7 ene. 2015

Los malos comportamientos


 Parece que los escándalos más sonados de la élite política norcoreana no salen siempre en la capital del país. Esta vez ha sido en la zona de Kyung-song, situado en la provincia norte de Hamkyung, donde las mujeres de los militares de altos cargos han tenido roces con las drogas y la prostitución en áreas residenciales con aguas termales de alta calidad. El alboroto de estas señoras, que ocurrió en septiembre de año pasado, fue de tal magnitud que los servicios secretos de Corea del Norte tuvieron que intervenir inmediatamente para que este tipo de noticia no expandiera entre los habitantes a través de "boca a boca".

 Si nos adentramos más en el asunto, no fueron ellas quienes empezaron primero sino los masajistas de aquella zona residencial de nombre Kim Jong-Suk (considerada como la Gran Madre por los norcoreanos) que empezaron a ofrecer drogas sintéticas y dispuestos a vender sus cuerpos a estas mujeres con cierta influencia. Ellas aceptaron esa propuesta y aquellos trabajadores tuvieron beneficios considerables recibiendo billetes en grandes cantidades con sus visitas frecuentes. La investigación por parte del régimen fue realizada a cabo de unos meses escasos, de septiembre a octubre de 2014 aunque muchos aseguran que esto es solamente la punta de iceberg y que aún hay muchas cosas que saldrían en breve a la luz.

 Esta noticia hizo que las sospechas entre las familias de la élite política del país acaben en rupturas a nivel personal. Pero también dejó otras consecuencias no tan buenas para los responsables de ese centro de aguas termales. Los supervisores y los mismos trabajadores que ofrecieron esos servicios fueron condenados a trabajos forzosos en un periodo de diez años y los miembros locales del Partido de los Trabajadores fueron obligados a abandonar el partido de manera inmediata. Aunque, desde mi punto de vista, esto no hace más que reflejar el descontento de los norcoreanos que busca vías alternativas y drásticas como estas. Y estos escándalos sonarán en el futuro en otras partes del territorio norcoreano. 
Publicar un comentario