29 dic. 2011

Los desaparecidos


 Kim Jong-Il declaró en una ocasión a un periodista extranjero: "Como verá, en Pyongyang, no existen los discapacitados. En Corea del Norte casi la totalidad de la población somos personas sanas y sin barreras". Aquella malévola comunicación fue oída en los principales medios de comunicación de todo el mundo y fue el blanco de duras críticas de la comunidad internacional y de los organismos internacionales. Una madre que da la luz a su hijo que padece de discapacidad reacciona compungidamente ante el futuro inmediato de su hijo. Una semana después, recibe un "ultimátum" del régimen: entregar al hijo a ellos o ser acusada por "alta traición". La madre afronta a la gran decisión de su vida. Ella y miles de madres hacen frente al gran dilema diariamente. Especialmente en la capital, el régimen vigila perpetuamente a las mujeres recién engendradas. Tratan de mostrar a los extranjeros visitantes al país que Pyongyang es aquella ciudad "perfectamente" organizada.


 En otras partes del país, donde el control del régimen es bastante mínima, los que padecen de discapacidad tienen su pequeño punto de encuentro. Ahí se reúnen y hablan de sus historias, tratan de arrojar de su interior toda la amargura por los tratos hirientes de carácter físico o psicológico que han sufrido por sus vecinos o por sus amigos. Hay un testimonio de un norcoreano residente en Seúl que contó la historia de su hermana: "Era una muchacha alegre, inteligente, activa y hermosa. Sólo tenía una pierna pero ella no paraba de sonreír a la gente. La gente ignoraba de su felicidad y unos insensatos le insultaban por su discapacidad. Le tiré una piedra a uno de ellos y empezamos una pelea hasta vinieron los guardianes del régimen. Mi madre tuvo que llorar y suplicar para que no nos hicieran daño. E incluso, teníamos que sobornar para tapar aquel suceso. Ella quería estudiar pero ningún colegio la aceptaba. Me escapé del país y no saben lo mucho que añoro a mi familia. Cuando llegue la reunificación coreana espero volver a verlas y darle una prótesis para su pierna. Espero que sigan recordando de mí..."



 Los discapacitados y los que tienen una estatura baja son llevados a campos de concentración y son sometidos a tratos escarnecedores. Las mujeres son esterilizadas para que no puedan tener descendientes y a los hombres se le aplica la vasectomía. Después de esto, son desaparecidos. La malignidad humana ha llegado a su techo con estas prácticas a aquellos que desde que nacieron se les arrebataron sus derechos. Los desaparecidos lloran y gritan desde algún lugar del mundo con la voz muda para que sus memorias y sus ruegos sean escuchadas.

 Nota: A los que no obedezcan al "ultimátum" del régimen, apartan a sus hijos de sus padres obligatoriamente y son asesinados en silencio. 

28 dic. 2011

Folletos voladores


 Desde hace años, diversas organizaciones de derechos humanos surcoreanos han utilizado una estrategia bastante efectiva contra el hermetismo del régimen norcoreano mediante los folletos "pira" (flyers en inglés y en español). Consiste en pequeños trozos de papel que describe las acciones perversas del régimen norcoreano, los "caprichos personales" del ya desaparecido Kim Jong Il y la situación de los presos encarcelados en campos de concentración extendido por todo el territorio, desconocida hasta ahora en el entorno de la sociedad desinformada con el mundo exterior. En estos papeles, que fueron millones enviados a la otra parte, se insta el "despertar" de sus mentes y a protestar por sus derechos y necesidades más básicas. 

 Ya en la Guerra de Corea (1950-1953) se lanzó entre ambos bandos papeletas con fines propagandísticos y reivindicando la no permanencia en la zona "enemiga". Casi 2.500 millones de papeletas, mensajes e ilustraciones incluidos, inundaban la península coreana obligando a todos los residentes, exhaustos de recorrer hacia caminos forasteros, a decidir sus futuros de vida en un corto plazo. Estos folletos también servían como una "garantía" de supervivencia, por ejemplo, tener en la mano un trozo de flyer garantizaba la salvación o la condenación de sus destinos. 


