10 mar. 2011

Prohibido ser haragán


 Si vives en Corea del Norte estás absolutamente prohibido ser un haragán. Los habitantes siempre tienen que estar haciendo algún tipo de actividad y hacerse el perezoso está incluso duramente penado por la ley. El régimen cree con total seguridad que en su país no existen gandules y afirman que los países que promueven el imperialismo son los más imprecisos. Creen que sus habitantes trabajan y esfuerzan cada día para crear un gran país socialista y que son muchos los que agradecen esta enseñanza. En las ciudades o en los pueblos pequeños existen controladores que vigilan el movimiento de toda la población. Los haraganes descubiertos son enviados directamente a un campo de reeducación y son aplicados a trabajos de extrema dureza.

 El problema surge cuando el desempleo en Corea del Norte está aumentando de manera vertiginosa y el régimen es incapaz de controlar ese dato. No existen oficialmente los datos exactos de la tasa de desempleo en el país por no ser facilitados por el régimen. O hay posibilidad de que las estadísticas estén estimadas y manipuladas. Muchos son los que quedan en sus casas sin poder hacer nada y al final, son injustamente acusados como haraganes. Son muchos que intentan expresar e incluso reclamar el deseo que tener un trabajo pero dichos actos están totalmente prohibidos en Corea del Norte.

 Pero el ingenio de los habitantes norcoreanos es magnifica. Los desempleados, para no ser enviados a esos temidos campos hacen como que trabajan. Saben con el transcurso del tiempo quienes son aquellos controladores y cuando estos pasan delante de ellos simulan un trabajo. Hacen como que está llevando las mercancías o simplemente mueven con ritmo ambas manos. Cuando se han ido, siguen buscando un trabajo.

 Nota: No existen datos oficiales de desempleo en el país pero hay una ligera probabilidad que superen más de 40 o 50 por ciento de la población. 
Publicar un comentario