29 dic. 2014

Ciudadanos de cuarta y los que recogen cartón para sobrevivir


 Los refugiados norcoreanos que están en Corea del Sur se consideran como ciudadanos de cuarta, detrás de los surcoreanos (la primera), los chinos-coreanos (chosunchoks, la segunda), los trabajadores extranjeros y las nueras (la tercera) y por último, ellos. Los datos son realmente preocupantes. Si Corea del Sur ocupa el primer puesto en el índice de suicidio entre los países de la OCDE, desgraciadamente, el acto de quitarse la vida entre los desertores norcoreanos en Corea del Sur se multiplica por seis la tasa. Además casi el 90% de los norcoreanos que están aquí sobrevive a base de empleo a tiempo parcial o son desempleados. Puede que con estas cifras el número de los desertores que llegan a tierras surcoreanas se está reduciendo incluso casi a la mitad.

 Según los datos del Ministerio de la Reunificación, en el año 2011 vino a Corea del Sur 2706 norcoreanos, En 2012, 1502 personas aunque en este caso también se puede mezclarse el factor de que Kim Jong-eun diera la orden de vigilar exhaustivamente la zona fronteriza entre su país y China. Y en 2013, aumentó un poco el número (1514) pero nada significativo. Este año, viendo los datos de hasta el mes de octubre, hay "solamente" 1131 personas. También existe un fenómeno nuevo entre los norcoreanos que no se cuentan en los medios surcoreanos. Cuando ellos comunican con sus familias que aún están en Corea del Norte es posible oír una conversación como: "Por favor, no bajes aquí. Yo te mando dinero como sea, trabajando como un perro, y con eso compras la casa o tierras por tu zona. Cuando se reunifique Corea ya nos volveremos a ver. Espero que eso sea muy pronto..."

 Por otra parte, los que lucharon en la Guerra de Corea hace medio siglo o lo que fueron prisioneros de guerra, en su mayoría, sobreviven a base de la recogida de cartones por las calles de Seúl. La memoria histórica no es un punto fuerte en la sociedad surcoreana y yo empiezo a pensar cual sería el camino correcto hacia la reunificación de los dos países cuando los políticos surcoreanos aún no saben como resolver la situación. A pesar de haber un Fondo de Reserva para este futuro gran evento, el acercamiento entre las personas será la tarea pendiente que el actual gobierno deberá fomentar para evitar, a corto plazo después de la unión, la incertidumbre en distintas zonas de Corea. 
Publicar un comentario