28 abr. 2013

Desde el otro lado de la frontera

Imagen de 21cultura.tistory.com

 Solamente las pupilas de los turistas surcoreanos que visitan al noreste de China son capaces de pasar más allá de la frontera entre los dos países. Los edificios grises que caracteriza Corea del Norte no suelen dar la bienvenida a forasteros que no tengan nacionalidad china así que solo les queda parar, observar algún tiempo el paisaje que transmite una extraña nostalgia y seguir con la visita del siguiente destino. La vigilancia en aquella zona es férrea. Los militares chinos se imponen con sus armas de fuego preparados a actuar si ocurre algún imprevisto. 

Imagen de 21cultura.tistory.com

 Los retratos del primer líder norcoreano Kim-Il Sung y carteles que veneran su hazaña en una línea de color rojo, como es lógico, son omnipresentes. Aunque él nunca quería saber que su herencia ideológica había causado un daño irreparable a millones de personas residentes de Corea del Norte con el fantasma de la pobreza y violaciones sistemáticas de derechos humanos a aquellas personas que intentaba expresar opiniones diversas a las suyas con el fin de encontrar la dignidad. 

Imagen de 21cultura.tistory.com

 He aquí el conocido río Tumen que separa ambos países "hermanados". Es el escenario donde miles de personas que arriesgan sus vidas para cruzar para dar un mejor futuro a sus seres queridos. Cuando el sol está despejado los movimientos son tímidos pero al caer la noche, el sonido de las pisadas de los desertores se confunde con el ruido del agua dirigiéndose hacia el mar. Esa turbación, quizá, haya despistado a los militares del régimen y lograr que los que escapan puedan pisar la tierra del país rojo. 

 Imagen de 21cultura.tistory.com

Imagen de 21cultura.tistory.com

 Es el paseo principal donde se separa los dos países. La línea roja separa la ilusión de miles de aquellos jóvenes ya ancianos que querrán cruzar para dar un último abrazo a sus familiares que fueron separados hace ya sesenta años. El que tomó la imagen intenta asomar su sombra más allá de esa línea. El toque de atención no tarda en llegar: "Tenga cuidado, señor. Que su sombra acaba de sobrepasar a un sitio que no debe". 

24 abr. 2013

La aplastante incoherencia


 Negar de los datos empíricos y aplastantes sobre la tenencia de sus propiedades más extravagantes de los líderes de estados totalitarios ha sido francamente incontrovertible. Aquel joven líder quien prometía a sus habitantes, curiosos de ver su rostro, a demostrar el poderío de su nación y a preocuparse de los problemas internos había heredado de sus antecedentes la inquietud de exigir querencias veleidosas cuyos materiales son prácticamente invisibles e indemostrables para la gran mayoría de la población norcoreana. Al llegar al poder ya ha dado su primer orden para obtener excentricidades como construir una estación de esquí personal o construir una sauna inmensa en su residencia particular. 

 Según el movimiento de las mercancías ocultas dentro de la capital norcoreana, también se incluía cantidades exageradas de botellas de alcohol para su disfrute personal y vinos franceses de altísima calidad no disponible para civiles de cualquier sitio del mundo. También se importó de las empresas alemanas, finlandesas, inglesas o suizas materiales esenciales para la práctica de esquí, relojes, maquinarias varias y/o barcos que sus precios rondan diez millones de dólares cada una. Además ha adquirido componentes para su futuro descendiente con un valor de 150.000 euros en un país donde un tercio de la población está viviendo en la pobreza más absoluta.

 Lógicamente esta información nunca será comunicada a la población norcoreana. Ellos seguirán viendo por los medios gritos huecos de la verdad contra el "imperialismo" y presenciaran de forma audiovisual películas heroicas repetitivas sobre el orgullo norcoreano. El despertar sigue surgiendo un efecto despacioso entre los que ven la incoherencia en las ciudades del país. Entonces se daría cuenta el descaro que ejercieron sus líderes a lo largo de las décadas anteriores con mensajes ideológicos que tuvieron dos caras.

