19/10/2014

Los disparos siguen en la frontera


 Ayer cuando fui a Paju para observar de cerca como era la frontera entre las dos Coreas para escribir un reportaje que estará en la plataforma de contenidos Neupic en breve, vi una mezcla de melancolía y tranquilidad. Parecía que no había esa tensión en una zona donde hace más de 60 años está separado y que se convirtió en un punto de indicación para los conocidos del efecto de la Guerra Fría. Pero 12 horas después de marcharme de aquel lugar, los intercambios de disparos por parte de las dos partes como medida de "precaución" ocurrieron apenas a unos kilómetros de esa ciudad. Pausa. Disparos. Pausa. Disparos. Según los testigos, eso es lo que ocurría.

 Diez minutos de ruidos que muchos no querrán oír para no revivir los horrores de la guerra fueron suficientes para pedir parte de los residentes de Paju y turistas que estaban para ver la zona desmilitarizada que el conflicto se pare. Después de esa breve tensión máxima, la tranquilidad otra vez ha vuelto a la zona pero sin la certeza de saber si eso era algo indefinido. Desgraciadamente este tipo de noticias sigue caso omiso por la gran parte de los ciudadanos en Seúl y parece no preocuparse demasiado del tema. Y el gobierno trata de dar un mensaje tranquilizador y optimista con la reunificación que ellos creen que pueden aproximarse a corto plazo. ¿A que estamos jugando? ¿Un mensaje tranquilo como alternativa cuando a decenas de kilómetros más hacia arriba siguen los disparos de forma momentánea? Puede ser que la trasmisión de aquel tipo de mensaje que da el gobierno actual es que más moleste al régimen norcoreano para que incite a la provocación. Yo abogo por esta hipótesis aunque puede haber otras muchas más. 

17/10/2014

Faltan las palabras acostumbradas


 Cuando se celebró hace poco el día nacional de China, el régimen norcoreano era uno de los primeros en felicitarla y mando un mensaje de enhorabuena por el aniversario. Pero por primera vez en su aviso falta la palabra "bienquerencia" en el contenido. Puede ser que sea una memez pero para ambos países que han tenido una relación bastante cercana respecto con otros países, la ausencia de ese término supone una fisura en el trato que tanto se ha caracterizado hasta ahora. Les dije anteriormente que las relaciones entre China y Corea del Sur están quizá en su mejor momento y eso disgusta mucho al régimen. Y con los expertos que he hablado sobre este tema también están de acuerdo.

 China también sacó del mensaje anual de felicitación a Corea del Norte el día 9 de septiembre (fecha de constitución de la República Democrática Popular de Corea) dicciones como "sucesión tradicional, propensión del futuro, vecindad amistosa y consolidación de la cooperación". En coreano esto se reducía a 16 palabras que hace 65 años no faltaba en las comunicaciones oficiales. De repente, no verlas se convirtió en, por un parte, una preocupación entre los miembros de la élite política del país ya que era la única fuente de financiación para poder disfrutar de sus caprichos personales y no depender completamente en el mercado oscuro de la droga. Y por otra parte, un desafío para un sector aún conservador de la ideología Juche culpando a China de haber abandonado el "comunismo verdadero".

 Es increíble como en un poco más de cinco años, la relación entre estos países que representó durante la Guerra Fría una de las alianzas más consolidadas se rompe a pedazos aunque no del todo. Cuando Kim Jong-Eun diga un día que va a retirar todos los funcionarios norcoreanos que están en el noreste de China, el cambio será inminente. Wikileaks tenía razón cuando dijo que Beijing ya tiene los días contados para abandonar por completo a Pyongyang. El hermano menor travieso quiere independizarse y de qué manera. Aunque eso supondría su propia desaparición y que el hermano mayor dé un buen apretón de manos con su "enemigo" que mantiene aún algunas similitudes hasta ahora. 

