31 may. 2011

Los ladrones


 Los ladrones habituales detenidos en las cárceles norcoreanas, repiten el mismo acto en numerosas ocasiones independiente del sitio. Cuando nadie les está vigilando entran en el almacén, roban comida y se lo comen o se reparten entre sus mejores compañeros de la celda. O incluso roban comidas de los visitantes que vienen a ver a sus familiares encarcelados. Las peleas por consecuencia de estos actos son constantes y no existen por ahora, medidas cautelares para evitar casos mayores. En caso de ser descubierto, su pena puede ser alargada hasta los seis meses.

 En las cárceles norcoreanas, suceden diversas anécdotas. Algunos condenados (los ladrones, especialmente) no cumplen su horario laboral cumplimentado por la administración local fingiendo una enfermedad grave.. Para estos casos, los soldados les dan comida de peor calidad para que así la próxima vez no vuelva a ocurrir. Hay castigos severos como estar arrodillado en una habitación totalmente oscura durante una semana. Existen castigos (desconocidos) que dañan psicológicamente a muchos presos condenados por robo y llegan a sufrir algún tipo de discapacidad o llegan a morir.
Publicar un comentario