12 ene. 2011

El reparto diario


 El reparto de alimentos en Corea del Norte se divide en nueve categorías. Se divide por edad y por el nivel de empleo que cada uno tiene y el reparto se realiza una vez al día. La categoría 9 es destinada para los bebés recién nacidos y les dan 100 gramos de distintos tipos de granos (ya sean arroz, maíz o trigo). En la categoría 8, les dan 200 gramos y son para los niños de 2 a 4 años. También dan esa misma cantidad para los presos. La categoría 7 es para los niños de 4 a 6 años, ancianos o para las amas de casas de altos cargos y les dan 300 gramos. La categoría 6 es para los estudiantes de primaria y les dan 400 gramos. La categoría 5 (500 gramos) es para los estudiantes de educación secundaria y la categoría 4 (600 gramos) es para los universitarios. La categoría 3 (700 gramos) es para los los trabajadores y adultos y la categoría 2 (800 gramos) es para los mineros y para los trabajadores de la industria pesada. Y por último, la categoría 1 (900 gramos), es para los trabajadores de fábricas o de zonas industriales. Cada habitante dispone de una tarjeta de "reparto" y en dicha tarjeta pone la fecha de reparto y el número de identificación. Cada día se tiene que ir a su local correspondiente para recibir el dicho reparto.

 El sistema de reparto deterioró bastante en la crisis alimentaria en los años 90 y en los principios del siglo XXI. El régimen no disponía de alimento suficiente para toda la población y los norcoreanos tuvieron que comprar comida con sus ingresos (para la mayoría, escasos). Hace algún tiempo, se restableció este sistema pero su funcionamiento es lamentable y ha despertado críticas silenciosas entre la población norcoreana, ya que los granos suelen ser de mala calidad o básicamente dan menos de los esperado. Existe también la reventa de los alimentos recibidos por el mercado negro y así consiguen tener algún tipo de ingreso o simplemente reciben más cantidades de granos de maíz (el grano más asequible para la mayoría). El actual reparto de alimentos es como si no hubiera existido.

 Durante la crisis alimentaria, los países occidentales, especialmente Estados Unidos, Corea del Sur y Japón, ha accedido a la ayuda urgente a favor de los más necesitados. Pero su distribución fue totalmente desigual ya que los mejores productos (los americanos) suelen quedarse en manos de los "más ricos" ya que conocen suficientemente que la calidad de los países occidentales es impecable. Son visibles las siglas como USA o KOREA en los granos de arroz. Es curioso ver a los altos cargos o los militares recibir estas ayudas con extrema facilidad cuando critican constantemente la cultura y las costumbres occidentales y manifiestan durante un tiempo determinado en contra de "antiimperialismo". 
Publicar un comentario