5 feb. 2015

Amenazar al enemigo ayudador


 Obama había dicho estos días la posibilidad de un colapso en Corea del Norte a corto plazo ante los periodistas que habitualmente andan por la Casa Blanca. Y esa declaración, lógicamente ha enfurecido al régimen norcoreano diciendo que ya no hay nada que hablar o negociar con el gobierno estadounidense en el futuro. Según ellos, lo que acaban de decir es el "último aviso" y que la tensión diplomática aumentará aún más de lo actual. Viendo así, estamos viendo por enésima vez a la élite política de Corea del Norte precipitándose en su uso de lenguaje sin que haya dentro de algunos meses un lanzamiento de algún proyectil en la atmósfera de Asia Oriental. Muchos dirán: "Otra vez el mismo discurso".

 No es que yo defienda a Estados Unidos ya que es un país que también tiene en su historial graves violaciones de derechos humanos. Pero en este caso debo decir que Corea del Norte, a la hora de negociación de alto nivel, siempre ha querido estar de frente solamente con Estados Unidos. ¿Qué quiere decir esto? Que para el régimen los demás países tienen menos importancia a la hora de concertar conversaciones varias. Que ellos quieren hablar con la nación actual más poderosa del mundo y de paso, pedir ayuda económica a su peor enemigo. Eso sí, siempre en secreto. Es una estrategia que ellos mismos lo han inventado. Amenazar a Estados Unidos ante los medios nacionales e internacionales y pedir ayuda humanitaria para alimentar a los necesitados. Y todo esto empezó desde los años noventa. Justo después de la muerte de Kim Il-Sung.

 Pero los habitantes norcoreanos desconocen del tema. Y los refugiados que llegan a terceros países descubren esa verdad una vez que se establecen en lugares nuevos. Amenazar a su mayor enemigo "ayudador". Es el resultado un estado paranoico como Corea del Norte pero que tristemente dicha estrategia les ha funcionado durante estas dos últimas décadas con el fin de llamar la atención de la comunidad internacional. Esto ocurrió hace pocos días. Dentro de poco, la gente olvidará de esta noticia hasta que dentro de algunos meses o años usen ellos la misma táctica. Y así sucesivamente. 
Publicar un comentario