 Nota: El libro "In the Dictator´s Service: the Life and Flight of a North Korean Agent" escrito por los periodistas austriacos Dardan Gashi y Ingrid Steiner Gashi habla cual era la función principal de los intermediarios norcoreanos en Europa para satisfacer los caprichos más alocados del régimen norcoreano. 

22 abr. 2013

La detención de los malvados, pero malas noticias para ellas


 Las obligaban a estar en frente de un ordenador e iniciar el chat en salas de contactos esporádicos con el fin de imponer a contraer matrimonio con desconocidos, en su mayoría, hombres que residían en zonas rurales en el área fronteriza del territorio chino. Aquellos intermediarios y traficantes ocultos de mujeres norcoreanas fueron detenidos por la policía china tras un largo seguimiento. Entre ellos también se encontraba un hombre de nacionalidad norcoreana y doce mujeres, víctimas de la impiedad de estos individuos. Este pequeño grupo de delincuentes empezaba a operar desde el abril de año pasado y consiguió engañar a decenas de mujeres que estaban esperanzadas con salir de la pobreza extrema. Por cada mujer, ellos recibían cinco mil yuanes y diez mil yuanes adicionales si conseguía casarla con algún ciudadano chino. 

 Según el testimonio de una de las víctimas del tráfico de las mujeres norcoreanas, ella se casó por obligación con un chino pero fue otra vez vendida por otro hombre y la dejó embarazada. Ahora ella tiene miedo de su vuelta a Corea del Norte. Cree que si vuelve a su país natal, las fuerzas de seguridad de Corea del Norte sabrán su historial de escape e inmediatamente la llevarán a un campo de concentración. Teme por la vida de su hijo que aún sigue en su vientre. Oyó que algunas mujeres con el embarazo habían sufrido torturas inhumanas por los soldados y que tuvieron que perder a sus descendientes una vez salidos al mundo. Además, al no haber condiciones sanitarias adecuadas, ellas tenían el grave riesgo de ponerse débiles bajo la pasiva y forzosa mirada de los doctores en aquellos campos. 

 Las doce mujeres ya pisaron su territorio natal. El periódico local de Heilongjang sólo había informado la deportación de aquellas féminas y la detención de los malvados pero no del más allá de la proscripción de las mujeres. La frase "Si usted trabaja en China, podrá ganar mucho dinero" ha hecho que miles de personas se marcharan de sus hogares sin acarrear sus consecuencias más directas. Una vez dentro, es prácticamente imposible saber noticia alguna de ellas. La libertad y la riqueza personal que tanto deseaban les habían dado la espalda por culpa de unos indignos que no necesitarán la compasión nuestra. 

18 abr. 2013

Cambios en los artículos del decreto


 A lo largo de este año, el régimen norcoreano modificó su Código Penal para imponer una multa a las personas que tienen antecedentes con la deserción y la "traición". Ya en el año 2009, fue cuando se acordó cambiar dicho código hasta en tres ocasiones (28 de abril, 21 de julio y 19 de octubre) siendo aprobado por unanimidad por la Asamblea Popular del Partido de los Trabajadores. En la última modificación, en el artículo 27, se añadió el término "multa" reflejado especialmente para los desertores. En el siguiente artículo se menciona que "dichas multas serán impuestas para los individuos que cometan el delito de traición". 

 Hasta ahora, las penas impuestas para los que escapaban del país eran la pena capital, pena de encarcelación permanente o pena de trabajos laboriosos para el "beneficio" del país. Con este cambio legal de tipo penal, se le añadirá una sanción elevada económica que casi la totalidad de los deportados al país no serían capaces de sufragar. Los estudiosos de la temática piensan que esta reforma tiene su fin recaudatorio llegando todo lo percibido en el bolsillo de la élite norcoreana aunque piensan que la idea será un fracaso por la situación económica desordenada del país. Esto derivaría, según ellos, al régimen a buscar otros planteamientos para colectar dinero con el fin de satisfacer sus necesidades personales. 

