22 jun. 2012

El temible timbre


 - Tenemos malas noticias. Hoy varios desertores norcoreanos fueron detenidos cuando la presencia de uno de ellos fue vista por la policía china. 
 - Pero, ¿acaso no ha dicho el régimen chino que pararía parcialmente las deportaciones forzadas de los norcoreanos?
 - Las palabras se lo llevan el viento. Aquí, en la zona fronteriza entre los dos países (China y Corea del Norte) sigue habiendo detenciones. En zonas donde mayor gente norcoreana están concentrada, se han instalados timbres de aviso directo con la policía. Temo recibir llamadas "nocivas". La última vez, se llevaron a cuatro personas...


 Uno de los portavoces del think tank vinculado a la investigación norcoreana se muestra preocupado. Dice que en 1992 y en 2001 también hubo detenciones masivas en el noroeste de China pero la magnitud no es superable a la actual donde la vigilancia es demasiado exhaustiva. No registran solamente a los desertores sino también a ciudadanos chinos que conviven con sus amantes norcoreanas para intentar detectar si hay alguna irregularidad en ella. Y los que se preparan para escapar, al oír estas noticias, retrasan la huida. La demora puede depender semanas o incluso meses.

 La disensión que existe entre el gobierno central y el local chino hace que los desertores impacienten y temen no poder atrapar la única oportunidad para que le han dado para poder escapar. Los expertos y los estudiosos de la materia estiman el vínculo de hermanamiento entre ambos países sería difícil de ser rota a corto plazo porque la caída del régimen norcoreano sería el principio de la decadencia del gobierno chino. Aunque hubo declaraciones que algún día hicieron satisfacer a las instituciones de derechos humanos, hay demasiada posibilidad que aquellas explicaciones sean arrinconadas y que la turbación evocada sea traducida en temibles timbres. 
Publicar un comentario