1 sept. 2014

El descontento surgido de esas reuniones


 Si se trataba de discutir sobre la estabilidad en la zona de Asia-Pacífico, especialmente si era el asunto tan delicado como el consiguiente ensayo nuclear norcoreano, la noticia de la reunión entre los seis países era un acontecimiento más que visible con la esperanza de poder llegar a un acuerdo pacífico. Pero de pronto surgen las eventuales disconformidades a pesar de que habían sonreído ante las cámaras de diversos medios con la "promesa" de convencer a Corea del Norte para que pare de manera inmediata las pruebas nucleares. Es muy previsible que empiecen la reunión divididos entre Corea del Norte, China y Rusia por un lado y Corea del Sur, Japón y Estados Unidos por el otro. Con una final no muy deseada entre todos.

 La opinión pública ve que estos tipos de reuniones como un suceso ineficaz y que se necesita un método alternativo para poner fin la tensión en la península de Corea. Sin proponer realmente cuáles. Otros piensan, siendo testigo directo del debate, que el papel de Estados Unidos, China, Japón y Rusia es mínimo y que se debería de sentar en la mesa solamente las dos Coreas para que el proceso sea mucho más rápido. Un ejemplo, la reunión de las familias separadas en zona desmilitarizada celebrada hace algunos meses. Pero aún así, la diferencia entre los dos países es tan grande y dudo que haya una conciliación de manera fugaz. Pero es un punto que hay que tener en cuenta ya que sería el mal menor de todas las opciones que se barajan actualmente. 
Publicar un comentario