6 feb. 2011

El destino de los nuevos doctores


 El joven Ryu está muy ilusionado. Acabó este año la carrera de Medicina y piensa que pronto empezará a ejercer su profesión. Siempre le había gustado estar cerca de la gente, con los niños, con los adultos y preguntarle donde le dolía más, repetir aquella mítica frase de los médicos: "¿A donde le duele usted?". Siempre quería escuchar los clamores físicos de la gente e intentar ser el mejor médico posible para cada uno de sus pacientes. Sus padres están muy emocionados ya que su hijo mayor va a ejercer uno de los oficios más agraciados que existe.  

 Al siguiente día, el joven Ryu se va al hospital donde empezará a trabajar. Pero en el hospital, no hay pacientes. El joven Ryu se pregunta: 
- ¿Que pasa aquí? No veo pacientes. ¿Es hoy un día festivo? ¿Me habré equivocado de día? 
 En el hospital sólo se ve doctores y algunos enfermeros de edad avanzada. El joven Ryu, algo confuso, acerca a uno de esos doctores y le pregunta: 
- Hola, doctor. Me llamo Ryu. He venido a trabajar aquí a partir de hoy. Una pregunta, ¿porque el hospital está vacío? No veo a muchos pacientes. 
- Hay pacientes, pero pocas. Algunos ya no quieren venir a los hospitales o quieren que les atienda médicos con bastante experiencia. Creo que no quieren a los doctores en prácticas como vosotros. Además no tenemos camas y herramientas suficientes para atender a los pacientes. Por eso, vuelven...
 El joven Ryu acaba desmoralizado. Sin experiencia, sin herramientas...Ryu acaba decepcionado.  

 El joven Ryu irá al hospital todos los días pero se preguntará: ¿que hago? Está algo desesperado y tiene algo de miedo. Miles de nuevos doctores en Corea del Norte tienen el destino anodino, muchos podrían acabar sin rumbo. Mientras tanto, miles de nuevos enfermeros/as ayudan a sus familiares a vender comida en los mercados. Venden galletas o fideos con una sonrisa en la boca pero con lágrimas entremezcladas lleno de frustración y rabia. 

 Nota: La situación de los nuevos doctores/as y enfermeros/as es desesperante. El número de los pacientes sigue reduciendo y eso deja sin opción de trabajar a miles de estudiantes de Medicina y Enfermería en todo Corea del Norte. 
Publicar un comentario