21 dic. 2011

¿Una nueva etapa o un futuro incierto?


 2012 parecía el año fulgurante para el régimen con el proyecto de formar una nación "rígida, nueva y poderosa". Pero la muerte inesperada del impulsor del proyecto hizo entrar en un gran confusión entre toda la población norcoreana, ya que acababan de finiquitar para aquel "gran" día de la aspiración cronometrada del régimen. El régimen había anunciado hasta llenar insistentemente a la toda la población con mensajes esperanzadoras diciendo que la "nueva era" lleno de prosperidad y desarrollo inmediatamente iba a llegar a Corea del Norte. Este proyecto había divido al país: unos que parecían creer aquella luz después de un largo camino oscuro y otros que estaban hastiados por las mentiras repetitivas del régimen. 

 Cuando se anunció su muerte, a muchos de nosotros, sorprenderse era la reacción más redundante. Incluso para todos los gobiernos cercanos y no tan cercanos como los Estados Unidos, que parecía tener toda la información sobre Corea del Norte. Hasta la progresión de la salud de Kim Jong-Il y los movimientos de los militares. Es insólito que el propio gobierno estadounidense haya mostrado su inquietud y desconocimiento sobre el futuro de Corea del Norte que será gobernado por un tal hasta ahora desconocido Kim Jong-Un. Nadie sabe si van a seguir con los programas nucleares, si van a cumplir con el deber de salir de un pozo tan profundo como la hambruna y la grave crisis económica y social. Ni los servicios de inteligencia más destacados no son capaces de descubrir las pretensiones de la cúpula del "nuevo" régimen. Sólo los testimonios de los disidentes norcoreanos serían la clave para destapar la realidad norcoreana

 Nota 1: Mientras el desconcierto está presente en el territorio norcoreano, muchos ven como una gran oportunidad para escapar del país. Por el mar o cruzando la frontera. 
 Nota 2: 2012 es el año por la cual se "celebrará" el centenario del nacimiento del "Presidente Eterno" Kim Il Sung. 
Publicar un comentario