30 nov. 2013

Mentiras deleitables


 En la imagen superior se puede ver una oferta bastante interesante por parte del régimen norcoreano. Se ofrece a todos aquellos surcoreanos que quieran vivir en Corea del Norte, preferentemente a soldados o personas quienes ocupan cargos importantes en el gobierno, libertad de circular todo el país, honores que solamente dan a la élite política del régimen, educación superior gratuita si tienen hijos, viajes de estudio gratuitos por el extranjero (preferentemente a países que mantienen amistades), casas de alto standing amueblados de productos exclusivos. Además ofrecen una cantidad de dinero equivalente a 100.000 dólares como mínimo y 330.000 dólares como máximo. 

 Detrás de esta sugerencia esconde una trampa. Por ejemplo, a finales de los años 90, la cantidad de refugiados norcoreanos que llegaron a Corea del Sur fue aproximadamente unas 800 personas mientras que surcoreanos que pasaron de forma ilegal a Corea del Norte cruzando la frontera en China fueron unos mil. Según el testimonio de varios desertores que les vieron solamente unos cien viven en condiciones lamentables. La mayoría fueron enviados a campos de concentración por la orden de la autoridad central. La estrategia es engatusar a personas que han tenido problemas económicos mediante estos tipos de propaganda para luego abandonarlos haciendo esperar obstáculos imposibles. 

Otra propaganda con fotos agradables diciendo lo siguiente: Nos gustaría vivir junto a nuestro camarada Kim Jong-Il ¿Cuando será ese día? Por cierto, el hombre se parece mucho a Bae Yong Jun, uno de los actores más conocidos de Corea del Sur. 
Publicar un comentario