30 may. 2014

Las contrariedades


 Ellos habían impuesto normas durante décadas, desde que comienzo la época del armisticio, que se basaba en prohibir todo lo que era contrario a la ideología socialista. Uno de los mejores ejemplos sería eliminar y evitar la importación de productos hechos en Estados Unidos o Corea del Sur. Así benefició de forma total a los chinos y parcialmente a los japoneses ya que con este último país hubo sus conflictos diplomáticos por los secuestros masivos de ciudadanos de dicha nación en los años sesenta y setenta cuyos dolores pretéritos aún siguen sin ser cicatrizadas.

 Y los habitantes no han tenido más remedio que obedecer dichas normas. La autosuficiencia se convirtió en su herramienta primeriza para sobrevivir a diario hasta que con la llegada previsible de la hambruna de los años noventa, el juego del mercado local entró en escena. Esto era lo que hacía las personas corrientes mientras que la élite política del país empezaron sin que nadie se enterara, a importar objetos de lujo o alimentos provenientes de sus países más enemigos tras valorar, con los años, la calidad que presentaba con los años. Especialmente de Corea del Sur, traían para las mujeres de los militares, perfumes y cremas para el cuidado de la piel.

 Es curioso prohibir tener productos de países que tanto se enemistan mientras que ellos lo disfrutan en secreto. Y los que escapan del país conocen dicha verdad cuando pisan terceros países. La impotencia y la abstención de la lógica hacen que sientan la rabia. Esa realidad aún sigue vigente en el territorio norcoreano y los que están dentro desconocen esos actos o algunos que sí llegan a conocer la verdad hacen como que no saben para no arriesgar sus vidas y la de sus familiares. Pero la situación es difícil y no tienen más remedio que cruzar la frontera por la noche.

25 may. 2014

¿La nueva Asia?


 Siempre se ha cuestionado cuál sería el destino de Asia Oriental cuando el régimen norcoreano tenga sus horas bajas. Cuando cayó el muro de Berlín, los políticos de ala conservadora definieron un nuevo concepto: la llamada "Nueva Europa", cuyos habitantes de los países de parte este vieron como sus gobiernos trataban de alejarse del comunismo y dar la bienvenida a un régimen totalmente opuesto como el capitalismo. Algunos creen que la Corea unificada con la desaparición de la actual élite política norcoreana podría reconfortar la economía de la zona a pesar de ser una de las zonas con mayor intensidad económica e industrial del mundo.

 Otros son mucho más optimistas tratando de explicar que después de estar unidos, la economía coreana podría incluso superar a la japonesa siendo segundos o terceros por detrás de los chinos y estadounidenses. Esto me hace pensar que ellos tratan de dar una explicación que la existencia del régimen norcoreano haría estancar la economía de la zona si no caen prontamente. Que no fluye. Pero existe un obstáculo: la amistad entre los dos países que siguen abrazando al socialismo aún es perpetua, aunque tengan momentáneamente fricciones por diversos motivos.

 ¿Acabará imponiendo aquel término llamado "La nueva Asia"? Puede ser. Sería curioso como sería aquella zona sin Corea del Norte que estamos acostumbrados a ver. Sus amenazas y sus ensayos nucleares serán en algún día asuntos pretéritos cuyo líder estaría exiliado en las inmensas tierras rusas o chinas y que incansablemente será perseguido por la justicia internacional por sus crímenes contra la humanidad. Para que eso sea una realidad, muchos son quienes están trabajando utilizando herramientas que contienen asuntos que incomodan al régimen. Eso se multiplicaría durante varios años pero el hermetismo que tanto le ha caracterizado puede jugar, algunas veces, en su contra. 

