30/10/2014

La inversión rusa y sus posibles consecuencias


 Un acuerdo pero a la vez una buena noticia parece haber alegrado al régimen norcoreano. La firma de contrato para reestructurar las vías de tren que con las décadas se quedaron totalmente obsoletas se ha culminado con éxito. A medio plazo, unos 3.500 kilómetros de vía donde el tren recorría a ratos por no haber suficiente electricidad, serán totalmente remodelados. ¿Esto garantiza un deja vú de una relación prospera entre Rusia y Corea del Norte o simplemente será algo pasajero? La respuesta no es la primera ni la otra. Concuerdo con los analistas que esto se mueve por el interés económico que está barajando Rusia.

 Durante estos se están discutiendo en Nueva York sobre demandar al régimen ante la Corte Penal Internacional. Antes de las presentaciones, queda un obstáculo que deberían atravesar para que dicha demanda sea una realidad. El no recibir ni un voto en contra de los países miembros del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. El voto a favor de Estados Unidos, Reino Unido y Francia está pero que muy garantizada. China podría presentar la abstención y por último, Rusia es quien puede retroceder el proceso votando en contra a todo esto. Y ustedes preguntaran: ¿Porque Rusia y no el país que más relaciones tuvo históricamente como China?

 Cuando ocurrió hace ya meses antes el conflicto entre Ucrania y Rusia, la Unión Europea levantó su voto de apoyo hacia los ucranianos. Eso perjudicó la economía de la eurozona ya que Rusia prohibió importar productos varios de la UE como motivo de protesta y ellos han pensado repentinamente en Asia. ¿Qué país se habrá llevado la mirada perspicaz rusa? Corea del Norte. Sabiendo que la conexión entre Vladivostok y la zona portuaria de Rajin tendrá un potencial económico enorme a muy corto plazo, han llamado a los miembros del régimen y después de primeras conversaciones parece que han llegado a un acuerdo. Mientras que China y Corea del Norte se desunían Rusia ha estado astuto y observando dicha situación. Todo es un juego. Y el resultado de ese juego será el mantenimiento del régimen para algunos años más.  

28/10/2014

La controversia sobre la enseñanza


 En un colegio de educación primaria en Seúl, unos funcionarios que venían por parte del Ministerio de Defensa mostraron unas imágenes sobre las torturas de carácter extrema que desgraciadamente existen actualmente en los campos de concentración de Corea del Norte. Poco después, una muchacha que apenas ha cumplido diez años empieza a llorar de pánico. Y por consiguiente, sus compañeros, atemorizados por las imágenes, salen de la clase. La controversia estaba servida. Preguntaban los padres. ¿Como es posible mostrar dichas reproducciones a unos niños que están en pleno desarrollo físico y emocional y que cualquier objeto les puede afectar directamente? Esta clase de representación ya se ha extendido por todo el territorio coreano.

 Los funcionarios alegan que en otras escuelas no había pasado nada. Ningún tipo de gritos o desmayos. Que solamente había pasado en esta escuela de Seúl. Pero los familiares se concentraron enfrente del Ministerio de Defensa para que retire esas imágenes y que opte por otras alternativas menos inicuas para contar la realidad de Corea del Norte. En Corea del Sur, desde mi punto de vista, no saben como podrían transmitir a sus ciudadanos desinteresados por el grave problema de los derechos humanos que dicta bajo el régimen y, optan por esta vía más escabrosa.

 Tampoco creo que esto sea una buena forma de hacer pedagogía sobre Corea del Norte. Al otro lado de Seúl, unos alumnos han creado una especie de animación para concienciar a sus compañeros y padres. Sin mostrar algún tipo de violencia, sangre o "dientes afilados" de militares. Ellos mostraron algo simple pero grandioso. Una pequeña historia de unos niños que se tienen que separar de sus padres porque tienen que marcharse a China en busca de una vida mejor. Para contar una buena historia y necesaria, muchas veces, no requiere de unas herramientas complejas. Basta contar con la simplicidad que la mayoría de la gente no lo encuentra fácilmente en estos tiempos.