15/10/2014

Analizando el futuro


 "La China de 2007 es totalmente diferente a la China de 2014", decía George Friedman, el politólogo americano que forma parte de la organización Stratfor que Wikileaks consiguió tener emails privadas para hacerlas público. Sus informes anuales suelen ser bastante acertadas respeto al movimiento que supone los cambios políticos en el mundo. No se consideran futurólogos pero si analistas políticos que trata de visionar a corto plazo la actualidad. Y Corea no era la excepción. Según Friedman, la reunificación de Corea podría ocurrir antes de 2030, es decir, unos 15 años más tarde como plazo máximo. 

 Es un dato bastante esperanzador y optimista respecto a lo que dicen los otros estudiosos de la temática. Pero trata de decir que al unirse habrá un ciclo de confusión y choque de culturas entre los habitantes de las dos Coreas. Que la idea del Fondo de Reserva preparado especialmente para la reunificación y reducir el número de los soldados coreanos después de la unión son puntos a destacar según él. Y que la implicación ciudadana es también un factor que se debería ver para que la mencionada confusión se reduzca. Pero los datos estadísticos que emite el Ministerio correspondiente dan malas noticias. Hasta el año 2000, el porcentaje que decía sobre la posibilidad de la reunificación era del 70 por ciento. Diez años después, no llega ni al 50. 

 Los jóvenes han dejado de interesarse por la política unificadora que tanto propone el actual gobierno. No puedo decir que sea por desinterés sino que estos jóvenes están demasiado ocupados en buscar su placer laboral que no ven necesario implicarse en un asunto como este. Además hay que añadir que hablar de las dos Coreas se ha convertido en algo ideológico que muchos tratan de ser neutros con el fin de no entrar en el conflicto que ocurren puntualmente en el país. Y todo esto le faltó decir a Friedman. Estaría bien que observara un poco más la sociedad coreana y que se profundizará más sobre el tema. Sin duda, saldría algo realmente interesante. 

12/10/2014

La gravedad de la situación


 Cuando el día 10 de octubre no apareció Kim Jong-Eun por la televisión estatal norcoreana se disparó todo tipo de alarmas y rumores en Corea del Sur. Me he pasado el fin de semana observando como los medios de comunicación (tanto televisión como prensa escrita) se debatían sobre el estado de salud del joven mandatario. De lo que estamos seguro es que él no pasa por un buen momento físicamente pero la cuestión es sobre la gravedad de que se enfrenta y eso está alimentando el morbo de muchos periodistas nacionales y extranjeros. Y esa respuesta solamente puede dar el régimen.

 Mientras tanto, durante estos días, las amenazas de mismas personas que estuvieron el pasado sábado en Incheon se incrementan por los globos con mensajes (piras) que lanzaron hacia la dirección norte las asociaciones norcoreanas que se dedican a luchar por los derechos humanos de los que aún están en el territorio hermético. En esos folletos que me han facilitado dichas organizaciones se exponen las verdaderas actividades de la élite política de Corea del Norte. Trapos sucios relacionados con las drogas o vicios que existen en ese vínculo. Toda esta actividad pone extremadamente nervioso a los miembros del Partido de los Trabajadores y han empezado con los disparos. Los habitantes de los pueblos que están cerca de la frontera han visto como el techo de sus casas tenían agujeros y han pedido a estas asociaciones que paren de lanzar esos globos.

 Entonces surge el dilema. Si se lanza los globos de helio eso puede facilitar a provocar al régimen y que los habitantes norcoreanos pudieran saber la verdad de la situación. Pero si los militares responden con los disparos, puede que haya víctimas mortales de inocentes a corto plazo y sería una quebradura de cabeza para el gobierno surcoreano que intenta realizar un diálogo con Corea del Norte a finales de este mes o al principio del siguiente. Toda esta situación es realmente liosa y grave. Pero aunque ocurran estos "actos" la población de Seúl seguirá con su actividad laboral y me temo que hablar sobre este tema será algo secundario dentro de algunas semanas. Desgraciadamente.

Globos de helio con folletos a punto de lanzarse en Paju, Corea del Sur. 

