9 oct. 2011

Vía de escape (Parte 3: Llegar a Japón en barco)


 Sólo pasó tres veces. Primero, año 1987 en la prefectura de Fukui. Segundo, junio del año 2007 en Aomori y la última, el 13 de septiembre de este año, también en Aomori. Esta vía de escape es la menos frecuente y la más intrigante ya que se trataba de viajar en un pequeño barco de madera unos 750 km hacia la dirección del mar del Este. Muchos exclaman: "No lo puedo creer... ¿como fueron capaces de llegar hasta aquí con ese barco tan pequeño?". A eso se le añade el factor climatológico porque esquivar la fuerte marea del mar y aguantar el desolador frío nocturno era digno de un desafío para cualquier ser humano. 

 El gobierno de Japón no reveló de ningún modo la identidad (fotografía, sexo, edad o nombre) de los recién llegados en su territorio para proteger de las posibles represalias hacia los familiares de los desertores. La historia de los que llegaron hace varios días fue la siguiente: ellos trataron de llegar a Corea del Sur en barco pero la marea del mar les condujo hacia Japón. Una vez llegados ahí, mostraron sus intereses de volar hacia Corea del Sur. Esta noticia tuvo un interés especial para los surcoreanos y para los japoneses porque no era frecuente este tipo de vía de escape. Los expertos en esta materia y los medios de comunicación piensan que en Corea del Norte, una vez escuchada la noticia de la llegada exitosa de los nueve desertores a Japón, muchos seguirían este camino ya que el exagerado control en la frontera entre China y Corea del Norte hará que tomen otras medidas para escapar del país. 
Publicar un comentario