Aquí pueden ver ejemplares de folletos repartidos en la posguerra por ambos bandos


 Cuando el Partido Democrático del Milenio (Sae Chun Nyun-dang en coreano), el partido gobernante desde 2002 hasta 2007, inició una serie de conversación con Corea del Norte a principios de este siglo para tratar de mejorar las relaciones deterioradas en décadas anteriores. Ambas partes han llegado a ponerse en acuerdo la detención de estas actividades, consideradas ilícitas y peligrosas para el régimen. Pero aún así, las organizaciones desoyeron del pacto y siguieron lanzando papeletas amarradas junto a un enorme globo de helio que posiblemente llegaba a Pyongyang y a sus alrededores. Por cada globo de helio, se podía adjuntar más de diez mil papeletas. Cada año que pasaba, las "novedades" para atravesar los folletos no tenían fin. En 2006, junto a las papeletas, adjuntaron un dólar americano. En 2007, un CD que contenía información sobre Corea del Sur y su capital. En 2008, radios portátiles de diminuta estructura y de simple manejo junto con billetes norcoreanos. En 2010, se instauró en cada globo de helio un chip localizador y que con un control remoto podían aterrizarla en un sitio delimitado. Y en 2011, se adjuntaron lápices USB junto con fotografías de la familia Kim. 


Aquí podemos ver las herramientas que se adjuntan con los folletos para enviar posteriormente a Corea del Norte: billetes, lápices USB y radios portátiles.

 Estos inofensivos folletos se han convertido en el peor delirio de los mandatarios norcoreanos y ha mandado constantemente señales de amenaza en caso de lanzar estos accesorios. El régimen ha conminado a sus habitantes con castigar con la pena capital en caso de leer estos folletos. En la provincia de Hwang he-do, ha habido una ejecución a dos personas por leer la entraña del folleto. Mientras en Corea del Sur, distintos partidos políticos y asociaciones "hermanadas" con Corea del Norte han mostrado su rechazo total hacia estos métodos efectivos de desestabilizar a régimen. 


 Pero este acto cuenta con el amparo de la amplia mayoría de los ciudadanos de Corea del sur y las estrategias para que estos folletos sean "bien" destinados se multiplican. 

24 dic. 2011

El paraíso de 500.000 y algunos más


 Edificios deslumbrantes de formas cuadradas y bien estructuradas al estilo soviético. Caracteres coreanos escritos en color rojo en principales vías de la ciudad reivindicando la importancia del socialismo. Habitantes abrigados y mujeres maquilladas presumiendo de sus zapatos recién comprado. Son algunos de los aspectos de la capital de Corea del Norte donde el sueño de un norcoreano residente en otras zonas del país esperanza con visitarla. Muchos habían oído mediante sus vecinos o sus amigos que Pyongyang era un lugar de otro "mundo". Que en ese sitio, la gente era muy distinguida y que la elegancia se imponía con su llegada. 

 Según los datos oficiales, más de 3 millones de norcoreanos viven en la capital. De ahí, unos 500.000 pueden ser considerados como los más privilegiados de la sociedad norcoreana. Los caprichos y sus deseos están a su entera disposición y la felicidad parece no tener fin. Los más pudientes aprovechan el tiempo libre para estar con su familia e ir al parque de atracciones decorada con impresionantes luces coloridas con los niños. Mientras unos cuantos sonríen, otros corren de un sitio a otro para intentar conseguir el pan de cada día. Caminan kilómetros cuando los conocidos les dicen: "Hay trabajo en la zona de Moranbong, vete por ahí". Cuando llega la noche, muestran cansancio. Si hoy ha sido un buen día, aunque estén cansados no paran de sonreír. Si no lo ha sido, intentan conseguir un breve descanso apoyado por la pared. 

