4 jul. 2011

La esperanza de cada día


 Aunque el régimen trate de imponer la censura con todos los medios, cualquier información sobre la realidad de Corea del Norte por parte del exterior llega de algún modo rompiendo así la reconocida hermeticidad del país. Con esa información, la indignación crece a diario entre la población norcoreana y se comentan entre ellos, que la duración del régimen será muy corta. Hasta el año 2003, los norcoreanos se esperanzaban con la mejora de sus cultivos pero al año siguiente, el precio de los alimentos se disparó que muchos siguen ahogados con aquella subida. La decepción de los habitantes crece con el régimen pero sus opiniones no pueden ir más allá de sus gargantas.

 "El próximo año seguro que mejoramos el país", "Ten esperanza en el futuro más próximo", eran frases tranquilizantes del régimen que poco a poco perdieron credibilidad entre la población con la subida espectacular del precio del arroz y la duda y la confusión dominaba la sociedad norcoreana actual. Especialmente, desde el año 2005, cuando la ayuda internacional ha parado indefinidamente, el régimen tuvo que informar a su gente que el arroz iba a subir el doble del precio ya subido. Unos ya no saben que hacer, otros cierran los ojos y creen que esto es sólo una pesadilla pasajera y que aquella esperanza anunciada por el régimen esté a punto de llegar. 
Publicar un comentario