9/10/2014

La ostentación sangrienta


 Ya nos pareció una auténtica vergüenza como estaba construyendo a toda prisa estaciones de esquí y parques de atracciones definiendo como "el tiempo de modernidad" en la era de Kim Jong-Eun. Mientras que después de la desastrosa reforma monetaria de 2009, la población que vive en la extrema pobreza ha aumentado que muchos han tenido que tomar el camino de escape a China. A pesar de que las Naciones Unidas restringió la importación de los artículos de lujo por realizar pruebas nucleares desobedeciendo las reglas de la Organismo Internacional de la Energía Atómica, por vías varias, esos artículos siguiendo pisando el territorio norcoreano y los caprichos siguieron estando al alcance de los miembros de la élite política del país.

 Según un informe reciente presentado por el Ministerio de Reunificación, el régimen norcoreano (especialmente Kim Jong-Eun) gastó el año pasado 644 millones de dólares exclusivamente en artículos de ostentación. Entre ellos, 200.000 dólares en mascotas. Esta cifra dobla la cantidad anual que usó su padre y demuestra la inmadurez que le caracteriza al joven mandatario. Esto me recuerdo demasiado al rey francés Luis XVI antes de que ocurriera la revolución francesa. ¿Creen que los norcoreanos son capaces de levantarse y manifestarse en contra de la élite? La respuesta es por enésima vez si y no. Sorprendentemente, los norcoreanos ya están demasiado expuestos a la vida exterior, especialmente la surcoreana y maldicen a Kim pero sin decir nada. Y la ideología sigue dominando sus mentes que no es una tarea fácil de rebelarse y dirigirse hacia Pyongyang.

 Cuando hay hambre y los que tienen la función de administrar el país conducen a una nación al desastre, está previsto que ocurra el enfado de sus habitantes. Al menos, la historia contemporánea nos lo ha demostrado. Ellos desconocen o traten de ignorar que al agarrar un objeto de lujo que no les merece están palpando la sangre y sudor de millones de trabajadores que finalmente han desaparecido por agotamiento. Pero creo en la justicia. Espero que en algún tiempo de estos, los responsables tengan que sentarse en un tribunal con el fin de que sus errores no vuelvan a ocurrir jamás en un futuro próximo. 

5/10/2014

La gran sorpresa


 Hasta hace dos días, los altos cargos de ambas Coreas precisamente no intercambiaban buenas palabras. E incluso tuve la ocasión de ver a militares debilitados norcoreanos deseando la muerte a voces del Ministerio de Defensa de Corea del Sur clavando con las espadas el muñeco con su cara. Pero ayer la sorpresa llegó. La reunión entre las dos partes se realizó durante varias horas coincidiendo con la ceremonia de clausura de los Juegos Asiáticos de Incheon. Hwang Byong Seo (encargado de defensa), Choi Ryong Hae (secretario general del Partido de los Trabajadores) y Kim Yang Keon (encargado de reunificación) representando a la delegación norcoreana y Kim Kwang Jin, anterior ministro de defensa y actual encargado de servicio de inteligencia y Ryu Gil Jae, el ministro de reunificación. Sonrisas y saludos se intercambiaron, algo que solamente algunos meses era algo realmente impensable.

 ¿Esto puede un pistoletazo de salida hacia una reconciliación entre ambos países? Si y no. Es probable que este encuentro haya llegado al nivel del abrazo que protagonizó Kim Dae Jung y Kim Jong-Il en junio de 2000 pero sin debatir profundamente los problemas (y numerosas) que existen en la península es difícil y en este caso, dicha profundidad no se ha llevado a cabo de forma coherente. Pero se destaca especialmente por haber retomado el diálogo (aunque sea fugazmente) después de años sin dirigirse la palabra y jugando a elevar la voz delante de los medios. Dicen que a finales de este mes ocurra una conversación con más tiempo.

 Respecto a Kim Jong-Eun se puede decir varias cosas. Que surgen rumores sobre una posible revolución interna para derrocar al líder o que su enfermedad es mucho más grave de lo que parece aunque Hwang, Choi y Kim trate de calmar las habillas. Pero hay que decir que la fecha clave es el día 10 de octubre. El día de la fundación del Partido de los Trabajadores. En caso de no haber aparecido ese día, si que se podría asegurar que el joven líder se encuentra en un estado físico muy deteriorado. Pero tratemos de no especular demasiado ya que eso conlleva a la manipulación mediática y, por consiguiente la no credibilidad de las cosas. 

