eso deja sin opción de trabajar a miles de estudiantes de Medicina y Enfermería en todo Corea del Norte. 

4 feb. 2011

Medicinas falsas


 La falta de medicamentos ya era un tema para discutir en Corea del Norte antes o después de la crisis grave económica. La carencia es tan extrema que sin la ayuda de las Naciones Unidas o de la Organización Mundial de la Salud, la situación sería totalmente catastrófica. En los hospitales, no disponen de medicamentos y los pacientes se dirigen a los mercados para conseguir los remedios necesarios ya que las farmacias en Corea del Norte son lugares desocupados de pócimas necesarias. 

 En los mercados, la mayoría de los "medicamentos" tienen aquel precinto de "falsos". En las etiquetas ponen que es producto nacional pero en realidad, provienen de China. Los farmacéuticos no son capaces de producir grandes cantidades de fármacos ya que no tienen materiales y herramientas suficientes para hacerlos. Tener un embudo o una probeta es para ellos, sería una pretensión. 

 La penicilina, descubierta por el gran Fleming, es uno de los productos que se compra en los mercados sin saber el origen de su fabricación. Pero el precio de la penicilina es sumamente alto que mucha gente no puede permitírselo. En los hospitales disponen una cierta cantidad de penicilina pero no disponible para la totalidad de la población. Por ejemplo, si un pueblo alrededor de 5.000 habitantes, la cantidad de penicilina no suele llegar ni a 100 unidades. Esto significa que muchos tienen que ir a comprar en otro sitio por un precio mucho más elevado. El precio suele rondar los 500 wons, una cantidad que un trabajador normal podría ganar en 4 días aproximadamente. 

 Muchos son, quienes creen que la receta médica del doctor no es necesaria. Compran medicamentos, muchos de ellos falsos, en los mercados confiando sus propios conocimientos. Es decir, la práctica de la "automedicación" se ha incrementado. Con esto, las muertes por ingestión desacertada de los medicamentos aumentaron y se sigue produciendo en grandes cantidades. La pésima calidad y la ingenuidad de la gente ha aventajado la llamada "combinación perfecta" de la mortalidad vertiginosa de la población norcoreana. Esto sucede a diario y los profesionales de la sanidad norcoreana ya no saben que hacer con tantos incidentes como estos. 

2 feb. 2011

Las fábricas


 En Corea del Norte se hizo numerosas reformas para fortalecer la industria en todo el territorio, pero llevar aquellas reformas a la práctica no eran tan fáciles como parecían. Fabricar productos tan simples era una labor no muy complicada pero las ventas no se realizaban correctamente ya que la población mayoritaria no se lo podía comprar ya que la "liberalización de los productos" no era cotidiana en la sociedad norcoreana. Además la calidad de los productos norcoreanos, comparando con los productos chinos, surcoreanos o japoneses, era pésima. Además el sistema industrial norcoreana se está siendo desestructurado poco a poco por la falta de implicación del régimen.

 Todo esto hace que la producción en este ámbito se pare sin poder hacer nada a cambio. Sólo existen grandes fábricas textiles o de alimentación en las periferias en las ciudades más importantes de Corea del Norte. En los pueblos, es casi imposible ver una fábrica y en buenas condiciones ya que muchos habitantes en estas zonas se dedica exclusivamente a la agricultura. Poco a poco, las fábricas se están cerrando sus puertas y eso dificulta el desarrollo económico en Corea del Norte ya que ellos están en contra del flujo masivo de capitales porque para ellos eso es otra forma de promover el "imperialismo".

 La tasa de desempleo aumentó con el tiempo y la mayoría, que venían a las ciudades con la ilusión de trabajar en algunas de numerosas fábricas de las zonas periféricas, están obligados a volver a sus lugares de origen y a empezar otra vez. Algunos, con mucha suerte y delicadeza, consiguen montar un negocio por cuenta propia en un rincón del mercado pagando unos 3.000 wons al mes. Hoy, un señor de 50 años ha abierto con mucha ilusión su pequeño rincón de torta de arroz junto a su mujer en el mercado de su ciudad. Todo dependerá de si la diosa de la suerte les sonría. 

1 feb. 2011

Operación con linterna


 Otro de los problemas en los hospitales es la escasez de la electricidad, algo obligatorio en estos centros, que es utilizada a tiempo parcial. Por las noches, la electricidad en los hospitales de Corea del Norte desaparece y en caso de una emergencia quirúrgica los doctores tienen que utilizar linternas para que la operación termine con satisfacción y con seguridad. Hay veces (muy raras veces) que la electricidad está disponible en los quirófanos y los doctores aprovechan al máximo esos momentos para operar a los pacientes más urgentes y lo emplean con la mayor brevedad posible. 

 Los doctores en Corea del Norte tienen "cuatro" manos. Son aquellos seres humanos serenos que están siempre a disposición de la gente más necesitada. Pero hay momentos que estas personas no pueden realizar su trabajo con normalidad ya que la carencia extrema de la infraestructuras pública sanitaria es inadmisible. Además por las noches, no todos los doctores están disponibles en casos de emergencia y puede parecer una mendacidad, pero son los mismos pacientes quienes ayudan a los doctores en su propia operación quirúrgica reflejando con la linterna la zona donde hay que operar. La gente que no tenga linterna, traen un mechero o simplemente palillos de fósforo. 

 Los pacientes, sean niños o adultos, aguantan el dolor como pueden. Además de la falta de las anestesias, también faltan vacunas. Algunas vacunas ya utilizadas son re-usadas para futuros pacientes. Los doctores en Corea del Norte, después de utilizar una vacuna lo limpian profundamente y lo hierven para que se pueda utilizarlo en futuros casos para evitar así, contagios por vía sanguínea. En los quirófanos, las muertes aumentan. Cada día, más doctores y enfermeros norcoreanos hacen todo lo posible para salvar vidas pero ven como sus esfuerzos son infructuosos.