19 dic. 2012

Detectados


 Mientras las familias enteras lo utilizan para eliminar la angustia que llevan en sus interiores y ven como sus cuerpos se deterioran a corto plazo, para otros la metanfetamina se manifiesta como un negocio inmensamente lucrativo pero con consecuencias perjudiciales que posteriormente afecta al régimen de Corea del Norte. Hace meses, en la provincia china de Liaoning, arrestaron a un hombre de mediana edad de nacionalidad norcoreana que ocupaba un cargo significativo en materia de exportación, dependiente del régimen central, por intentar introducir de forma ilegal unos cien kilogramos de dicha sustancia que su valor económico podría calcularse en 200 millones de dólares aproximadamente. 

 Las autoridades chinas cuentan que este hombre conseguía durante años anteriores a introducir drogas sintéticas con éxito para expandirlas por toda la zona noreste del país. Hasta que las denuncias anónimas de los residentes chinos hizo caer en su propia trampa de ambición. Según la declaración del arrestado, la actividad realizada durante los últimos años fue una tarea dirigida por la cúpula gobernadora del régimen. Decía que era una de las maneras de recaudar dinero para abastecer las necesidades del régimen, sin pensar en los reclamos más urgentes de la población. Y que muchos son enviados como él a realizar esta acción y en caso de ser detectados por la policía china, son condenados solamente de cinco a siete años de prisión al no ser una droga natural. 

 En las prisiones de Liaoning, es posible que se mezclen los detenidos por el delito de narcotráfico y desertores que querían huir de la inanición pero que no tuvieron la misma suerte que algunos compañeros que consiguieron estar en Corea del Sur o en terceros países. Mientras que unos habían escapado para encontrar sus dignidades y para dar de comer a sus familiares, otros ya habían arrugado desde Corea del Norte sus pundonores para cometer un acto tan lamentable como el narcotráfico. 
Enhanced by Zemanta
Publicar un comentario