22 may. 2014

La apariencia engañosa



 "Las sonrisas de la felicidad sobresalen en aquel centro de atracciones. Observando el lugar de ocio Mankyung-dae. Primera Parte", dicen las letras rojas introductorias de la televisión estatal del país para presentar aquel pequeño mundo cuyos colores hacen creer que están en el bienestar momentáneo que les han tocado a algunos. Salen algunas familias agarradas de las manos rebozados de inmensa alegría con ganas de subir a cada una de las atracciones. Las maquinarias funcionan a la perfección delante de las cámaras y las luces parpadean tanto que contagian inmediatamente el estupor a una pequeña masa de gente esperando en la cola. 

 Y de repente, el factor sorpresa. La apariencia enérgica del joven líder acompañado de sus inseparables camaradas que también se encargan de guardianes personales, causa gritos inesperados de aquellos que acababan de verle por primera vez. Tratan de acercarle pero dicha lotería de que Kim Jong-eun le agarre la mano parece una opción bastante improbable. Aunque para ellos, su presencia ya supone una riqueza personal y empiezan a llorar de su particular felicidad. Y siguen disfrutan de las demás atracciones que faltan por subir. Los extranjeros que acaban de observar la apariencia engañosa no paran de mirar el sitio. ¿Acaso Corea del Norte no estaba muriendo de hambre?

 Y los funcionarios del régimen se apresuran a decir que todo lo que cuentan por "ahí" es mentira. Que los países imperialistas están utilizando la mentira para malherir su país y les invita cordialmente que suba todas las atracciones. La adrenalina empieza a asomar en el interior de sus cuerpos y explota cuando llega al límite. Gritan quizá del vértigo que padecieron durante pocos segundos y los escalofríos restantes aún no han desaparecido de sus músculos. Y regresan al hotel. Sin poder pedir que si podrían ir más allá Pyongyang. Unos cincuenta kilómetros a cualquier dirección para ver si esos sitios también son felices. Los funcionarios dicen que si. Que los habitantes que ni siquiera ellos vieron, son felices. Pero que su petición no podrá ser escuchada. Ante un porque, ellos comienzan a fabricar excusas.  

18 may. 2014

¿No conoces dicha palabra?


 Tras meses de mezcla entre la curiosidad y la confusión de descubrir un mundo totalmente distinto al suyo, ella no tenía más opción que empezar a buscar un empleo. Había sido militar cuando estaba en Pyongyang y era un rostro habitual cuando desfilaba en la plaza de Kim Il-Sung junto a sus compañeras militares con el movimiento de las piernas al mismo ritmo. Con el tiempo ella sintió agotamiento de sus actividades cotidianas a pesar de haber ocupado un puesto bastante relevante teniendo a su cargo a un centenar de personas y con los años, discrepancia con las actividades ilegales que realizaba el régimen cuyo información también era accesible para ella.

 Finalmente, ella se escapó cruzando el río Tumen y permaneció durante algún tiempo en el noreste de China escondida como la inmensa mayoría de sus compatriotas esperando una poca oportunidad de salir del país rojo. De algún modo, consiguió adentrar en terceros países y pisó la tierra surcoreana. Conoció en Seúl a un hombre que sabía comprender su identidad que raramente los ciudadanos de Corea del Sur trataban de entender y prontamente contrajo matrimonio. Aún seguía confundida de su situación a pesar de haber estado unos largos meses en el país.

 Pasaba durante los ratos libres dialogando con su pareja sobre las diferencias culturales y sociales que existían entre los dos países. Y el esposo hizo una pregunta: "¿Sabes que son los derechos humanos?". "¿Qué es eso?". "¿No sabes que cada ser humano tiene los derechos básicos y fundamentales sin importar la nacionalidad, sexo, religión o lugar de residencia?". "...No". El hombre se mostraba muy alarmado. Mientras ella, a sus cuarenta años, sentía impotencia por no saber aquella palabra hasta estos días y empezó a sollozar de rabia. Entonces su esposo, limpiando sus lágrimas con sus manos, la abrazó y dijo: "Tranquila. Siempre estaré a tu lado. Para mí, eres todo lo que yo tengo y te querré siempre".  

