23 abr. 2011

El mercado (Parte 14: Cuestión de intereses)


 En enero de 2004, el régimen fijó los intereses del préstamo del Banco Nacional de Corea del Norte en 20% en un plazo de seis meses. Pero poco a poco, en el mismo año, durante los meses de marzo y abril, el régimen ha recortado silenciosamente los plazos de seis meses a tres para devolver el préstamo con el mismo porcentaje de interés. Cada habitante norcoreano, al prestar dinero del Banco Nacional, tiene que devolver con la dicho porcentaje en el mes siguiente. Sin duda una cifra elevadísima para la mayoría de población que  desconoce completamente el funcionamiento básico de los bancos y del mundo de las finanzas. A parte de esto, a estos préstamos, sólo son accesibles aquellas personas que demuestren que tienen un poder adquisitivo elevado. 

 Antes de la numerosas reformas económicas (la más importante aprobada por "unanimidad" en 1 de julio de 2002) que ha hecho el régimen, cada dólar equivalía a 200 wons. Pero después de la reforma cada dólar americano equivalía a 1.800 wons. Una cifra estrafalaria que el régimen aún no consiguió controlar su estabilidad y que cada día está poniendo en peores condiciones a gente común norcoreana. Estos dólares americanos son billetes que están totalmente prohibidos circular dentro del territorio norcoreano. Si algún fiel trabajador al régimen detecta un billete de estos entre la población, aquel grupo de personas son detenidos y llevados a sitios desconocidos y sometidos a trabajados de reeducación acusados con el delito de "infidelidad de extrema gravedad al modelo socialista" y por "fomento al imperialismo" en el territorio norcoreano. Estos sucesos ya han ocurrido en varias ocasiones en Corea del Norte y todo el proceso de detención se realiza en el más absoluto silencio. 

 Nota: Los dólares, aunque son prohibidos, se circulan en las ciudades fronterizas con China como Sinuiju o en las ciudades principales como Pyongyang, Haeju o Sariwon.  
Publicar un comentario