 Cuando murió Kim Jong-il, los medios de comunicación (entre ellos, la Canal de Televisión Oficial de la República Democrática Popular de Corea) sólo pudieron transmitir la agonía que padecía los norcoreanos en la capital. AP, Reuters o la BBC tampoco han sido capaces de grabar los llantos sincronizados más allá de la capital ante la negativa del régimen. ¿Que ha sido de otras ciudades como Kaesong, Chongjin, Sinuiju o Haeju? ¿Como habrán reaccionado con la muerte de Kim? Ahí queda la pregunta sin saber la respuesta. Los seguidores habrán lloriqueado por él, pero otros habrán murmurado improperios en la más absoluta intimidad. 

 Nota 1: Muchos testimonios de los que escaparon de Corea del Norte habían expresado su ilusión de poder visitar Pyongyang, pero casi la totalidad de los entrevistados no pudieron cumplir sus sueños al tener que escapar para evitar la muerte. 
 Nota 2: Con la llegada del 2012 (cuando se cumple el centenario del nacimiento de Kim Il Sung), las obras del hotel Ryugyong (que fue conocida más por sus consecuentes aplazamientos de la finalización que por su fastuosidad o por su arquitectura particular) han concluido con el propósito de la construcción de una nación "rígida y poderosa". 


El hotel Ryugyong en 2011

21 dic. 2011

¿Una nueva etapa o un futuro incierto?


 2012 parecía el año fulgurante para el régimen con el proyecto de formar una nación "rígida, nueva y poderosa". Pero la muerte inesperada del impulsor del proyecto hizo entrar en un gran confusión entre toda la población norcoreana, ya que acababan de finiquitar para aquel "gran" día de la aspiración cronometrada del régimen. El régimen había anunciado hasta llenar insistentemente a la toda la población con mensajes esperanzadoras diciendo que la "nueva era" lleno de prosperidad y desarrollo inmediatamente iba a llegar a Corea del Norte. Este proyecto había divido al país: unos que parecían creer aquella luz después de un largo camino oscuro y otros que estaban hastiados por las mentiras repetitivas del régimen. 

 Cuando se anunció su muerte, a muchos de nosotros, sorprenderse era la reacción más redundante. Incluso para todos los gobiernos cercanos y no tan cercanos como los Estados Unidos, que parecía tener toda la información sobre Corea del Norte. Hasta la progresión de la salud de Kim Jong-Il y los movimientos de los militares. Es insólito que el propio gobierno estadounidense haya mostrado su inquietud y desconocimiento sobre el futuro de Corea del Norte que será gobernado por un tal hasta ahora desconocido Kim Jong-Un. Nadie sabe si van a seguir con los programas nucleares, si van a cumplir con el deber de salir de un pozo tan profundo como la hambruna y la grave crisis económica y social. Ni los servicios de inteligencia más destacados no son capaces de descubrir las pretensiones de la cúpula del "nuevo" régimen. Sólo los testimonios de los disidentes norcoreanos serían la clave para destapar la realidad norcoreana

 Nota 1: Mientras el desconcierto está presente en el territorio norcoreano, muchos ven como una gran oportunidad para escapar del país. Por el mar o cruzando la frontera. 
 Nota 2: 2012 es el año por la cual se "celebrará" el centenario del nacimiento del "Presidente Eterno" Kim Il Sung. 

19 dic. 2011

La desparación de Kim


 La "repentina" desaparición de Kim Jong-Il no fue informado por los medios de comunicación hasta dos días después de su verdadera fecha de su defunción. Anunciado su muerte, era de esperar a miles de personas saliendo por las plazas de las ciudades del país, desde niños hasta los más ancianos, llorando durante interminables horas por su líder rememorando aquella imagen de la muerte de Kim Il Sung en 1994. Aunque se dicen que murió por paro cardíaco y fatiga extrema, junto a estos factores, desde mi punto de vista y discutido con la familia, se debe añadir otras como el estrés y la preocupación por los sucesos de la "Primavera Árabe" en el Norte de África y Oriente Medio ya que la ola de la exigencia de la democratización venía a una velocidad apresurada. 