2/10/2014

Sus capacidades se agotan


 Analizando en profundidad sobre la realidad de Corea del Norte desde que llegué a Corea del Sur y que he tenido el placer de debatir sobre el contenido norcoreano con estudiosos de la temática y expertos que incluyen a norcoreanos que investigan la estrategia diplomática de la élite política del país, se me llegó la conclusión que el régimen ha tenido siempre una capacidad de eludir los problemas a nivel político que se han debatido en un escenario como las Naciones Unidas. Cuando llega la hora de hablar sobre los derechos humanos, ellos huyen, desoyen o coaccionan. Otro de sus medios es convencer a sus países "aliados" como China o Rusia. Recientemente Venezuela, Cuba o Bolivia.

 Pero el escenario parece haber tenido un giro extremo. Hasta ahora era innegable que China diera su apoyo sobre algunas cuestiones. Sin embargo, cuando llegó la presidenta de Corea del Sur llegó a la sede de Nueva York y dio su discurso, ante la mirada de la delegación norcoreana liderado por Ri Su Young, parece que la delegación china ha cambiado de rumbo y el intercambio de palabras entre estos países parecen mucho más frías que una década antes. Hablando claramente, Corea del Norte se ha convertido en un incomprendido durante esa sesión. Entonces, ¿que hará el régimen norcoreano para ganar apoyo?

 Se apresuraron y Ri estará el día 10 de octubre en Moscú para reunirse con Lavrov durante diez días con el fin de "asegurar" sus relaciones. Pero hay que saber que Rusia ya no se comporta como antes y que la Unión Soviética desapareció hace más de 20 años. Corea del Norte sigue viviendo en su mundo de decrepitud suya. Se ve perfectamente que sus capacidades diplomáticas tienen los días contados. Necesitarán renovarse aunque eso significaría la caída inmediata de un particular universo que se convertiría dentro de algunas décadas después en una nostalgia de unos pocos seguidores del comunismo obsoleto. 

30/9/2014

Rechazar su propia moneda


 Desde que el sistema de mercado se abrió en Corea del Norte después de la hambruna, las mujeres fueron quienes se arrimaban el hombre para sacar adelante a sus familias. Pero dicha práctica se extendió tanto que se convirtió en algo seriamente competitiva. Ya se negocian en distintos puntos del país tener un espacio propio para obtener beneficios económicos por vía rápida. A principio de este siglo aún se aceptaban el won norcoreano pero la estrategia del régimen de reformar sus sistema monetario ahogó más a aquellos trabajadores ya que el resultado que daba era totalmente desastroso y la élite política no hacía nada más que lavarse las manos.

 Cuando produjo la última reforma monetaria en 2009, parecía venir una segunda parte de la pesadilla de los mediados de los años noventa. Muchos han tenido que tirar los billetes antiguos al no ser compatibles con las nuevas. Entonces pensaron: ¿como puedo tener ingresos? Empezando a aceptar yuanes chinos, yenes japoneses o dólares americanos. ¿Es posible eso en Corea del Norte? No de forma visible pero sí. Llega un momento donde los habitantes ya empiezan a desoír las advertencias repetitivas y tediosas del régimen y el flujo de monedas extranjeras parece mucho más activo que nunca. Y actualmente, no solamente en la capital, esos billetes circulan de una manera sorprendente.

 Si se intenta comprar algún producto con un billete de won norcoreano "actualizado", casi todos los comerciantes la rechazarían. Es interesante ver como los ciudadanos de un país utilice monedas extranjeras de países que son "enemigos" para garantizar la supervivencia. Pero los miembros del Partido de los Trabajadores han tomado acción y aunque trate de restringir cortando dicho flujo, la entrada del capitalismo invisible en el país ya es una opción aceptada entre los conocedores del pequeño comercio. Y parece que el retrato de Kim Il-Sung sonriendo en esos billetes formaría parte de la historia dentro de algunas décadas. 

