7 dic. 2014

La llegada masiva


 En un seminario presentado conjuntamente el centro de investigación coreana KIEP y la alemana IWH se ha dicho un número. 1.800.000 personas norcoreanas bajarán a Corea del Sur en caso de que la reunificación sucediera mañana. Casi el 7,3% de la población total del país. En Alemania casi el 2,5% de la población total de Alemania Oriental, unos 400.000, se fueron hacia el oeste hace 25 años. Pero aclaran que esa llegada masiva ocurriría solamente al principio de la unión de Corea y que poco a poco, después de observar detalladamente Corea del Sur, volverían a sus tierras natales. Ya dijo un refugiada norcoreana en un medio surcoreano que los norcoreanos tienen una fuerte querencia hacia sus lugares de origen que no demasiada gente se moverá definitivamente de una ciudad a otra para establecerse.

 También se habla que al mover los casi dos millones de personas, al principio, la tasa de desempleo subirá vertiginosamente hasta un 50%. Por eso las dos organizaciones piden al gobierno surcoreano que tome medidas preventivas para evitar la confusión y el descontento inicial relacionado con el trabajo. Alemania tardó un poco más de diez años para que el efecto de la reunificación tenga sus frutos "eficaces" a nivel social y económico a pesar de que sigue habiendo puntuales desconciertos. Y advierte a Corea que necesita urgentemente la participación ciudadana para que el proceso sea satisfactorio.

 Leyendo un libro publicado por el Ministerio de Reunificación vi en una parte que el malestar de un pequeño grupo de personas que traer consecuencias negativas a toda una sociedad en general como la coreana. Esas personas pueden incitar a actividades ligados al fascismo si no se elabora por parte del gobierno un proyecto de reunificación eficiente. Que esas personas pueden recurrir al extremismo ideológico como pasó en Alemania con el surgimiento de bandas de neonazis por estar contrariado con el sistema. Aún Corea tiene tiempo para precaver promoviendo actividades varias para ayudar la pronta adaptación de los norcoreanos en su sociedad. Esta vez no se trata solamente de dinero sino de proyectar un inteligente plan para un acontecimiento que no sabemos cuando puede llegar. 
Publicar un comentario