 Mientras los habitantes permanecen cabizbajos por esta muerte, los esfuerzos de cada una de las personas y de las organizaciones de derechos humanos que lucharon por una hipotética encarcelación y juicio contra Kim Jong-Il acababan de convertirse en papel mojado. Todos los crímenes que había cometido con la ayuda de la cúpula del régimen no han sido juzgados de manera justa. Hechos tan atroces como la pasividad de solucionar el problema de la hambruna reclamando que un tercio de población norcoreana debían ser desaparecidas, acto terrorista dirigida por él en Birmania en 1983, secuestro de avión KAL en 1987, amenaza y desafío constante a la comunidad internacional con los programas nucleares durante numerosas ocasiones, y así, actos interminables no fueron dictaminados por un tribunal alguno. 37 años después de ser designado como sucesor por su padre, su cuerpo se ha amodorrado para siempre. 

 Ahora prevé que un joven que ni siquiera ha superado la barrera de los 30 años de edad (aunque no se sabe su edad exacta) sin experiencia alguna en la política internacional y estatal sea el sucesor del país más cerrado del mundo y totalmente destrozado a nivel económico y social. El conflicto interno entre la élite norcoreana para dirigir el país (que implica, según los medios principales, a la hermana del Kim Jong Il y que puede generar divisiones y disputas incluso sangrientas) y el éxodo masivo de numerosos disidentes hacia las tierras surcoreanas y chinas probablemente serían los acontecimientos más próximos que podamos ver. Muchos preguntarán estos días: ¿Esto será el principio del fin del régimen norcoreano o la segunda nueva etapa de la dictadura hermética?

15 dic. 2011

Sonrisas forzadas


 Decenas de miles de brazos y piernas de ambos géneros bien coordinados a la perfección, la música sonada en todas las esquinas del estadio principal de Pyongyang y panfletos pintados con colores infinitos dan resultado a las últimas preparatorias de diversas celebraciones en el país: el nacimiento del gran líder y de sus descendientes o la danza anual de "Arirang", un espectáculo cultural que mezcla la parte técnica y la parte artística compuesta por más de cien mil bailarines de todas las edades. Se ha visto varias veces a través de los medios de comunicación, aquellas sonrisas visualmente perfectas y brillantes en sus rostros recorriendo y saltando el amplio campo. Nadie había preguntado a estos/as sonrientes si lo habían hecho anteriormente por voluntad propia o por obligación. 


 Muchos son convocados por los regalos ofrecidos por parte del régimen. Las propuestas del régimen con la promesa de formar parte de estos espectáculos son bastantes sugerentes: un televisor, honores de escasa importancia o sacos de arroz disponible durante todo un año. Aquel capricho que nunca han tenido como un aparato de televisión hace que gente como Kim, Ri, Oh o Park empiecen a practicar durante todos los días de la semana hasta que llegue aquel gran día. Las horas de entrenamiento y las condiciones son fatigosas y en algunas ocasiones, ha habido fallecidos por golpes de calor o por cansancio extremo. El régimen pone en prioridad este tipo de exhibición socialista para intentar demostrar su poderío mientras que la petición de los habitantes a punto de cruzar el camino a la perdición es totalmente ignorada. Los asistentes que ven estos espectáculos en directo suelen ser de clases más pudientes ya que muchos de los norcoreanos no pueden asistir a estos eventos por los elevados precios. 


 Estos espectáculos suelen carecer de originalidad y los habitantes suelen estar bastante hartos de números repetidos, pero al no poder criticar no hay más remedio que obedecer y formar parte del elenco cultural de forma directa o indirectamente. Muchos comentan que son obligados a bailar y a cantar que suelen convertir en gritos desagradables que suele "engrandecer" el socialismo. La perfección y la sonrisa forzada son los puntos más importantes de los espectáculos y un pequeño error puede acabar en la más absoluta humillación del afectado/a. También muchos han sido testigos del grave maltrato hacia los niños/as de corta edad por la falta de coordinación. El incremento del maltrato está haciendo que muchas madres reorienten sus decisiones de enviar a sus hijos/as a formar parte del evento. La pequeña y primeriza protesta de un sector de la población está haciendo que estos tipos de espectáculos carezcan de valor cultural y ético que tantas veces ha querido suplantar el régimen. 

