16 oct. 2015

Los números se preocupan


 Ocurrió durante el mes de julio de 2014 cuando 29 norcoreanos, entre ellos un bebé de un año, consiguieron escapar de Corea del Norte cruzando el río Tumen. Pero la mala suerte se presentó delante de ellos que en breve tiempo fueron arrestados por la policía china en ciudades como Shandong y Yunnan. Fue entre los días 15 y 17 de aquel mes cuando fueron llevados de vuelta al territorio hermético. Desde entonces, no se supo nada de ellos. Sus reiteradas súplicas de auxilio fueron desoídas por ambas partes y sus existencias fueron olvidadas probablemente enfrentando directamente con la desaparición forzada.

 Seis meses después, en diciembre de 2014, dos niños huérfanos que habrán perdido a sus padres por inanición consiguieron escaparse y llegar hasta Laos. Pero este país de Sudeste Asiático, que tiene una relación más estrecha con Corea del Norte y China que con Corea del Sur o demás países, localizaron a estos dos jóvenes norcoreanos el día 2 de diciembre y fueron llevados de vuelta a Corea del Norte. Y esta vez también se ha oído noticias terribles sobre ellos. Fueron ejecutados por traicionar a la "patria" ya que consideraron que el simple hecho estar en Laos era poder elegir como destino final a Corea del Sur. Un hecho parecido ocurrió hace algunos años en Corea del Norte cuando siete niños norcoreanos fueron encarcelados en el campo para presos políticos número 14 una vez deportados al país.

 Por último, los números nos dan varias noticias que no son positivas. Casi el 80% de las mujeres norcoreanas que consiguen estar escondidas en China, para evitar la deportación, son sometidas a la explotación sexual y enlaces matrimoniales forzados. Además de ser las víctimas de tráfico de humanos en el noreste del país rojo. Y durante este verano, donde la península de Corea tiene el mayor índice de precipitaciones, más de 22.000 norcoreanos fueron víctimas de inundaciones en todo el país y miles de afectados por la escasez del agua potable. De cifras pequeñas a grandes...pero los números se preocupan de la existencia suya al no poder facilitar de noticias provechosas en ocasiones mayores. Especialmente en el territorio norcoreano.
Publicar un comentario