12 abr. 2011

El mercado (Parte 8: Bicicletas usadas)


 En la misma ciudad de Haeju, los vendedores llegan con sus grandes camiones llenas de bicicletas de todo tipo. En cada camión, aproximadamente 400 bicicletas están disponibles para ser vendido. Para los comerciantes de categoría media se distribuyen unos 20 a 30 bicicletas mientras a los minoristas se le entregan unas cinco. Una vez recibidas, estas bicicletas llegan a todos sitios, desde aldeas pequeñas hasta grandes ciudades incluidas la capital de Corea del Norte. 

 Estas bicicletas suelen ser de origen japonés. Se han propuesto construir una fábrica de bicicletas cerca de Pyongyang pero la falta de mano de obra especializada y falta de presupuesto han hecho que esta propuesta no sea avanzada. Estas bicicletas japonesas son de segunda mano y por la calidad de cada bicicleta puede variar el coste logístico. El coste puede estar de 20 a 150 dólares americanos. 

 Los minoristas, una vez adquiridas las bicicletas, reparan las partes dañadas. Los daños pueden ser la ausencia de las ruedas o de neumáticos en las bicicletas o que están demasiado oxidados que tienen que pintar varias veces. Estas bicicletas pueden ser vendidas, con suerte, una vez cada dos días. La gente común no tiene acceso a nivel económico para comprar incluso estas bicicletas usadas. La bicicleta más barata cuesta alrededor de 150.000 wons, una cantidad impensable para la mayoría. Cada día que van a trabajar, la gente confía en sus pasos y sus gemelos se quedan abultados. 
Publicar un comentario