14 may. 2012

El evitar ir al médico


 Al señor Lee le duele el hígado. Lo lleva arrastrando incluso antes de llegar a Corea del Sur pero el señor Lee intenta no ir demasiadas veces al hospital. Cuando no siente pinchazos evita causar molestias innecesarias al médico de cabecera. Como beneficiario del programa especial "Ayuda a los desertores", impulsada por el gobierno, el señor Lee tiene acceso a un seguro sanitario especializado en caso de padecer una enfermedad crónica pero aún así hay gastos que él mismo debe asumir. Los números no le dejan descansar y evita irse al hospital para que su deuda no siga acumulando. "Los desertores tenemos algo en común: llegamos aquí muy ilusionados que sólo nos dedicamos a trabajar sin descansar. Mientras tanto no sabemos que estamos perdiendo el mayor tesoro, nuestra propia salud. Pero, ¿que quiere que diga? intento aguantar el dolor con pastillas que me facilita el doctor". 


 Manos dadivosas se estrechan para ayudar a los norcoreanos más necesitados. Los que escaparon a Corea del Sur y que ahora se han convertido en doctores de medicina oriental dedican sus tiempos libres visitando hogares de aquellos que no pueden sufragar el inmenso gasto que pide los grandes hospitales. "Un día te das cuenta que tienes una enfermedad grave o un cáncer y tu mundo se te cae encima. Esas cosas que tanto querías hacer se va al carajo y empiezas a llorar. Sufres ansiedad y se conviertes en un pesimista más desagradable empezando a odiar a la sociedad que conseguiste pisar. Menos mal que hay gente que están dispuestas a ayudar. Son ángeles. Ellos merecen mucho más que nuestras gracias".


 El elevado coste de los hospitales hace que muchos aboguen a remedios populares o a la automedicación sin indicación alguna de un profesional. Muchos angustiosos, con el previo estrés, tardan alrededor de diez años para adaptarse por completo a la sociedad surcoreana. Mientras el gobierno está aprendiendo las lecciones de como intentar para que los norcoreanos puedan estar integrados de manera plena y así evitar la elevada tasa de suicidio (16,3% en el año 2009), muchos estudiosos de la materia pretender dar estimaciones pertinentes en caso de la reunificación. 
Publicar un comentario