24 feb. 2013

Historias (Parte 12: La separación)


 Ella tiene tres hijos. Había vendido pastas dulces de arroz en el mercado, había trabajado como dependienta en una carnicería e incluso había recogido plantas medicinales por los montes. Aún así, los gastos sobrepasaban a los ingresos y tomó una difícil decisión. "Le dije a mi marido que nos separemos durante un tiempo. No porque se nos haya acabado el amor sino que la carga que teníamos de cuidar a los niños sea mucho menos pesada para los dos. Él no tuvo más remedio que decir que si". En donde había trabajado su esposo, hacía meses que no le daba los sueldos correspondientes que él, por indignación, se refugiaba en el salón de la casa a base de cigarrillos. 

 Al no poder soportar más la actitud de su marido, ella tomó aquella complicada decisión de alejamiento. Él se llevó al primogénito y ella, a sus dos hijas menores. Empezó a trabajar en distintos sitios pero la suerte no estaba a su lado que decidió finalmente ir a China dejando a sus hijas con unos familiares de manera temporal. "Me gustaría ganar una buena cantidad de dinero lo más rápido posible y volver a ver a mis hijas...de mi hijo y de mi esposo, no tengo noticia alguna. Ni una carta o una llamada. Que estarán haciendo...sueño algún día con estar los cinco juntos felices otra vez. Pienso a veces porque la vida es tan injusta conmigo. Simplemente no lo entiendo..."
Enhanced by Zemanta
Publicar un comentario