Esta es la otra manera de contar una historia sobre Corea del Norte

26/10/2014

Aún siguen las restricciones


 Hace unos días Associated Press presentó una documentación visual impresionante sobre Corea del Norte. Preguntarán: ¿Como es posible que una agencia de noticias estadounidense puede realizar aquel trabajo periodístico en tierras "hostiles"? Porque desde hace algunos años es el único medio internacional que puede remitir noticias sobre Corea del Norte o sacar imágenes de Pyongyang en tierras norcoreanas. Pero siempre con restricciones. Como lo fue Birmania en los años 90 bajo la dictadura militar.

 Para realizar el trabajo titulado "Road to Paektu" tuvo que pedir el permiso del régimen. Incluso a los periodistas le permitieron conducir un automóvil para sacar las fotografías. El trayecto era desde Pyongyang al monte Paektu. En total, 2.000 kilómetros recorridos de 25.000 km que existe la carretera en el país. Pero al lado de ellos siempre estaban los funcionarios del régimen que vigilaban cada paso de estos periodistas. Como sombras incómodas. Tampoco se les permitían acercarse a los campos de concentración o sitios donde guardaban los materiales nucleares.

 He visto las imágenes y deja a uno sin palabras. Una mujer adulta caminando sola por los terrenos de la provincia de Hwanghe-do. Un hombre con bicicleta en un pequeño pueblo situado en Wonsan. Vistas espectaculares del monte más alto de Corea. Un joven sentado con su paragua esperando que pare de llover junto a los carteles de propaganda del socialismo. Otro hombre fumando un cigarrillo y mirando a un sitio o quizá esperando a alguien. Aspectos cotidianos que antes nunca pudimos ver sobre el país hermético. Y por último a una guía por el monte que se enorgullece por conocer a Kim Il-Sung y que para ella es el mejor momento que pudo pasar 30 años de profesión.

 Nota: Las imágenes se pueden ver en http://hosted.ap.org/interactives/2014/road-to-paektu/ 

22/10/2014

Los que han sido engañados


 Fue durante los años setenta cuando la élite política norcoreana empezó a mandar a sus hijos a Alemania Oriental para que pudiera extender sus estudios que carecían en su país con el fin de poder aportar al desarrollo industrial posteriormente en Corea del Norte. Se establecían en Berlín vigilados por la embajada norcoreana y cualquier movimiento que fuera algo extraño con el socialismo era castigado con ser reeducados bajo dicha ideología. Una y otra vez. Preguntaban los estudiantes norcoreanos a compañeros de otras nacionalidades si conocía a Kim Il-Sung. Ante una respuesta negativa, las peleas surgieron porque en Corea del Norte le había enseñado que Kim era un gobernante reconocido a nivel mundial y el hecho de no saberlo suponía un insulto a su líder.

 Pero como pasa a todos aquellos que habían estado en países terceros, con el tiempo, uno se suele acostumbrar a los cambios culturales del país residente y efectivamente, ocurrió también con los norcoreanos durante aquella década. Aunque vivían en un país que compartía la misma ideología, los movimientos cotidianos alemanes eran distintos al norcoreano y eso supuso un inicio de preocupación para la élite porque podía tambalear el Juche. Unos pasaban desapercibidos a esos toques de atención y otros fueron inmediatamente llamados a Pyongyang para que recibieran un agobiante tormento psicológico durante un largo plazo. Los más graves eran inmediatamente enviados a los campos de trabajos forzosos para que pudieran ver la muerte cercanamente.

 Y también existían otros grupos de personas que los medios surcoreanos discutían a menudo durante aquella época. Los engañados que caían en la trampa del falso bienestar que existía en el paraíso llamado Corea del Norte. Muchos, entusiasmados, hacían la maleta e iban con todos los miembros de su familia hasta que cuando aterrizaron a Pyongyang vieron una realidad totalmente distinta. Lo que prometía el régimen de Kim Il-Sung no había. Entonces con el tiempo, algunos consiguieron escaparse para volver a sus países de origen dejando a sus familiares en Corea del Norte que luego fueron encarcelados y otros que aún en la actualidad siguen residiendo ahí haciendo labores distintas para el régimen. 

