30 jun. 2012

Aviso de óbito


Notificación
Se realizará la ejecución de la siguiente persona acusada por delito de asesinato.
Nombre: Joo-XXX-XXX  Hombre 30 años
Lugar del suceso del asesinato: Chang Hong Li de la zona Sa-Po Gu
Fecha de asesinato: 15 de noviembre de 1992. 
Lugar donde se realizará la ejecución: En el campo situado debajo del puente Yong Dae de la zona Sa-Po Gu
Polícia Local de la ciudad de Ham-Heung

 Sin tener un juicio merecedor, muchos presuntos condenados a muerte temen estos avisos que encabeza la inmoralidad de la justicia norcoreana. Sin ver el sol, esperan en el corredor de la muerte, la desdicha noticia que pondrá en fin su existencia. El régimen norcoreano fomenta estas ejecuciones al aire libre y en cierta manera, obliga a la gente para que presencie estos actos para el pueblo tenga de forma ecuánime un buen comportamiento y adiestrar la obediencia socialista. ¡Si no quieres morir humillado, despierta y trabaja para la gran nación! Con este lema, la élite no hace más que meter pánico a la población. No quieren que sus cuerpos sean perforados por balas de los guardianes. No quieren que sus cuerpos sean abandonados y devorados por animales salvajes después de la ejecución. Hacen que sus pasos sean concienzudos pero que también que la fatiga cerebral tiranice su vida diaria. Eso posiblemente sería una de las múltiples causas para escapar del país. 


 Las ejecuciones públicas pero desconocidas y la restricción del régimen hacen dificultar revelar datos precisos pero se estima que el ajusticiamiento ocurra a diario. Sin que sus familiares puedan decir el último adiós a su recién desaparecido.  

29 jun. 2012

Confusión, manipulación y evidencias


 Ayer pude ver en exclusiva este vídeo donde una mujer norcoreana, encolerizada por la mínima atención de la sociedad surcoreana hacia los refugiados norcoreanos y que expresaba que fue ajetreada por el gobierno de Corea de Sur, daba una rueda de prensa en el Palacio de la Cultura del capital norcoreano explicando su motivo de vuelta a su tierra natal delante de los periodistas norcoreanos y por un interrogador ruso. Criticaba la veloz sociedad "sureña" de forma mansa, elogiaba al recién estrenado líder Kim Jong-Un y por último, pedía perdón por abandonar el país cantando alabanzas hacia el líder y observando fijamente los retratos de los dos únicos líderes que hubo Corea del Norte.


 Desde mi propio análisis del vídeo, era demasiado extraño ver a una mujer adulta y saludable dar una multitudinaria rueda de prensa en un país donde la libertad de expresión ocupaba puestos muy preocupantes en los informes anuales que realizaban las organizaciones independientes. Sus lloros y sus temblores repentinos parecían muy ensimismados y pensaba que esto no era de las múltiples funciones teatrales que preparaban el régimen en la sombra. Cuando alzaba los brazos al final del discurso eufóricamente, la meditación era más que visible. 


 La realidad es esta. Se hacía llamar Park In Suk en Corea del Sur y se escapó de Corea del Norte en el año 2006 para ver a su pariente separado desde el fin de la Guerra de Corea. También estaba previsto sacar a sus hijos del país pero el trabajo se había complicado y un día recibió una llamada amenazante de un familiar suyo (también utilizado por el régimen) para que volviera o que sus hijos morirían. Al no poder aguantar la presión volvió a Corea del Norte y tuvo que ser la actriz principal en la farándula escrupulosa del régimen norcoreano. Lo más preocupante es que, después de este vídeo, su vida y la de sus descendientes podrían correr en peligro por defender el afecto materno. 


 Nota: En la pregunta de un periodista sobre la vida en Corea del Sur, ella respondió: "Muchos norcoreanos trabajan como esclavos. No paran de lavar platos, limpiar los baños, atender a montón de clientes en condiciones lamentables. Es una sociedad donde no hay amor. Está podrida y me alegro de estar de nuevo aquí". 

24 jun. 2012

Yanji

La ciudad de Yanji

 En la ciudad de Yanji, situada en la prefectura autónoma coreana de Yanbian (China), caracteres chinos y letras coreanas luchan por ser la lengua protagonista aunque por la convivencia mutua de sus habitantes acaban coexistiéndose siendo visibles en principales edificios de la zona. La primera parada de aquellos que se escapan es aquí. Se sorprenden: "¿Acaso no hemos cruzado ya la frontera? ¿Y esas letras coreanas?". Los pósteres publicitarios invaden en cada pico de los rascacielos y los logos de grandes multinacionales son más que visibles para la gente entregada a no despegar por el teléfono móvil. 

