5 ene. 2011

La inexistencia de la luz


 Para la mayoría de la población norcoreana, la electricidad suele ser una palabra utópica. La electricidad es solamente distribuida en las edificios públicos como en los colegios, universidades, hospitales o en sedes administrativas, pero solamente durante horas determinadas. Solamente las casas de la gente de poder adquisitivo elevado como los militares con decenas de honores colgados en sus chaquetas o los dirigentes políticos disponen de electricidad suficiente. Tan suficiente que disponen de electricidad casi las 24 horas del día. 

 El invierno norcoreano, más frio que el surcoreano o el japonés, es la peor pesadilla de la población. Cuando el frío empieza a asomarse a partir del mes de noviembre, la minoría de la población se apresura a comprar carbón, un bien casi inalcanzable para la mayoría (unos 20 kilos de carbón de buena calidad suele costar 500 wons, mientras de mala calidad suele rondar los 150 wons). La mejor manera de pasar el invierno para ellos, es utilizar leña yendo durante días (suelen ser dos o tres) por las montañas lejanas ya que las cercanas se han convertido en un desierto por el resultado de las talas indiscriminadas y desmesurados de árboles. 

 El invierno es la estación donde más muertes "silenciosas" se producen en Corea del Norte. Miles de niños/as huérfanos/as, donde sus padres han muerto o que son recluidos en campos de concentración, no disponen de una adecuada vestimenta o calzado. Algunos, con suerte, consiguen refugiarse en casas de vecinos o de los padres de sus amigos, pero la mayoría no corre esa suerte ya que acoger hijos de recluidos son actos mal vistos o vigilados por las fuerzas de seguridad norcoreana. También son frecuentes en invierno las muertes por simples resfriados, por tos o por pulmonía por carencia de medicamentos y por exceso debilitamiento del sistema inmunológico de cada niño. 

 Uno de los problemas más graves en Corea del Norte es, sin duda, la falta de la electricidad o de energía alternativa para pasar el invierno. El suministro de energía está totalmente cortada ya que no disponen a negociar y tener relaciones con algún país excepto con China y parcialmente con Rusia por su férrea defensa de la ideología "Juche" (la autosuficiencia). Mientras tanto, los cadáveres congelados por las montañas siguen aumentando. 

 Nota: La leña que recogen suelen ser de pésima calidad y no ayudan a calentar suficientemente un hogar. 
Publicar un comentario