14 abr. 2013

Los que estuvieron dentro

 Dijo una vez el pensador búlgaro-francés Tzvetan Todorov que la memoria histórica puede acercar a las personas al perdón pero también al odio y rencor. En los siguientes vídeos se muestra los testimonios de personas que pudieron salir de los campos de concentración existentes en Corea del Norte. Se entremezclan historias personales de los encarcelados sometidos a todo tipo de trabajos forzados y torturas inimaginables pero también de un señor que ocupó un cargo importante, es decir un "encarcelador", en el campo de Yodok (llamado también como el número 22). Describen mediante ilustraciones como es el interior de dichos centros pero también nos exige preguntar cual sería nuestra relación, después de la factible reunificación, con aquellos que fueron utilizados de forma inocua por el régimen a cometer graves errores pero que puede producir inquinas por los sucedidos pretéritos.

Nota: Los siguientes vídeos son reproducidos en inglés y subtitulados en coreano







12 abr. 2013

Si usted denuncia hambrientos, le damos dinero

Fuente: donga.com

 En la zona de Yanbian han puesto idénticos avisos para los necesitados de dinero rápido. El que denuncie la presencia de norcoreanos merodeando por las calles, tendrá su recompensa económica bastante generosa. Si un anónimo consigue ayudar a detener de tres a cinco desertores del régimen, recibirá una cantidad de 500 yuanes (un poco más de 60 euros). Si la misma cantidad de personas fue detectada antes del mes de marzo, la remuneración sube hasta el doble del precio acordado. El que colabora con la policía local y lograr detener más de cinco personas el precio sube hasta 1.000 yuanes (un poco más de 120 euros) y si aquel hecho ocurrió antes del mes de abril, la paga sube hasta 2.000 yuanes.

 Estas notificaciones se producen por el aumento del índice de la criminalidad en Yanbian. Los culpables directos son, según ellos, los hambrientos. Es decir, los norcoreanos. Los hurtos ocurren sucesivamente a diario en los comercios y en las tierras donde se cultivan hortalizas comestibles. Las autoridades locales definen a los delincuentes en varios tipos de perfiles: soldados y adultos delgados. Cualquier persona que tenga un rostro extremadamente pálido y con el pelo negro con un grosor importante puede estar muy posiblemente en la lista negra y fácilmente ser identificados como malhechores. Las condenas pueden ser desde grandes cantidades de multa hasta penas de cárcel sin revocación.

 Las asociaciones que se dedican a ayudar a los que escapan de Corea del Norte se muestran preocupados por estos avisos. Esto, según ellos, infringe aún más los derechos fundamentales como la libertad de movimiento y hace aplazar los planes de personas que tratan de cruzar la frontera. Con esta pericia, los acuerdos recordados entre ambos países de deportar a los que llegan de forma ilegal avanzan. Mientras, los chinos que leen esta información están dichosos de tener un beneficio extra en sus bolsillos. Esto solamente favorecerá a que la violencia sea un acto tan evidente y deductivo y que empiece la "caza" de individuos inocentes a cambio de dinero. 

7 abr. 2013

Los alambres obstaculizados


 En el año 2008, el gobierno chino exigió a construir vallas metálicas de tres metros de altura solamente en la zona de Dandung al detectar frecuentes movimientos de desertores norcoreanos. El "hermanamiento" entre los dos países, tras la reunión entre los altos dirigentes de China y Kim Jong-Il, hizo acordar que se levantaran muros prácticamente invisibles desde la otra parte del río. Los que nadaban por las noches para cruzar la línea que marcaba los dos países no percataba de la existencia de dichas vallas y al intentar entrar a las montañas cercanas, se tropezaban con aquellos metales amarrados de forma minuciosa. Ellos, desesperados, se dividían espontáneamente en personas que intentaban trepar esas vallas y en gente que recorrían kilómetros hasta que veían una salida viable. 