 Nota: La prolongación propuesta por el régimen hacia estos espectáculos hasta el año 2015 hace que la insatisfacción por parte de la población crezca. 

11 dic. 2011

La deshonra y su secuela


 Muchos de los militares recién entrantes ven a aquellos que ya llevan cierta experiencia como un modelo del socialismo norcoreano: firmes ante perversiones de cualquier índole y de sus constancias apabullantes. Pero al originar el aumento de las enfermedades de transmisión sexual entre los cargos importantes de la militancia del país, el propia Kim Jong Il tuvo que dar la orden de hacer las pruebas médicas adecuadas ya que esta expansión suponía una deshonra de seria gravedad en la alta esfera norcoreana. Cuando le han detectado enfermedades entre los militares renombrados enfermedades como la gonorrea o la sífilis, tuvieron que medicinar en el más absoluto secreto para que su identidad no estuviese denigrada. 

 Pero, ¿porque de repente se ha aumentado estas enfermedades de carácter sexual entre los hombres de la media/alta esfera? Ellos, al tener el control más absoluto en el ámbito laboral como elegir a la gente para trabajar por el régimen o elegir a aquellas mujeres que ansiaban entrar en las universidades a cambio de relaciones sexuales, se habían contraído con el aumento de estos comportamientos bastante incorrectos. Muchos al ser diagnosticados con la gonorrea o con la sífilis, tuvieron que comprar medicamentos a través de los "contactos" y automedicarse. También había casos de muertes debido a la mala utilización de las vacunas traídas del mercado negro como la eritromicina pero sin certificación médica oficial. 

 En el caso de ser descubierto de su particular escándalo sexual, son rechazados por la sociedad norcoreana y señalados como una "mala influencia", independientemente de la clase social que uno pertenece. Entonces hay tres opciones para limpiar su imagen: pedir perdón públicamente asumiendo toda la culpa, tomar el camino del suicidio silencioso o escapar del país y tratar de empezar una nueva vida en otros países como Corea del Sur, Canadá o Estados Unidos. Mientras tanto, en el submundo de la sociedad norcoreana sigue ocurriendo ofrecimiento de las perversiones más descaradas de las clases más elitistas hacia las clases más débiles e inofensivas que sólo tratan de buscar en mejorar sus vidas de la forma más honrada posible.  

4 dic. 2011

Las consecuencias de la subida desmesurada de la inflación


 Hace dos años, se implantó por la voluntad del régimen la nueva ley monetaria con el fin de atajar la inflación y contrarrestar el uso en el mercado negro de moneda extranjera, así estrechar el control económico en Corea del Norte. Pero aquella joven reforma monetaria resultó ser una catástrofe económica para el país y los objetivos del régimen se fueron al traste: la inflación subió de manera espectacular afectando a casi toda la población en la compra de necesidades básicas de varios sectores y el país entró de nuevo, en otra de las crisis económicas. 

 El llamado ministro de la Planificación Económico del Partido de los Trabajadores Park Nam Ki, fue acusado duramente por el régimen y fusilado por "llevar a la ruina total al país". Esta estrategia era perfecta para el régimen norcoreano para lavarse las manos y librarse de ser culpables de la hecatombe económica. Aunque por las calles desiertas de Pyongyang se oían voces como "el real culpable es de Kim Jong Il, no de Park Nam Ki" o "el Kim es un completo inútil con la administración económica". Todos aquellos ministros, que durante toda su vida han servido para el régimen, han pagado su dedicación con la muerte por pequeños errores cometidos. 

 La crisis económica, que aún persiste en Corea del Norte, sigue afectando a los más vulnerables e incluso, las propias esposas de algunos dirigentes han tenido que usar sus habilidades para traer el "dinero a casa". Muchos hijos y esposos, acostumbrados a ver a sus madres y a sus esposas todos los días pero que de repente se han marchado parcialmente para sustentar a la familia, se ha visto como han cambiado en sus comportamientos por la falta de querencia. Esto ha hecho que importantes números de parejas hayan roto llegando a la separación inevitable de familias enteras.