14 may. 2014

La espera, pero sin respuesta


"Nuestro proyecto de una República Democrática Popular de Corea poderosa se acerca delante de nuestros ojos". 

 Como se ve en este cartel propagandístico, los anuncios sobre la construcción de un país poderoso para igualar a Estados Unidos con fin de "suprimir" el imperialismo como objetivo final siguen desde un poco antes de 2012. Dicho proyecto se divide en tres grandes apartados: el acrecentamiento de lo militar, de lo económico y de lo político e ideológico para que los habitantes del país no tenga nada que envidiar a los países vecinos haciendo referencia a China, Japón y Corea del Sur. Fue anunciado del desaparecido Kim Jong-Il pero su muerte repentina hizo que su Kim Jong-Eun cumpla con esos deberes. Aunque lentamente.

 La realidad de ese proyecto se centraba en atraer inversiones extranjeras pero con respuestas sin un ritmo tan vertiginoso. El hermetismo del país y restricciones respecto a la flexibilidad financiera hizo que muchas aún sigan dudando en invertir siendo los beneficiados Corea del Sur o Japón. Además, los ensayos nucleares promovidas por el régimen y la poca atención del mandatario joven hacia estos asuntos refugiándose en caprichos personales pero absurdas teniendo en cuenta la crítica situación de pobreza en la mayor parte del territorio norcoreano, hicieron que cambiaran de idea a última hora.

 Por su parte, los habitantes siguen esperando una respuesta lleno de buenas noticias. La televisión estatal y el diario Rodong siguen anunciando los beneficios invisibles del proyecto. Los efectos positivos no aparecen y aunque quieran ir a China para tener billetes provenientes de dinero rápido, el control en las fronteras aumenta y eso asfixia a los deseosos de una deserción. La reacción de los más necesitados, de una previsible tardía de los brotes verdes de la economía norcoreana, puede ser que llegue a corto plazo si el régimen no da una respuesta adecuada e inmediata a sus habitantes. Ellos siguen esperando tratando de esquivar sus desgracias con actividades ilegales como la venta a escondidas de drogas sintéticas. 

11 may. 2014

La consideración de una parte


 El Consejo de Derechos Humanos de las Naciones habla claro. En total, son 268 recomendaciones presentadas en Ginebra después de realizar el Examen Periódico Universal a Corea del Norte. El delegado norcoreano había dicho al principio que el Consejo elaboraba un trabajo de prejuicios y de desavenencia hacia "la República" pero ahora parece que ha cambiado su opinión ligeramente. Recientemente declaró que iba a "reconsiderar" las 185 de las 268. Un poco más de dos tercios. Algunos pensarán que esto podría ser un "progreso" de pensamiento por parte del régimen cuando hace algunos años este tipo de reconsideración era un sustantivo bastante improbable.

 Otros discrepan esas voces optimistas. Que el característico hermetismo seguirá en la diplomacia norcoreana y que las violaciones de derechos humanos en el país seguirán siendo consistentes a pesar de que el Examen es una de las herramientas más significativas para corregir y/o prevenir el incumplimiento de los derechos fundamentales. Las restantes recomendaciones que el régimen jamás prestará atención son la cooperación con las organizaciones judiciales internacionales para detener a los responsables por crímenes contra la humanidad, la visita del equipo de investigación de las Naciones Unidas al país o el cierre de diversos campos de concentración.

 Personalmente temo que veamos a corto plazo una buena noticia sobre la consideración de una parte de las recomendaciones. El silencio es su mejor arma y esperan que el tiempo pase para que todo este asunto sea olvidado. Aunque estén equivocados. Se necesita por parte de ellos replantear absolutamente todas las recomendaciones que exige el Consejo de Derechos Humanos. Pero muy posiblemente esperaremos un comunicado por parte del delegado norcoreano diciendo que: "Después de algún tiempo revisando vuestras recomendaciones, estamos obligados a rechazarlas en su totalidad ya que esto desprestigia a nuestra gran nación..." Y empezarán las acusaciones verbales entre los países que le plantearon las preguntas.

