3 ene. 2012

Decretos a favor de la protección (Parte 1: El origen)


 El preocupante incremento de la grave violación de los derechos humanos en Corea del Norte ha hecho que diferentes países y organizaciones independientes dieran las primeras señales de alarma para proteger urgentemente a los exiliados norcoreanos expandidos por distintas zonas del mundo. El magnífico pero costoso trabajo de los "luchadores" ha hecho que los gobiernos como Estados Unidos, Canadá, Japón o la Unión Europea tuvieran en cuenta en sus agendas el establecimiento de una ley representativa y específica para los que solicitan el asilo en dichos países. Son considerados para muchos, un paso muy importante para taponar viejas heridas del pasado tormentoso. 

 Además del interés de los gobiernos y de las organizaciones, hay que mencionar el gigantesco esfuerzo de personas de todos aquellos que sabe la realidad no muy bien orientada por los medios de comunicación. Señoras discutiendo en una cafetería sobre las hambrunas que azotaron Corea del Norte, pequeñas asociaciones que ayudan a los recién llegados y que intentan comprender sus situaciones. Toda pequeña acción engrandeció poco a poco el interés de varios países y gracias a ellos, pudieron ver una oportunidad grandiosa. Durante estos días, en este blog, se hablará cuales han sido los pasos fundamentales para garantizar la protección de los refugiados norcoreanos y en que países se está desarrollando mayormente este movimiento astuto. 
Publicar un comentario