12 mar. 2011

El petróleo y la madera


 El petróleo, el oro negro, es un bien muy apreciado en Corea del Norte y su despilfarro es un hecho común en hogares más pudientes. Toda la energía que produce el petróleo son introducidos en casas de las personas con altos ingresos: militares honoríficos, los "amigos cercanos" del régimen, diplomáticos representantes del país y el propio régimen. En sus casas no le falta luz. Incluso el capricho corre en sus venas y gastan una gran suma de energía que uno no puede imaginar. Decenas de electrodomésticos y aparatos electrónicos se enciende casi todo el día en sus casas. 

 Por otro lado, está la madera. Gracias a este material, millones norcoreanos aguantan el duro frío invernal e intentan producir energía de algún modo. La utilización frecuente de la madera ha formado parte de la vida cotidiana norcoreana. Muchos son desconocedores de la energía producida por el petróleo. Los residentes en los apartamentos utilizan una pequeña estufa y utilizan la madera para intentar calentar la casa. Cuando no disponen de más maderas, utilizan hojas de árboles o el papel higiénico. 

 En Corea del Norte, existe una gran desigualdad del uso de energía. Mientras pocas personas derrochan exageradamente, muchos corren al día para conseguir un trozo de energía en sus hogares. Si ustedes preguntan: ¿El régimen está preocupado de la vida de la gente común? ¿Proporciona este régimen un suministro de energía para sus habitantes? La respuesta para ambas preguntas es un no. 

 Nota: Es preocupante los datos de mortalidad adulta e infantil por falta de suministro de energía. En los últimos años, esa cifra se ha disparado. 
Publicar un comentario