19/10/2014

Los disparos siguen en la frontera


 Ayer cuando fui a Paju para observar de cerca como era la frontera entre las dos Coreas para escribir un reportaje que estará en la plataforma de contenidos Neupic en breve, vi una mezcla de melancolía y tranquilidad. Parecía que no había esa tensión en una zona donde hace más de 60 años está separado y que se convirtió en un punto de indicación para los conocidos del efecto de la Guerra Fría. Pero 12 horas después de marcharme de aquel lugar, los intercambios de disparos por parte de las dos partes como medida de "precaución" ocurrieron apenas a unos kilómetros de esa ciudad. Pausa. Disparos. Pausa. Disparos. Según los testigos, eso es lo que ocurría.

 Diez minutos de ruidos que muchos no querrán oír para no revivir los horrores de la guerra fueron suficientes para pedir parte de los residentes de Paju y turistas que estaban para ver la zona desmilitarizada que el conflicto se pare. Después de esa breve tensión máxima, la tranquilidad otra vez ha vuelto a la zona pero sin la certeza de saber si eso era algo indefinido. Desgraciadamente este tipo de noticias sigue caso omiso por la gran parte de los ciudadanos en Seúl y parece no preocuparse demasiado del tema. Y el gobierno trata de dar un mensaje tranquilizador y optimista con la reunificación que ellos creen que pueden aproximarse a corto plazo. ¿A que estamos jugando? ¿Un mensaje tranquilo como alternativa cuando a decenas de kilómetros más hacia arriba siguen los disparos de forma momentánea? Puede ser que la trasmisión de aquel tipo de mensaje que da el gobierno actual es que más moleste al régimen norcoreano para que incite a la provocación. Yo abogo por esta hipótesis aunque puede haber otras muchas más. 

17/10/2014

Faltan las palabras acostumbradas


 Cuando se celebró hace poco el día nacional de China, el régimen norcoreano era uno de los primeros en felicitarla y mando un mensaje de enhorabuena por el aniversario. Pero por primera vez en su aviso falta la palabra "bienquerencia" en el contenido. Puede ser que sea una memez pero para ambos países que han tenido una relación bastante cercana respecto con otros países, la ausencia de ese término supone una fisura en el trato que tanto se ha caracterizado hasta ahora. Les dije anteriormente que las relaciones entre China y Corea del Sur están quizá en su mejor momento y eso disgusta mucho al régimen. Y con los expertos que he hablado sobre este tema también están de acuerdo.

 China también sacó del mensaje anual de felicitación a Corea del Norte el día 9 de septiembre (fecha de constitución de la República Democrática Popular de Corea) dicciones como "sucesión tradicional, propensión del futuro, vecindad amistosa y consolidación de la cooperación". En coreano esto se reducía a 16 palabras que hace 65 años no faltaba en las comunicaciones oficiales. De repente, no verlas se convirtió en, por un parte, una preocupación entre los miembros de la élite política del país ya que era la única fuente de financiación para poder disfrutar de sus caprichos personales y no depender completamente en el mercado oscuro de la droga. Y por otra parte, un desafío para un sector aún conservador de la ideología Juche culpando a China de haber abandonado el "comunismo verdadero".

 Es increíble como en un poco más de cinco años, la relación entre estos países que representó durante la Guerra Fría una de las alianzas más consolidadas se rompe a pedazos aunque no del todo. Cuando Kim Jong-Eun diga un día que va a retirar todos los funcionarios norcoreanos que están en el noreste de China, el cambio será inminente. Wikileaks tenía razón cuando dijo que Beijing ya tiene los días contados para abandonar por completo a Pyongyang. El hermano menor travieso quiere independizarse y de qué manera. Aunque eso supondría su propia desaparición y que el hermano mayor dé un buen apretón de manos con su "enemigo" que mantiene aún algunas similitudes hasta ahora. 

15/10/2014

Analizando el futuro


 "La China de 2007 es totalmente diferente a la China de 2014", decía George Friedman, el politólogo americano que forma parte de la organización Stratfor que Wikileaks consiguió tener emails privadas para hacerlas público. Sus informes anuales suelen ser bastante acertadas respeto al movimiento que supone los cambios políticos en el mundo. No se consideran futurólogos pero si analistas políticos que trata de visionar a corto plazo la actualidad. Y Corea no era la excepción. Según Friedman, la reunificación de Corea podría ocurrir antes de 2030, es decir, unos 15 años más tarde como plazo máximo. 