27/9/2014

La irritación de los incoherentes


 Cuando se habló por primera vez entre los altos mandatarios de Australia, Unión Europea, Japón, Estados Unidos y Corea del Sur sobre la importancia de debatir sobre la grave situación de derechos humanos en Corea del Norte en un hotel de Nueva York, esto hizo que los funcionarios del régimen norcoreano ante Naciones Unidas mostraran su disconformidad sobre el avance de la investigación cuyo informe definitivo salió hace algunos meses y que, de alguna manera, esa noticia logró captar la atención de la comunidad internacional. Ya dijo que ellos harían su propia comisión de investigación en relación con la situación de derechos humanos en su país para contrarrestar el interés generado de manera repentina.

 Los medios oficiales de Corea del Norte como la de "Uriminzokkiri", una web que se utiliza para contar la "verdad" norcoreana, no han tardado de demonizar durante esos días a sus países enemigos. Y seguían disparando el mismo discurso que los estudiosos estaban acostumbrados a oír. "Sois unos manipuladores y los que atrevan a maldecir a nuestro socialismo y a nuestro líder, serán castigados con la máxima pena posible". Lo que no cuentan ellos es que son los primeros individuos que buscan la buena vida (o quizá, muy confortable) del capitalismo pero que delante de las cámaras se manifiestan en contra de lo que ellos realmente practican a nivel personal.

 Los incoherentes suelen mostrar estos tipos de comportamientos. Y no lo digo yo sino que la historia reciente nos las ha mostrado. Si me toca preguntarles sin restricción alguna les daría consejo. Que no se encasillen de los pensamientos que no pertenecen realmente. Que la verdad siempre suele ganar la partida final. En la mayoría de los casos. Los incoherentes se ponen demasiado nerviosos cuando sus mentiras salen a la luz y ante las acciones correctas de los justicieros que van contra ellos. Estos días serán muy largos para ellos. Tratan de sobrevivir en aquel mundo encasillado elaborando estrategias pero en este caso, las opciones se reducen y algún día cercano dirán esa última frase de los derrotados: "Me rindo, ¿negociamos?". 

24/9/2014

Sin castigo pertinente


 ¿Se acuerdan el día 13 de mayo cuando se derrumbó uno de aquellos edificios, esos apartamentos que el régimen norcoreano trataba de mostrar a los que venían a Corea del Norte su concepto de "modernidad"? Más de 400 víctimas mortales y los familiares de los trabajadores llorando por la pérdida de sus familiares. Pero esta noticia fue parcialmente invisible por los medios internacionales ya que el régimen pensó que el acontecimiento iba a dañar su imagen y también coincidía con el accidente del buque de Sewol en Corea del Sur. Todos íbamos a pensar que los responsables de la construcción de esos edificios iban a ser castigados severamente por el régimen. Personalmente pensaba que no evitarían la pena capital.

 Pero, de repente, la sorpresa. Según las noticias de DailyNK, esos trabajadores no han recibido ningún tipo de pena sino que una advertencia por parte de Kim Jong-Eun diciendo que dichos edificios tenían que estar finalizadas para el mes de octubre. Y fin del asunto. Uno se queda boquiabierto cuando escucha este tipo de noticias. Más cuando se oye que los familiares de las víctimas no han podido recibir ningún tipo de recompensa por la desaparición. No pueden protestar porque supondría un acto de rebeldía hacia la élite política y serían muy probablemente encarcelados.


 Dentro de poco, sus nombres empezarán a ser olvidados por el régimen. El exceso de la avaricia con el fin de mostrar una imagen totalmente diferente y distorsionada se ha saldado con más de 400 personas que no han tenido más remedio que obedecer a las órdenes de trabajar en unas condiciones laborales lamentables hasta que sucedió la tragedia. Tampoco trato de cumplir a los responsables de manera completa ya que ellos también fueron los que cumplieron con su labor. ¿Entonces quiénes son los verdaderos culpables de esta desgracia? Parece que esta vez la respuesta es mucho más clara de lo que pensábamos.