 Nota: Este enlace es el Examen Periódico Universal realizado en Ginebra a la delegación norcoreana el día 7 de diciembre de 2009. Los documentos también están disponibles en los idiomas oficiales de las Naciones Unidas, entre ellos el español: 
http://www.ohchr.org/EN/HRBodies/UPR/Pages/KPSession6.aspx

4 may. 2014

La decisión incómoda de la madre

 Imagen de Human Rights Watch

 El hecho sucedió el día 6 de febrero de 2008. Era una mujer que padecía la agonía de su situación por primera vez cuando su esposo murió por accidente laboral en una minería cercana de carbón. Su segundo hijo se quedaba ávido hasta que cerró los ojos por última vez ante la presencia de su madre. Ya no estaba nadie alrededor suyo y la angustia la provocó hacer un acto infrecuente pero demasiado terrible. Partió en trozos el cuerpo de su hijo recién muerto y vendió una parte de ella al comerciante de la carne de cerdo que vivía en el mismo barrio. Con el dinero que recibió, compró 13 kilos de maíz.

 Con el sentimiento de culpa intentó regresar a su casa. Pero la noche era muy oscura y las luces de las farolas apenas se encendían que ella deambulaba las mismas calles de manera incontable. No conseguía salir de aquella confusión hasta que unos guardias nocturnos la llamaron para que se identificara. Después se fueron hasta un lugar desconocido para ella. Sin previo aviso. Le quitaron a fuerza los sacos de maíz y la encerraron en un cuarto oscuro. ¿Qué pasa aquí?, preguntó desesperada. Te hemos detenido por el asesinato de tu hijo y vender su carne en el barrio...estarás aquí hasta que digan mis superiores lo que harán contigo.

 Desde entonces, nadie sabe sobre la existencia de aquella madre. Algunos apuntan que está encerrado en el campo número 18 y que está obligada a realizar trabajos forzados durante más de doce horas. Su cuerpo también se está debilitando. Apenas puede ingerir el maíz que se reparte a diario y la sopa que se da en la cena no sabe a nada. Quizá este tipo de caso es inusual pero advierten que con la situación que afronta Corea del Norte actualmente estas ocurrencias podrían aumentar si el régimen sigue desoyendo de las peticiones más necesarias de la población. 

1 may. 2014

Sopa de hojas de rábano seco, bolas pequeñas de patatas y excrementos de animales


 Todos sus testimonios tienen algo en común. El reparto diario de alimentos es minúsculo en los campos de "reeducación" distribuido en todo el país que pocos días después sus masas corporales se reducen drásticamente hasta quedarse pálidos sin poder andar por los pasillos por una misma dirección. La partición de comestibles no es equitativa en un campo u otro. Se levantan sin que le proporcionen el desayuno y la comida consiste en cinco bolas de patatas duras de masticar que cada uno tiene forma de una uña. Para engañar el hambre lo chupan hasta que se queden sin el volumen original de la verdura. Y cenan sopas de hojas de rábano seco cuyo olor no es muy agradable debido a su mala conservación en los altillos donde se guardan todos los alimentos.




 Al no poder aguantar el agotamiento, durante el descanso que raramente se les proporciona, corren hacia el corral cercano a observar si los animales como cerdos o vacas habían expulsado sus excrementos para poder ingerirlos en su parcialidad. Si son descubiertos, no se librarán del apaleamiento por parte de los guardianes que en su mayoría son jóvenes y que podrían ser sus hijos. Aguantan el dolor con el estómago vacío y angustiados, descansan en sus celdas hasta que algunos padecen infecciones relacionado con la hemorragia y otros consiguen sobrevivir. Mientras ellos agonizan, los insultos de los vigilantes van en aumento hacia ellos. Durante todas las noches. Ojala que todo esto fuese una mentira o una pesadilla pero desgraciadamente esto es real. Y ocurre en este instante.