31 mar. 2014

La aprobación

Sede de las Naciones Unidas en Ginebra, Suiza

 El día 28 de este mes, se aprobó en el Consejo de Derechos Humanos de Naciones Unidas una resolución para que dicho organismo pueda imponer sanciones y hacer posible un juicio penal contra los máximos responsables del régimen norcoreano mediante la Corte Penal Internacional por las graves violaciones de derechos humanos que sucedió durante décadas anteriores en el país, según las investigaciones liderado por el relator correspondiente Marzuki Darussman. Antes de la aprobación, se realizó la votación en Ginebra obteniendo un sí de treinta países, entre ellos Corea del Sur, Estados Unidos, Reino Unido o Japón. Los que dijeron un no, obviamente, fueron países (seis) que algunos ideológicamente concuerdan con el régimen como Cuba, Venezuela, China, Rusia, Vietnam y Pakistán. La abstención también era una opción muy visible en este caso contando con países como Indonesia, India, Kenia, Algeria, Sudáfrica o Arabia Saudí.

 La respuesta norcoreana no tardó en llegar. Cada punto de las investigaciones hechas por la Comisión les parece una mendacidad y que se opone a aceptar dicha resolución. Además han añadido las debilidades relacionadas con los derechos humanos de países que han votado a favor como la de Estados Unidos con la invasión a Irak o Afganistán o el tema de Guantánamo. Japón también se ha librado de las críticas mencionando sobre la cuestión de las esclavas sexuales provenientes de Corea durante la Segunda Guerra Mundial o sobre el creciente racismo sobre los extranjeros en el viejo continente. Y que ellos continuarán con la defensa de su particular socialismo para garantizar la "estabilidad" en la zona.

 La estrategia del régimen norcoreano para esquivar sus flojedades siempre se ha destacado cuando se discutía sobre ellos. En 2009 cuando se hizo el Examen Periódico Universal, Corea del Norte utilizó la misma maniobra para librarse de las críticas atacando a países como Corea del Sur, Estados Unidos o Japón. Para ser objetivo, sería yo la primera persona en denunciar cada una de las irregularidades que ocurre en todos los países que existen en la actualidad ya que la historia nos ha enseñado con los años que una sociedad perfecta jamás ha existido y que no existiría en el futuro. Pensando solamente en todas las víctimas cuyo dolor será difícil ocultarla, el régimen norcoreano tendría que ser capaz de reflexionar sobre sus acciones pero desgraciadamente eso no sucederá hasta el final de su existencia. 
Publicar un comentario