26 mar. 2011

La venta de alcohol


 La venta de alcohol por cuenta propia es ilegal en Corea del Norte. Pero el control del régimen no es tan excesivo y la venta individualizada está siendo realizada en más absoluto secreto. Para fabricar una bebida alcohólica, muchos van a la provincia de Pyong-an Sur para conseguir el agua, conocido por su implacable calidad y pureza. Con estas aguas se fabrican bebidas alcohólicas con sabor a bellota. Las bellotas se recogen en verano, cuando llega a su madurez. Cada 300 kg de bellota, se utiliza para la elaboración de bellota, unos 240 kg al sacar las cáscaras. Después se pone una sustancia llamada "ampoule" y se deja reposar durante diez días, se hierve hasta que salga la bebida ya elaborada. 

 Son los hombres quienes disfrutan de las bebidas de alcohol. Vienen en grupos para comprar la mayor cantidad posible de botellas. En la provincia de Hamkyung-Norte, se elabora bebidas alcohólicas con maíz. Cada diez kilogramos de maíz se puede llegar a producir alrededor de 13 a 14 litros de bebida. Para vender las bebidas, los fabricantes se levantan a las 3 o 4 de la madrugada para evitar el control "férreo". Esta venta es expandida por todo el territorio norcoreano y en algunos casos se vende también en las ciudades chinas cercanas a la frontera. 

 Tanto los surcoreanos como norcoreanos, la bebida preferida es el soju. Se beben entre amigos o compañeros de trabajo. Bebidas alcohólicas conocidas como el whisky, vodka, tequila o ginebra están sólo al alcance de los altos cargos y de la clase elitista de Corea del Norte. Son grandes amantes y consumidores compulsivos de estas bebidas, especialmente la "dinastía" Kim, que suele importar a menudo, bebidas de precios utópicos solamente para su disfrute personal. 

 Nota: Soju es una bebida que se consume mucho en ambas Coreas y se elabora principalmente con arroz. El color de esta bebida es clara y transparente y su graduación alcohólica es de aproximadamente 20 grados. 
Publicar un comentario