21 sept. 2014

¿El nuevo destino para ricos?


 A un poco más de 200 kilómetros hacia el este del país, está la ciudad de nacimiento del actual líder norcoreano. Wonsan es una zona aparentemente tranquila pero que con la llegada del Kim Jong-Eun al poder comenzó a notar los cambios urbanísticos a un ritmo impresionante cuyos habitantes habrán pensado: ¿A que viene este cambio? Hasta ahora, Pyongyang y Rajin eran los sitios donde los dólares americanos se movían entre los comerciantes y miembros del Partido de los Trabajadores pero parece que esas dos ciudades no eran suficientes para la élite política del país y habrán ideado un enfoque distinto para cambiar Wonsan por completo. Para que en más sitios pudieran ver monedas extranjeras. Y ustedes pensarán: ¿Un soplo de viento llamado capitalismo en Corea del Norte? Por una parte sí o por otra parte no.

 El que diga que el capitalismo no existe en Corea del Norte, miente. Pero cuando les toca hacer una manifestación propagandística por delante de múltiples cámaras al servicio del régimen, es hora de decir que la sociedad perfecta se llama el comunismo. Y cuando se baja el telón, son los primeros en coger esos dólares y comprar cosas que anteriormente no se podía ver en el país. Y dirán: ¿acaso quiere emular el modelo comunista/capitalista chino? Va a ser que no. China se ha convertido en un modelo realmente interesante para observar los estudiosos de la política pero ese ejemplo será realmente difícil que se implante en Corea del Norte porque no son suficientemente flexibles como el chino.

 Ya se han construido un acuario en una ciudad casi desconocida incluso para los norcoreanos. Solamente por ser la ciudad donde el actual líder nació. ¿Será Wonsan el nuevo destino para los ricos? Para ellos quizá si. Pero no para la inmensa mayoría que aún padece efectos de la hambruna que tuvo durante los mediados de los años noventa. Todo esto servirá para engañar a la comunidad internacional con el fin de propagar la sociedad "perfecta" que tantas veces proliferan. Si esto ocurriera veinte o treinta años antes, podría haber funcionado perfectamente y muchos hubieran soñado con ir a Corea del Norte pero en la actualidad, parece que su herramienta ideológica ya obsoleta les va a servir pero que muy poco. 
Publicar un comentario