27 feb. 2014

Los primeros efectos


 Era increíble como en todos los medios internacionales salió la noticia del informe final de las Naciones Unidas, dividido en nueve partes, relacionado con las violaciones masivas de derechos humanos en Corea del Norte. Durante un año, se entrevistó a más de 320 refugiados norcoreanos poniendo en evidencia la atroz imagen del régimen norcoreano en la comunidad internacional. La respuesta por parte de ellos no tardó en salir. Han tachado del informe como una "falacia" contra su sociedad socialista perfecta y que la existencia de los campos de concentración divididos a lo largo de su territorio es una invención (a pesar de tener pruebas claras a través de las fotografías tomadas por vía satélite). 

 El informe pide que la justicia internacional actúe lo más eficaz posible persiguiendo a los responsables. Entre ellos, el mismísimo líder norcoreano Kim Jong-eun. Sin duda, este anuncio significativo está siendo un quebradero de cabeza para la élite política de Corea del Norte. De forma unánime, casi todos los periódicos han dicho al unísono que deben parar inmediatamente las torturas que con el tiempo, desafortunadamente, se ha convertido en una práctica tan habitual en el país. Gracias a 42 organizaciones de derechos humanos, entre ellos Amnistía Internacional, Human Rights Watch o FIDH, el informe ha podido salir a la luz después de años de trabajo colectivo. 

 Unos días después de la salida del informe, la noticia sorpresa. Botswana anunció que parará de forma inmediata cualquier tipo de relación diplomática con Corea del Norte explicando que apoya al pueblo norcoreano que padece síntomas de agotamiento y que condena firmemente a los dirigentes del país por los abusos de derechos fundamentales. Ambos países habían firmado en diciembre de 1974 su primer pacto de amistad. Pero parece que cuarenta años después, cada uno deberá tomar caminos diferentes. Enhorabuena por el país africano por la iniciativa. Ahora quedará por observar cual será el siguiente país en coger el relevo. 

Nota: El informe de las Naciones Unidas respecto a la situación de derechos humanos en Corea del Norte está en este enlace. Son 372 páginas y está en inglés aunque existen también algunos documentos en español: 
Publicar un comentario