15 jun. 2012

Ojos grandes, más clientes


 Otra de las formas que el régimen realiza para aproximar beneficios económicos ha sido el envío de las mujeres camareras, todas jóvenes, a distintas zonas de Asia (principales ciudades de China como Pekín, Shangai o Sunyang y en diversos países de Sudeste Asiático como Tailandia, Vietnam o Laos) para que los clientes se queden maravillados por las mozas norcoreanas y ofrecer más propinas para el régimen pueda tener beneficios económicos. Todas ellas son amables, emiten sus mejores sonrisas y si el cliente lo exige y da buena cantidad de dinero puede incluso cantar canciones típicas norcoreanas.

 A partir del año 2000, todas las solicitantes para trabajar de camareras tenían que pasarse por el quirófano para engrandecer sus ojos. Se trata de una cirugía muy común que se ha popularizado en Corea del Sur, especialmente por las mujeres al sentirse acomplejados por sus ojos orientales, pequeños y almendrados. Su particular admiración por el modelo occidental también llegó a Corea del Norte obligando el régimen a someter operaciones que, para ellas, aún eran incomprensibles. La mayoría de los hombres alababan y ensalivaban por mujeres asiáticos de ojos grandes y el régimen vio como estas camareras podían ser sus exclusivos huevos de oro.

 Hay una palabra en coreano que es "NamNamBukNyo" (Hombres del Sur, Mujeres del Norte). Este vocablo se puede interpretar que las mujeres prefieren hombres surcoreanos porque son mucho más atractivos que los del norte mientras que los hombres se inclinan hacia las mujeres norcoreanas por ser mucho más bellas que las del sur. Muchas son partidarias de mantener su belleza oriental que tanto ha caracterizado los países asiáticos pero mientras que las órdenes vengan de arriba no hay mejor manera que obedecer y pedir cita con un cirujano plástico. Aunque no lo quieran.

 Nota: Muchas de las camareras son veinteañeras. 
Publicar un comentario