14 ene. 2015

La ilusión engrandecida


 Imaginar que uno desde que nace tiene que ser inculcado con que su país es la nación más poderosa que existe en el mundo...es una realidad que observó una profesora estadounidense que estuvo en Pyongyang durante un tiempo cuando estaba impartiendo clases de inglés a sus alumnos norcoreanos que formaban parte de la élite política del país. Ella tenía solamente la función de enseñar un idioma para que esos jóvenes, que posiblemente serán futuros diplomáticos, que utilizarán esa herramienta lingüística para luego estar en contra del país de origen de la docente. Quiero denominara a ellos como los niños del mundo de la ilusión engrandecida.

 Según el testimonio de esta profesora, ellos creen que con el resultado de la "ilusión engrandecida" todos los habitantes de la tierra aprenden desde la infancia el coreano. Son hijos de hombres poderosos norcoreanos que no han podido conocer más allá de la capital de su país y cuales son las reales vivencias de sus camaradas y militares. Tampoco no han tenido la ocasión de residir en el extranjero una temporada, algo que sí hizo Kim Jong-eun en Suiza y que ya habría captado aquella realidad de que en Europa no se habla oficialmente el coreano, pero una vez que lo hagan a medio plazo se llevarían una impresión realmente impactante.

 ¿Se les mezclará decepción hacia su sistema que le indujo a la falacia o un efecto contrario tachando a los que no "hablan" el coreano de ignorantes? Las dos cosas pueden pasar. Otra cosa que la profesora pudo observar es que los niños de la ilusión engrandecida están abrumados por el uso de Intranet y creen que fue su líder quien lo ha inventado. Lo que su líder no cuenta es que es la herramienta perfecta para vigilar quienes intentan establecer contacto con el extranjero a través de los correos electrónicos. Aquellos niños creen que ver dibujos animados norcoreanos viendo como ganan las batallas diarias contra los americanos o leer los periódicos Rodong son las formas más adecuadas para alcanzar la perfección. Y toda esta estrategia del régimen norcoreano les ha funcionado durante décadas. 
Publicar un comentario