17 dic. 2014

¿La verdad sobre esos niños?


 ¿Se acuerdan de aquellos nueve niños norcoreanos que fueron detenidos en Laos por las autoridades orquestadas por el régimen en mayo de 2012? Ya pasó dos años y medio desde aquel suceso y todos los interesados se preguntaban el destino de esos niños. La hipótesis que más estaba de acuerdo los estudiosos era que salieran en el medio oficial norcoreano diciendo que sus actos estaban "equivocados" y que estaban "felices" de estar con su querido líder Kim Jong-eun. Después, cuando acaba la maniobra propagandística, que sus rastros desaparecieran siendo condenados a la máxima pena por traición a su patria socialista. Pero viendo las imágenes que se emitía en la página web de Uriminzokkiri, el enlace fiel al régimen norcoreano desde el exterior, ellos siguen sanos y salvos. ¿Pero estará mostrando la verdad verdadera con estas fotografías que pretenden ellos a callar bocas de los críticos?







 Esos muchachos diminutos se han convertido en jóvenes que actualmente cursan la educación secundaria en los institutos de Kumseong, Hyesan y Hamheung. La pregunta que quiero hacer es: ¿la vida de estos niños se transcurre realmente como en las imágenes o es simplemente es otra de las muchas maniobras que estamos acostumbrados a mirar? Parece que el informe reciente que presentó las Naciones Unidas hizo que el régimen cambiara de estrategia y nos pretenda mostrar, décadas después, que en su país el respeto de los derechos humanos se garantiza de una manera normal. Y probablemente habrá coaccionado a estos niños a aparecer en el canal de televisión y que diga delante de las cámaras que ellos disfrutan plenamente de la vida estudiantil.

 Creo que solamente cuando ocurra la reunificación podremos saber que es lo que verdaderamente ha ocurrido. Cuando el régimen niega rotundamente la violación de los derechos humanos en su país trata de utilizar una táctica que intenta esquivar a la comunidad internacional hacia otros conflictos que ocurre en diversos continentes. Una vez logrado con la pericia, ellos siguen deportando a la fuerza a sus ciudadanos que escaparon a China y sometiendo a torturas físicas que no son visibles en el exterior por el secretismo que tanto caracteriza a Corea del Norte. Ellos seguirán utilizando la misma táctica "eludible" y nosotros no deberíamos bajar la guardia para denunciar lo incorrecto. 
Publicar un comentario