 Asombro aparte, ya todos tienen que esconderse. Sus presencias hacen exaltar a los guardias del régimen chino. Quienes necesitan trabajar para tener ingresos, sin decir su identidad, labran cobrando una cantidad mísera. La denuncia por las condiciones laborales nefastas es improbable y muchos conforman con el sueldo o viajan hacia grandes ciudades en busca de un refugio en asociaciones cristianas o no cristianas para así intentar volar a terceros países. Cerca de esta ciudad, existen un puente que une los dos países pero las sensaciones dejan una lejanía abrumadora. La percepción tiene acceso a observar parcialmente los edificios blancos y oxidados pero la traba que impone el régimen nos impide acceder a ellos. 


  La plataforma que une Corea del Norte y China pero que hay una línea blanca pintada que impide que cruce. 

 Algunos turistas, conocedores de la situación del conflicto que llevó a la división de Corea del desde el firmamento del armisticio en 1953, perciben cierta melancolía. Se preocupen por los habitantes que jamás conocerán. Les duele que haya personas que padecen inanición. Buscan una respuesta pero saben que nunca lo tendrán. Para aliviarse sacan una foto de recuerdo y abandonan discretamente el lugar.     

22 jun. 2012

El temible timbre


 - Tenemos malas noticias. Hoy varios desertores norcoreanos fueron detenidos cuando la presencia de uno de ellos fue vista por la policía china. 
 - Pero, ¿acaso no ha dicho el régimen chino que pararía parcialmente las deportaciones forzadas de los norcoreanos?
 - Las palabras se lo llevan el viento. Aquí, en la zona fronteriza entre los dos países (China y Corea del Norte) sigue habiendo detenciones. En zonas donde mayor gente norcoreana están concentrada, se han instalados timbres de aviso directo con la policía. Temo recibir llamadas "nocivas". La última vez, se llevaron a cuatro personas...


 Uno de los portavoces del think tank vinculado a la investigación norcoreana se muestra preocupado. Dice que en 1992 y en 2001 también hubo detenciones masivas en el noroeste de China pero la magnitud no es superable a la actual donde la vigilancia es demasiado exhaustiva. No registran solamente a los desertores sino también a ciudadanos chinos que conviven con sus amantes norcoreanas para intentar detectar si hay alguna irregularidad en ella. Y los que se preparan para escapar, al oír estas noticias, retrasan la huida. La demora puede depender semanas o incluso meses.

 La disensión que existe entre el gobierno central y el local chino hace que los desertores impacienten y temen no poder atrapar la única oportunidad para que le han dado para poder escapar. Los expertos y los estudiosos de la materia estiman el vínculo de hermanamiento entre ambos países sería difícil de ser rota a corto plazo porque la caída del régimen norcoreano sería el principio de la decadencia del gobierno chino. Aunque hubo declaraciones que algún día hicieron satisfacer a las instituciones de derechos humanos, hay demasiada posibilidad que aquellas explicaciones sean arrinconadas y que la turbación evocada sea traducida en temibles timbres. 

18 jun. 2012

Los restaurantes "Made in NK"

Restaurante norcoreano situado en la ciudad de Ho Chih Min, Vietnam

 La exportación de la marca "Corea del Norte" empezó con los restaurantes donde los clientes se aturdían más de las agraciadas y jóvenes mozas con el hanbok y de su posterior espectáculo cántico tradicional que con la comida típica norcoreana. Eran impensables ver estos tipos de servicios hace unos años hasta que en la actualidad se está expandido en las principales ciudades de Sudeste Asiático, Nepal, Rusia y hasta en la siempre emergente Dubai. Los que ya conocen la gastronomía norcoreana son los que tratan de rememorar el paladar mientras que otros se sienten atraídos por lo foráneo que es Corea del Norte y tratan de introducirse al pequeño rincón cultural norcoreano visitando estos comedores. 

 Los beneficios de los fideos tradicionales norcoreanos van directamente al bolsillo del régimen. Pero el asunto es que los mejores clientes suelen ser surcoreanos residentes en estos países ya que los chinos ven los precios de estos platos excesivos y abogan ir a otros sitios más asequibles al no poder estar a su alcance. Pero también se pueden oír alabanzas por la exquisitez de los sabores y de la excepcional amabilidad del personal. El talento que expone las mujeres con la danza y el canto hace que cada cliente sea seducido por sus voces características. Estos restaurantes se han convertido en la mejor oportunidad de probar la cerrada gastronomía norcoreana pero detrás de aquellas sonrisas perfectas de los empleados se esconde el interés económico del régimen. 

