7 feb. 2011

Aceite de rana


 Dicen que el aceite de rana es un milagro de la naturaleza. Según los chinos, este aceite ayuda a luchar contra el envejecimiento de forma muy eficaz y tiene efectos energéticos al ingerirlo. Este aceite se vende a un buen precio, a veces exagerado, en la mayor parte de China especialmente por sus valores "sobrenaturales". Aprovechando estas noticias, poco a poco en Corea del Norte, hay una exportación silenciosa de este aceite al país vecino ya que se puede beneficiar de una gran cantidad de dinero y así dejar de preocupar de la pobreza. En Corea del Norte, está prohibido cazar estos anfibios pero no es fácil controlar a una población desesperada por conseguir beneficios económicos. 

 Para obtener 1kg de aceite de rana se necesita aproximadamente 500 ranas. Estas ranas están situadas principalmente en el norte del país. Los habitantes de aquellas zonas cazan disimuladamente para que los soldados o las fuerzas de seguridad del régimen no les descubran ya que la caza ilegal de ranas puede ser condenado a prisión de hasta dos años. Obtener el aceite es una tarea difícil ya que está situado en la parte del estómago del anfibio y se tarda muchas horas en tener resultados deseables. El aceite se arranca con agua caliente con el método de fusión. También hay que saber distinguir correctamente los huevos y el aceite de la rana. 

 Algunas personas compran o cogen directamente de las montañas. El precio de cada rana suele rondar los 300-350 wons. Comprar 500 ranas supone gastar más de 150.000 wons, toda una fortuna en Corea del Norte. Pero algunos llegan a gastar esa cantidad ya que apuestan de sus "autoconfianzas" de generar beneficios fugaces. Después de elaborar un 1kg de aceite, se vende en China cruzando la frontera de forma ilegal. Uno puede llegar a obtener beneficios de hasta 300%. La rana y su aceite han convertido en el "oro verde" y en la salvación de cientos o miles de familias. Las personas que cazan las ranas aumentan poco a poco, pero lo hacen con la más absoluta discreción.
Publicar un comentario