21 feb. 2012

Salvar al amigo/a desconocido/a


 Parecía imposible pero sucedió. Después de años siendo testigos incómodos sin poder tomar medidas contra la acción del régimen chino por sus repatriaciones constantes de los disidentes del régimen norcoreano a la fuerza, decenas de personas han sido los primeros valientes en manifestarse delante de la embajada china en Seúl reivindicando los derechos de los desertores. Entre ellos, los mismos refugiados residentes en el país con la pancarta "Save my friend" junto con el apoyo de conocidos actores y cantantes, han gritado para que sus clamores sean, al menos, escuchadas. 

 Todo esto empezó cuando se hizo la noticia de los 24 desertores norcoreanos a punto de ser repatriado a Corea del Norte que llamó inmediatamente la atención de los ciudadanos surcoreanos. Esta noticia se expandió a través de las redes sociales, especialmente Twitter y Facebook, y muchos han manifestado su apoyo incondicional hacia sus amigos que jamás han visto en sus vidas. Cabe recordar que China firmó la adhesión a la Convención de las Naciones Unidas sobre los Refugiados en 1982, sin embargo, el acuerdo comercial fronterizo pactado con Corea del Norte en 1998 hizo desafiar de forma abierta al derecho internacional. 

 El embajador coreano en Pekín expresó su preocupación sobre la situación de los norcoreanos que diariamente son arrestados y llevados en camiones como si fuesen alimañas. Ayer, ocho personas. Hoy, diez más. Pero la buena noticia es que por primera vez, el gobierno surcoreano va a exigir explicaciones a China ante las Naciones Unidas sobre esta situación, aunque esto supondría un enfrentamiento diplomático entre ambos países. Mientras tanto, más voces se unen frente a la embajada china. 

 A través de esta página, usted puede firmar la petición de protección de los desertores norcoreanos encarcelados en China. Ya son más de 28.000 firmas. 


 Nota 1: Cada año, desde el campo de concentración de Tumen, China, son repatriados a Corea del Norte más de tres mil desertores. Muchos son detenidos en las tres ciudades principales del noroeste de China. 

 Nota 2: Son recompensados a los militares chinos que facilitan la localización de los desertores con minerales y maderas. 

 Nota 3: La posición de China sigue siendo inmutable. 
Publicar un comentario