 Camareras con hanbok atendiendo a los clientes en el restaurante norcoreano en Camboya

La hora del canto del personal en el restaurante norcoreano en Camboya

15 jun. 2012

Ojos grandes, más clientes


 Otra de las formas que el régimen realiza para aproximar beneficios económicos ha sido el envío de las mujeres camareras, todas jóvenes, a distintas zonas de Asia (principales ciudades de China como Pekín, Shangai o Sunyang y en diversos países de Sudeste Asiático como Tailandia, Vietnam o Laos) para que los clientes se queden maravillados por las mozas norcoreanas y ofrecer más propinas para el régimen pueda tener beneficios económicos. Todas ellas son amables, emiten sus mejores sonrisas y si el cliente lo exige y da buena cantidad de dinero puede incluso cantar canciones típicas norcoreanas.

 A partir del año 2000, todas las solicitantes para trabajar de camareras tenían que pasarse por el quirófano para engrandecer sus ojos. Se trata de una cirugía muy común que se ha popularizado en Corea del Sur, especialmente por las mujeres al sentirse acomplejados por sus ojos orientales, pequeños y almendrados. Su particular admiración por el modelo occidental también llegó a Corea del Norte obligando el régimen a someter operaciones que, para ellas, aún eran incomprensibles. La mayoría de los hombres alababan y ensalivaban por mujeres asiáticos de ojos grandes y el régimen vio como estas camareras podían ser sus exclusivos huevos de oro.

 Hay una palabra en coreano que es "NamNamBukNyo" (Hombres del Sur, Mujeres del Norte). Este vocablo se puede interpretar que las mujeres prefieren hombres surcoreanos porque son mucho más atractivos que los del norte mientras que los hombres se inclinan hacia las mujeres norcoreanas por ser mucho más bellas que las del sur. Muchas son partidarias de mantener su belleza oriental que tanto ha caracterizado los países asiáticos pero mientras que las órdenes vengan de arriba no hay mejor manera que obedecer y pedir cita con un cirujano plástico. Aunque no lo quieran.

 Nota: Muchas de las camareras son veinteañeras. 

13 jun. 2012

¡Cuidado, espías invisibles!


 "Ser espía informático es seguramente la mejor forma de servir a tu patria, al país que te ha criado, que te ha dado la vida". Es la mejor carta de presentación de aquellos que han formado parte de destruir al enemigo más cercano, a los sureños. Los expertos se sorprenden del talento inmejorable de estos espías invisibles que es comparable con la capacidad de los agentes informáticos de los servicios de inteligencia de Estados Unidos, de Gran Bretaña, de la extinguida KGB o de la Stasi. La inversión del régimen para educar a futuros informáticos con el fin de utilizar para destruir al "enemigo" es enorme. Cada año, cientos de jóvenes esperanzados entran en escuelas especializadas para formarse como hackers. Las funciones más básicas de los espías informáticos son robar datos confidenciales (en grandes cantidades) o expandir virus informáticos.

 Páginas web de diarios de Corea del Sur críticos con el régimen o los ministerios de Reunificación o de Defensa han sido víctimas de ataques informáticos de los hackers. Mientras el siglo XX fue guerra entre humanos con armas blancas, granadas y metralletas, el siglo XXI se ha convertido (al menos en la península coreana) en una guerra sentada en una sala: decenas de adultos preparados para embestir a los discrepantes. La obsesión de saber datos secretos del enemigo se ha convertido en la actividad diaria entre ambos bandos. Durante el año 2011, en los medios de comunicación era frecuente oír noticias de ataques informáticos provenientes de Corea del Norte. Lo curioso era el comportamiento de hackers surcoreanos, llenos de ira, que quería formar parte de la venganza aunque su nivel era "decepcionante" comparando con los norteños.

 Lo más preocupante es que los datos confidenciales de personas comunes están siendo expuestos seguramente en algún lugar del mundo, víctimas del rifirrafe digital de la élite política de los dos países. ¿Y que sabe el pueblo norcoreano de estas noticias? Lo desconocen completamente. La responsabilidad del régimen de alimentar a los necesitados está siendo chasqueada. En 2009, Corea del Norte ha gastado cerca de 9.000 millones de dólares en defensa militar y seguramente educar a los hackers que formaría parte de aquel presupuesto desorbitado y desaforado.

 Nota: Más de 700 norcoreanos forman parte del "club" de espías informáticos. Entre ellos, los 50 son los que dirigen operaciones informáticas, la mayoría, fraudulentas. 

