11 nov. 2014

Salir del país con su permiso

Imagen de AP

 Durante cuatro años el número de norcoreanos que trabajan en China aumentó un 73%, es decir, unos 93.000 trabajadores. En 2010, la cantidad aproximada era de unos 54.000 personas. Cada año se incrementa 20%. Una cifra que nos muestra el intento de muchos para agarrar a la cuerda de la supervivencia. A pesar de que estarán vigilados constantemente por los funcionarios del régimen. Esto significa que estar dentro del territorio norcoreano se ha convertido en una pesadilla y no ve signos de mejora para que finalmente tengan que coger una alternativa sin aspirar.

 Para el régimen, recaudar altos porcentajes de sus trabajadores destinados al extranjero, se ha convertido en una forma de tener ingresos después de la desastrosa reforma monetaria de cinco años antes. El periódico The Guardian publicó un artículo interesante sobre los trabajadores desconocidos hasta ahora de nacionalidad norcoreana en Qatar en el sector de la construcción que ven como el noventa por ciento de su sueldo mensual es destinado para "salvar el país". Y anteriormente ya se dijo en el blog sobre la situación extrema de los norcoreanos en Siberia en el sector maderero donde los accidentes laborales eran frecuentes. Desde aplastamiento por los troncos grandes a entumecimiento por laborar a temperaturas bajas (-30 a -40 grados) durante el invierno.

 El salario de aquellas personas que empiezan una nueva vida laboral es casi la mitad de lo que perciban un trabajador chino. De 1.500 a 1.600 yuanes al mes. Pero, como siempre, en el proceso de selección hay restricciones. Tienen que ser jóvenes sanos que tengan de 20 a 30 años. Alguien que sobrepase los treinta no pueden ser escogidos al ser considerados muy "mayores". En breve, ellos pisarán una tierra nueva. Paisajes que antes nunca lo habían imaginado. ¿Despertarán con los años estando en China? Muy probablemente pero sin poder escapar hasta tener un momento oportuno. 
Publicar un comentario