 Algunos intentaban derribar el vallado para facilitar la entrada del grupo pero la solidez del hormigón plantado en una profundidad aceptable bajo tierra imposibilitaba su plan imprevisto. Y de repente, disparos. Los encargados norcoreanos de vigilar la frontera habían descubierto un par de circulaciones humanas y no dudo en utilizar la escopeta para intentar acabar con la vida de los desertores. Se desconoce los datos de personas muertes en la frontera pero según los testimonios, cientos de personas solo pudieron lograr su libertad de forma fragmentada. Cuando amanecían, esos cuerpos sin vida yacían en el río y las vallas metálicas estaban teñidas de huellas dactilares de los desesperados. 

 Tres años después, el gobierno chino dio una orden deplorable. Empezaron sus primeras obras de construcción del vallado metálico en las zonas donde más norcoreanos proliferan antes de pisar el suelo chino. Además, instalaron cámaras de seguridad para vigilar los pasos de los desertores casi en la totalidad horaria. Y el régimen norcoreano también ha dado una disposición nefasta. Matar a todos aquellos que intenten huir del país. Los militares que consigan disparar al "enemigo", tendrán su recompensa y estabilidad alimentaria a largo plazo. Las posibilidades de la huida se reducen y los desertores no tienen más que elaborar otro plan para burlar al régimen. Y empiezan a construir barcos para desaparecer por vía marítima.  

Una de las zonas de la frontera con vallas metálicas. Estas obras están a punto de finalizarse. 

3 abr. 2013

Desaparecidos por pensar


 Sus palabras fueron engorrosas para el régimen norcoreano. Trabajaban para la televisión estatal norcoreana pero sus retinas no podían estar cerradas ante el sufrimiento de aquellos desconocidos que padecían el hambre. Fueron críticos con el silencio del régimen pero sus movimientos rebeldes fueron motivo suficiente para encarcelar en el conocido campo de concentración de Yodok. Según Reporteros sin Fronteras, los periodistas Cha y Kim fallecieron en 2001 por agotamiento e inanición. Kim lo había dicho en una ocasión: "Aunque en la Constitución de Corea del Norte se garantiza la libertad de pensamiento, no se puede llevar a la práctica. ¿Que clase de embuste es eso?" Fue detenido en marzo del año 2000, durante el pleno acercamiento de ambas Coreas, y a su edad avanzada (60 años) fue sometido a trabajos forzosos hasta un accidente laboral le condujo hasta la muerte días después. Sus compañeros de celda fueron quienes tenían que excavar con sus manos y dejar el cuerpo de Kim sin poder decir a su familia el porque de su fallecimiento. 

 Cha también fue otro de los valientes informadores que, a pesar de las amenazas, consiguió pensar en la libertad de expresión. Fue detenido en 1999 por las fuerzas de seguridad y condenado a estar en Yodok. Murió meses después de hambre a los 65 años. Los vigilantes le habían tildado de "inútil" y había reducido su dosis diaria de alimentos: medio bol de sopa de maíz. Para satisfacer a su estómago tuvo que morder ranas y ratones que estaban a su alrededor pero finalmente no pudo estar a salvo de la desaparición. En 2010, se hizo un pequeño homenaje, olvidado por muchos, por estos periodistas que intentaron dar un soplo de aire fresco a su profesión. 

 Según los testimonios de los desertores, pocos supervivientes de aquel campo, existen cantidades de personas encerradas que eran estudiantes, diplomáticos, funcionarios del régimen, periodistas, militares, empresarios de pequeños comercios y obreros. Las estimaciones nos advierten que puede haber hasta 200.000 prisioneros en estos campos. Mientras unos pocos se enfrentan a la muerte cada día, otros no hay más que modificar sus voces graves para anunciar noticias maniobradas y meticulosamente vigiladas con el fin de satisfacer al régimen y pasarse desapercibidos de la evidencia real aplastante.