 Es un dato bastante esperanzador y optimista respecto a lo que dicen los otros estudiosos de la temática. Pero trata de decir que al unirse habrá un ciclo de confusión y choque de culturas entre los habitantes de las dos Coreas. Que la idea del Fondo de Reserva preparado especialmente para la reunificación y reducir el número de los soldados coreanos después de la unión son puntos a destacar según él. Y que la implicación ciudadana es también un factor que se debería ver para que la mencionada confusión se reduzca. Pero los datos estadísticos que emite el Ministerio correspondiente dan malas noticias. Hasta el año 2000, el porcentaje que decía sobre la posibilidad de la reunificación era del 70 por ciento. Diez años después, no llega ni al 50. 

 Los jóvenes han dejado de interesarse por la política unificadora que tanto propone el actual gobierno. No puedo decir que sea por desinterés sino que estos jóvenes están demasiado ocupados en buscar su placer laboral que no ven necesario implicarse en un asunto como este. Además hay que añadir que hablar de las dos Coreas se ha convertido en algo ideológico que muchos tratan de ser neutros con el fin de no entrar en el conflicto que ocurren puntualmente en el país. Y todo esto le faltó decir a Friedman. Estaría bien que observara un poco más la sociedad coreana y que se profundizará más sobre el tema. Sin duda, saldría algo realmente interesante. 

12/10/2014

La gravedad de la situación


 Cuando el día 10 de octubre no apareció Kim Jong-Eun por la televisión estatal norcoreana se disparó todo tipo de alarmas y rumores en Corea del Sur. Me he pasado el fin de semana observando como los medios de comunicación (tanto televisión como prensa escrita) se debatían sobre el estado de salud del joven mandatario. De lo que estamos seguro es que él no pasa por un buen momento físicamente pero la cuestión es sobre la gravedad de que se enfrenta y eso está alimentando el morbo de muchos periodistas nacionales y extranjeros. Y esa respuesta solamente puede dar el régimen.

 Mientras tanto, durante estos días, las amenazas de mismas personas que estuvieron el pasado sábado en Incheon se incrementan por los globos con mensajes (piras) que lanzaron hacia la dirección norte las asociaciones norcoreanas que se dedican a luchar por los derechos humanos de los que aún están en el territorio hermético. En esos folletos que me han facilitado dichas organizaciones se exponen las verdaderas actividades de la élite política de Corea del Norte. Trapos sucios relacionados con las drogas o vicios que existen en ese vínculo. Toda esta actividad pone extremadamente nervioso a los miembros del Partido de los Trabajadores y han empezado con los disparos. Los habitantes de los pueblos que están cerca de la frontera han visto como el techo de sus casas tenían agujeros y han pedido a estas asociaciones que paren de lanzar esos globos.

 Entonces surge el dilema. Si se lanza los globos de helio eso puede facilitar a provocar al régimen y que los habitantes norcoreanos pudieran saber la verdad de la situación. Pero si los militares responden con los disparos, puede que haya víctimas mortales de inocentes a corto plazo y sería una quebradura de cabeza para el gobierno surcoreano que intenta realizar un diálogo con Corea del Norte a finales de este mes o al principio del siguiente. Toda esta situación es realmente liosa y grave. Pero aunque ocurran estos "actos" la población de Seúl seguirá con su actividad laboral y me temo que hablar sobre este tema será algo secundario dentro de algunas semanas. Desgraciadamente.

Globos de helio con folletos a punto de lanzarse en Paju, Corea del Sur. 

