8 oct. 2013

¿Otra vez?


 Sus declaraciones sinuosas siempre son objetivos de los medios de comunicación más influyentes del mundo. Los analistas se dedican durante días a estudiar cual sería su movimiento aproximado después de poner en vilo a toda la comunidad internacional. Hasta hace unas horas, salió en los principales periódicos de Corea del Sur que Kim Jong Eun tiene pensado en realizar una reunificación forzada, a favor de Corea del Norte, en la península en un periodo de tres años. El egocentrismo del joven líder norcoreano de unir ambas Coreas, algo que sus predecesores no lo consiguieron, está siendo objeto de burla y sarcasmo en las redes sociales coreanas y asiáticas. 

 Los internautas empiezan a estar cansados de provocaciones cuentistas del régimen norcoreano. En los años sesenta y ochenta, durante la plena Guerra Fría, cada palabra de Kim Il-Sung era atentamente oído por los servicios de inteligencia de Corea del Sur, Unión Soviética, Japón, China y Estados Unidos. Cuando murió en 1994 le tocó el turno a su hijo Kim Jong-Il para decir al mundo que durante su mandato primerizo iba a bombardear Corea del Sur. Otra vez la tensión. Pero pasaron los años y en la actualidad, la provocación de Kim Jong Eun es tratado como un humor negro. Las parodias inteligentes son infinitas en Internet y creen que ellos no serán capaces de lanzar un misil nuclear y reclaman que ayude a la mayoría de los habitantes del país que sufre pobreza extrema. 

 Empecé a contar sobre la reunificación forzosa entre los familiares y amigos. Les pedí una opinión. Nada de respuestas. Sólo carcajadas infinitas. De tono burlón. Igualmente entre las redes sociales de Corea del Sur y China. Saben que eso no es posible. 
Publicar un comentario