11 ene. 2011

Ir al médico en Corea del Norte


 El sistema sanitario norcoreano está considerado como uno de los más excelentes por su tratamiento gratuito y personalizado a los enfermos. El sistema gratuito sanitario es seguramente el punto positivo del socialismo que deberían aprender algunos países como Corea del Sur, China o Estados Unidos. En caso de China, siendo un país de aspecto socialista tiene un sistema sanitario privatizado. Esto enseña por una parte el acceso a la salud pública, gratuita y universal. Si preguntamos a los refugiados norcoreanos establecidos en Corea del Sur lo más destacable de Corea del Norte, diría probablemente el sistema sanitario de su país. Cada habitante tiene designado a su médico de cabecera en una determinada ciudad o aldea y cuando uno está enfermo puede dirigirse sin ningún problema a su médico. 

 El problema de este brillante sistema sanitario es la falta grave de infraestructuras y falta de medicamentos en la mayoría de los hospitales. Además, con la crisis alimentaria, el número de los pacientes en los hospitales ha aumentado considerablemente y por cada médico tiene designado a 100 o 150 habitantes. Tener un simple resfriado supone para muchos, un grave peligro para su vida. Con la falta de medicamentos, los norcoreanos suelen recurrir a las medicinas tradicionales basadas en plantas medicinales. Algunos medicamentos o incluso las plantas medicinales para una simple fiebre o tos tienen un precio casi inalcanzable. 

 Con el problema del hambre, han supuesto una desnutrición severa en las aldeas y en los pueblos pequeños. Las principales víctimas son niños, ancianos y mujeres. Las infraestructuras son absolutamente lamentables y es frecuente realizar operaciones sin anestesia o la emborrachan o la drogan para intentar aliviar el dolor. 

 Nota: Amnistía Internacional y la OMS alertaron la pésima calidad de la infraestructura del Corea del Norte cuando el régimen se gasta casi el 50% del presupuesto nacional en gastos militares y en fabricación de artefactos nucleares. 
Publicar un comentario