27 feb. 2013

Historias (Parte 14: La ciudad en dos partes)


 Ella cuenta que en su ciudad natal, Chongjin, existen muchas personas sin poder percibir sus sueldos mensualmente y que son obligados a ejercer trabajos extra para tener algún tipo de ingresos en sus hogares. Según ella, la ciudad está dividida en dos. Por un lado, existen personas que pueden permitirse caprichos extravagantes presumiendo coches de alta gama y residencias de grandes dimensiones. Y por otro lado, los restos. Gente que no piden limosna por las calles de la ciudad para no ser arrestado y ser acusado de "manchar" la imagen de la nación socialista como la norcoreana. "La desigualdad es enorme. Cuando giras el cuello, uno podrá saber las dos partes de la ciudad. No es muy difícil..."

 "Las familias que se pueden permitir comer tres veces al día tienen en sus domicilios cantidades inmensas de arroz. Podrán subsistir con eso años sin pasar hambre aunque haya una crisis alimentaria y económica". Pero lamenta que la brecha extrema entre los ricos y pobres ha fracturado la amistad y el respaldo mutuo entre los residentes de Chongjin. "Veo personas que ignoran a los hambrientos que antes fueron amigos o conocidos. Se están cambiando de actitud. ¿Cadena de favores? ¿Solidaridad? Esas palabras ya no existen ahí. Sólo queda la ambición propia por la supervivencia. Y es muy triste ver eso..."
Publicar un comentario