9/10/2014

La ostentación sangrienta


 Ya nos pareció una auténtica vergüenza como estaba construyendo a toda prisa estaciones de esquí y parques de atracciones definiendo como "el tiempo de modernidad" en la era de Kim Jong-Eun. Mientras que después de la desastrosa reforma monetaria de 2009, la población que vive en la extrema pobreza ha aumentado que muchos han tenido que tomar el camino de escape a China. A pesar de que las Naciones Unidas restringió la importación de los artículos de lujo por realizar pruebas nucleares desobedeciendo las reglas de la Organismo Internacional de la Energía Atómica, por vías varias, esos artículos siguiendo pisando el territorio norcoreano y los caprichos siguieron estando al alcance de los miembros de la élite política del país.

 Según un informe reciente presentado por el Ministerio de Reunificación, el régimen norcoreano (especialmente Kim Jong-Eun) gastó el año pasado 644 millones de dólares exclusivamente en artículos de ostentación. Entre ellos, 200.000 dólares en mascotas. Esta cifra dobla la cantidad anual que usó su padre y demuestra la inmadurez que le caracteriza al joven mandatario. Esto me recuerdo demasiado al rey francés Luis XVI antes de que ocurriera la revolución francesa. ¿Creen que los norcoreanos son capaces de levantarse y manifestarse en contra de la élite? La respuesta es por enésima vez si y no. Sorprendentemente, los norcoreanos ya están demasiado expuestos a la vida exterior, especialmente la surcoreana y maldicen a Kim pero sin decir nada. Y la ideología sigue dominando sus mentes que no es una tarea fácil de rebelarse y dirigirse hacia Pyongyang.

 Cuando hay hambre y los que tienen la función de administrar el país conducen a una nación al desastre, está previsto que ocurra el enfado de sus habitantes. Al menos, la historia contemporánea nos lo ha demostrado. Ellos desconocen o traten de ignorar que al agarrar un objeto de lujo que no les merece están palpando la sangre y sudor de millones de trabajadores que finalmente han desaparecido por agotamiento. Pero creo en la justicia. Espero que en algún tiempo de estos, los responsables tengan que sentarse en un tribunal con el fin de que sus errores no vuelvan a ocurrir jamás en un futuro próximo. 

5/10/2014

La gran sorpresa


 Hasta hace dos días, los altos cargos de ambas Coreas precisamente no intercambiaban buenas palabras. E incluso tuve la ocasión de ver a militares debilitados norcoreanos deseando la muerte a voces del Ministerio de Defensa de Corea del Sur clavando con las espadas el muñeco con su cara. Pero ayer la sorpresa llegó. La reunión entre las dos partes se realizó durante varias horas coincidiendo con la ceremonia de clausura de los Juegos Asiáticos de Incheon. Hwang Byong Seo (encargado de defensa), Choi Ryong Hae (secretario general del Partido de los Trabajadores) y Kim Yang Keon (encargado de reunificación) representando a la delegación norcoreana y Kim Kwang Jin, anterior ministro de defensa y actual encargado de servicio de inteligencia y Ryu Gil Jae, el ministro de reunificación. Sonrisas y saludos se intercambiaron, algo que solamente algunos meses era algo realmente impensable.

 ¿Esto puede un pistoletazo de salida hacia una reconciliación entre ambos países? Si y no. Es probable que este encuentro haya llegado al nivel del abrazo que protagonizó Kim Dae Jung y Kim Jong-Il en junio de 2000 pero sin debatir profundamente los problemas (y numerosas) que existen en la península es difícil y en este caso, dicha profundidad no se ha llevado a cabo de forma coherente. Pero se destaca especialmente por haber retomado el diálogo (aunque sea fugazmente) después de años sin dirigirse la palabra y jugando a elevar la voz delante de los medios. Dicen que a finales de este mes ocurra una conversación con más tiempo.

 Respecto a Kim Jong-Eun se puede decir varias cosas. Que surgen rumores sobre una posible revolución interna para derrocar al líder o que su enfermedad es mucho más grave de lo que parece aunque Hwang, Choi y Kim trate de calmar las habillas. Pero hay que decir que la fecha clave es el día 10 de octubre. El día de la fundación del Partido de los Trabajadores. En caso de no haber aparecido ese día, si que se podría asegurar que el joven líder se encuentra en un estado físico muy deteriorado. Pero tratemos de no especular demasiado ya que eso conlleva a la manipulación mediática y, por consiguiente la no credibilidad de las cosas.