5 jun. 2012

Por favor, no me amputes el dedo


 Cuando se le cayó la máquina de coser y vio como se hacía trocitos; los plásticos arrugados por el golpe repentino con el suelo, cables ahusados divididos hasta que se podía ver su estructura interior cobriza, pequeños chispazos que daba señales de poca vida del aparato. "¡Oh, esto no puede ser! ¿Qué hago? Necesito arreglar esto inmediatamente...." Las prisas aleteaban todo su interior pero los sudores desenvueltos dificultaban su plan. Hasta que el guarda haga su control habitual, a ella le quedaba muy pocos minutos. Se entremezclaban pensamientos perjudiciales y atareados. Su cerebro la decía: "Acuérdate del compañero de celda que por su error, estuvo meses sin ver la luz", "No te preocupes, calma, lo recoges uno a uno y aquí no ha pasado nada"...


 Cuando se levantó, chocó con la mirada siniestra del vigilante. Asombro, enfado, perversidad. Inmediatamente avisó a sus compañeros y la humillación era instantánea: "Esta señora ha tenido el valor de deshacer por su manera un regalo tan digno como una máquina de cosa que nos ha otorgado nuestro líder Kim Jong-il. Esta mujer merece el castigo correspondiente". "Espere, por favor, yo se lo puedo explicar. Se me ha caído por accidente..." "¡Cállate!". La abofeteó hasta que perdió parcialmente el conocimiento y directamente cogió un machete para amputar su dedo. "Por favor, no me amputes mi dedo. Se lo pido por favor". No la escuchó y el cercenamiento era inevitable.

 Ya realizada la amputación, el alarido de la mujer se escuchaba por todo el campo. Su mano derecha estaba empapada de sangre y estaba indispuesta a ponerse en pie. Las lágrimas secas manchaban su rostro extenuado y bajo la atención del médico yacía en la camilla. Apenas respiraba pero su dedo con tiempo iba cicatrizándose. He ahí decenas de humanos que por errores cotidianos perdían partes importantes de sus cuerpos. El sol de hoy es reluciente y se preguntan: ¿Acaso existe un mundo mucho mejor que este campo? ¿Quedaré aquí toda mi vida? Y plañen. Pero en silencio. 

2 jun. 2012

Escapar del campo 14


 El joven Shin nació en el campo 14, fruto de relación entre su madre y uno de los guardas de aquel lugar no quiere escuchar. El campo 14 es considerado junto al campo 15 (Yodok) como uno de los sitios donde solamente pueden salir de ahí siendo un exánime. El corresponsal de Asia-Pacífico del periódico Washington Post Blaine Harden recoge en su libro "Escape from Camp 14" como aquel chaval indefenso consiguió fugarse de aquel sitio. Fue ya del campo, no conocía a nadie. Él mismo era su compañero de viaje. Cada paso que daba, descubría un mundo de misterio. Personas, animales, plantas...cosas frecuentes eran fuentes de exploración.

 Shin nació gracias al macabro pero frecuente plan de los campos de concentración en todo Corea del Norte. Su madre era la elegida de ser llevada a un cuarto oscuro y un guarda, desnudo, le esperaba. Estos actos se realizan cinco veces al año. Shin nació en su mundo, en su hogar. Su padre le ignoraba y la pelea para tener más comida en su plato con su madre era diaria. Se alimentaban de la irracionalidad y la terneza lo aprendió cuando vio por primera vez una ciudad. Cuando su madre se iba al exterior por el cumplimiento obligatorio del trabajo forzado, él comía todo lo que veía, incluyendo la comida de su madre. Cuando volvía de trabajar y al ver que su bol estaba vacío, ella se ponía furiosa y le pegaba. "¡Esa era mi comida, bastardo!". Le gritaba y le pegaba.

 Nos cuenta el joven Shin que entre las normas se encontraba la octava: Todo aquel que mantengan relaciones sentimentales fuera de la planificada serán inmediatamente fusilados y en caso de embarazo de la mujer, el bebé y la madre serán castigados con la máxima pena. Aparte de esta norma, muchos querían escapar de aquel sitio. Demasiadas personas han muerto en su camino. Las mujeres eran ahorcadas y los hombres, perforados de balas hasta que su corazón paraba de latir. En los campos de concentración, no sólo los guardas eran los malos. Delatar a su conjunto afectivo para vivir...el joven Shin lo hizo y hasta que no descubrió la civilización pensó que lo aquello era correcto. La ley natural en los estos campos era: si dos personas son una familia, uno vive y otro morirá.

 Tiene demasiadas cosas que contar pero que no puede porque sobrepasa el límite de la crueldad del ser humano. Un día seguramente lo haría aunque necesitaría encontrar el momento adecuado para hacerlo. El joven Shin vive actualmente en California, Estados Unidos pero antes de estar en contacto con el mundo actual, tuvo que estar en China (dos años) y en Corea del Sur (dos años).