8 nov. 2012

Intercambio de barcos y suertes opuestas

Imagen: Puerto de Gunsan

 Nueve personas. Seis norcoreanos y tres inmigrantes chinos. Dos familias. Uno de ellos, cantante en la Orquesta de la Alegría en Pyongyang. Varios menores. Fue aquel día 21 a las once y media de la noche desde el puerto de Daren (China) donde cogieron el barco y se dirigieron hacia el sur. No había luz pero confiaban que el destino les seguía llevando hacia la próxima parada. Tenían que permanecer despiertos durante aquellos interminables horas hasta que han podido llegar en el punto intermedio del Mar Amarillo. Podían estar tranquilos. Nadie les vigilaba. 

 La espera mereció la pena y pudieron coger un barco pesquero marcado con una pequeña bandera surcoreana en el frente. Aun les quedaba un largo camino. Habrían dicho: "Estamos salvados, estamos salvados". Durante el día solo veían el agua y el cielo nublado y por las noches, astros observadores que proporcionaba ventura a nuestros valientes que escapaban desde China. El calor corporal iba desapareciendo de sus cuerpos. Temblaban pero estaban preparados para afrontar sus objetivos marcados antes de subir al barco. 

 Día 24 a las seis y medio de la tarde, llegaron al puerto de Gunsan (Corea del Sur). Mientras los seis norcoreanos fueron trasladados inmediatamente a la capital para poder estar sometido a diversas pruebas, los tres inmigrantes chinos (entre ellos una niña de cinco años) fueron retenidos en la comisaría de aquella pequeña ciudad. El viaje era un plan apoyada por diversas organizaciones religiosas cristianas para rescatar a los desertores norcoreanos en China. Cada día, es frecuente poder ver nuevas formas de escapar de ambos países y llegar a Corea del Sur. 

 Un tiempo después, los norcoreanos han podido encontrar la sonrisa y el apetito. Están sanos y han podido comer. Los inmigrantes chinos no han podido tener la misma suerte. Se les han notificado una orden de expulsión y serán devueltos a sus lugares de origen en pocos días. 
Enhanced by Zemanta
Publicar un comentario