28 jul. 2013

El siguiente paso


 Adquirir y tener en nuestras manos unas tabletas se ha convertido algo tan corriente desde hace un par de años que la fabricación de estos aparatos electrónicos se está popularizando en un lugar como Corea del Norte aunque sea solamente en la capital del país. Aunque la parte tangible de los tablets se está fabricando en las zonas industriales de Pyongyang, el sistema operativo es un Android (Google). Pero el régimen está promoviendo incansablemente que ellos también son capaces de producir aparatos electrónicos modernos sin aclarar la calidad que tiene en ella. Muchos preguntarían porque presumen tanto de sus tablets hecho en Corea del Norte si su software es de origen estadounidense, el país que siente hostilidad y que educan a los niños a llegar a odiar a Estados Unidos. Posiblemente, ellos no responderían a esa pregunta.

 Aunque las funciones de estos tablets se han elaborado a medida de explorar las funciones básicas como la lectura de libros, juegos previamente aprobados por el régimen, vocabulario de distintas idiomas y seguramente, un reproductor de música. El nombre del aparato es "Achim" (mañana en coreano) y pesa 300 gramos. Como era esperar, no existe una conexión al Internet por vía inalámbrica ya que su instauración supondría una revolución en todo el territorio a nivel digital y posteriormente a nivel social. El régimen teme lo último principalmente. La introducción de estos aparatos ha sido enorme y quizá esto sea un gran paso para observar un gran cambio en el país ya que sigo manteniendo la hipótesis de que los protagonistas absolutos del cambio en Corea del Norte sean los mismos norcoreanos.

 Nota: El siguiente vídeo es una filmación promocional del tablet norcoreano mostrando detalladamente cuál había sido su proceso de fabricación y exposición al público. 


Publicar un comentario